A+ A A-

  • Categoría: Telecristal
  • Visto: 233

16 DE ABRIL DE 2016, ANIVERSARIO 30 DE TELECRISTAL

Un alto en la historia de un telecentro que ha marcado pautas en la televisión cubana.

Conviene advertir que para muchos el espíritu de la televisión en Holguín cobró cuerpo en la década de los 70 con la creación de la Escuela de Capacitación del Instituto Cubano de Radiodifusión en la ciudad y, con ella, la voluntad definitiva de erigir un estudio de televisión en el territorio. Entre 4 y 5 años de labores constructivas marcó la diferencia de lograr la obra civil holguinera, proyecto concebido, animado y ejecutado en gran medida, por sus futuros trabajadores. Ellos, antes que directores de programas, locutores, periodistas, operadores de video, attrezzistas o camarógrafos, fueron auténticos albañiles. Esta circunstancia reforzó la tesis de que coincidiera la inauguración del estudio de televisión un 5 de diciembre con la celebración del Día del Constructor Cubano.

 

Con marcada admiración los televidentes descubrieron aquel 5 de diciembre en pantalla la imagen jubilosa de lo nuevo en una programación que la prensa local no vacilaría de calificar de exitosa. Espacios musicales, juveniles y dramáticos constituyeron hilos de una trama en la que el pueblo holguinero advertiría su identidad, su obra, su propia imagen. Pero la estación de Holguín no estaba preparada para mantener en el aire una programación con carácter regular. Se hizo necesario trabajar intensamente aproximadamente dos años, apoyados en especialistas de Santiago de Cuba y La Habana, antes de que se produjera el inicio de emisiones habituales.

El 30 de septiembre de 1978 comienza la vida activa del telecentro con una programación discretamente diseñada sobre la base de las posibilidades humanas y tecnológicas existentes, a través de la señal del canal 5: Tele Rebelde. Es a partir de ese entonces que se define la responsabilidad a los realizadores  y  técnicos  holguineros  de  la  época  de  mantener  en  el  aire  una  programación  televisiva  regular. Apenas 1 año después, en 1979, la provincia es declarada sede del acto nacional por el 26 de julio. Las obligaciones que concernían al joven
colectivo del telecentro, en el contexto de las actividades centrales por la efeméride, vinieron a convertirse en su más riguroso bautismo. En 1980 la programación amplió sus proyecciones formales y temáticas con el fortalecimiento del trabajo informativo, que descansaba en un reducido cuerpo de reporteros y camarógrafos cinematográficos. Ellos asumieron durante largos meses la responsabilidad de desarrollar una fatigosa gestión reporteril y preparar despachos noticiosos que se transmitieron 2 ó 3 veces por semana a través del Noticiero Televisión Oriental,
de Santiago de Cuba.

Como consecuencia de algunos reajustes en el sistema de la televisión cubana, el telecentro holguinero crea la redacción central informativa, con una estructura más sólida y de mayor alcance, entre cuyas funciones sobresalen las de transmitir para toda la nación los reportes periodísticos con las actualidades noticiosas de Holguín y Las Tunas. A partir del 25 de marzo de 1982, las emisiones diarias del Noticiero Nacional de Televisión abren un pequeño espacio en pantalla con la imagen de las locutoras holguineras encargadas de ofrecer las principales informaciones del territorio. El 2 de octubre del mismo año, precedida por un intenso trabajo de montaje, ajustes y pruebas preliminares para las emisiones de alcance local, sale al aire la Revista Informativa Holguín de 5 a 6, espacio que adopta como premisa el reflejo de la vida de los hombres y mujeres de esta parte del país.

A comienzo de los años 80 un perceptible despegue tecnológico coloca al telecentro en condiciones favorables para una programación más amplia y de superior calidad. El montaje de sala de control máster, del tele cine, de nuevos y modernos cubículos para la edición y transmisión de video tape, así como la entrada de un equipo de control remoto y la introducción del equipamiento para emisiones en colores, constituyeron expresiones de signo positivo para la consolidación y perfeccionamiento de la programación a lo que se sumó la entrada de varias cámaras portátiles de video tape, elementos que no solamente constituyeron una auténtica evolución del periodismo televisivo, sino que se convirtió en un punto de apoyo
para un salto hacia nuevas concepciones en la realización de programas.

En 1984 la instalación de nuevos transmisores en la zona de El Ramón y el Cerro de Miraflores, permitió disipar amplias zonas de sombra de importantes localidades de la provincia a las que no llegaba señal alguna de televisión. En una de ellas (Moa), en un acto sin precedentes en la historia de la televisión cubana, se produjeron por espacio de 24 días transmisiones exclusivas para la población de la zona minera desde un estudio improvisado en las propias instalaciones de la emisora La Voz del Níquel.

El 16 de abril de 1986, con la creación en el país de la red de telecentros (centrales regionales de televisión), sale al aire por primera vez la señal holguinera identificada con el nombre de Tele Cristal, canal que en los tiempos actuales forma parte del sistema de la televisión holguinera, conformado por dos telecentros comunitarios: Gibara Visión y Moa TV y la transmisión de Holguín TV para la ciudad de Holguín todos los fines de semana por el canal 63, entre las 7 y las 8 de la noche. Desde la óptica internacional telecristal hace oficial su presencia en la red de redes el 14 de marzo del 2001 con su sitio web www.aldia.cu, el que cuenta con un importante número de seguidores.

Escribir un comentario

ULTIMAS INFORMACIONES PUBLICADAS en TELE CRISTAL

PROGRAMACION SEMANAL DE TELE CRISTAL

Super User 11:41PM 09 Mayo 2016