A+ A A-

  • Categoría: Salud
  • Visto: 206

Congreso Internacional de Neurodesarrollo dejó variadas experiencias

Un repaso a los logros del Programa de Implante Coclear en Cuba durante los últimos 20 años distinguió la tercera sesión del II Congreso Internacional de Neurodesarrollo y Atención Temprana (CINAT) 2018, que concluyó en Varadero, Matanzas.

En el hotel Memories Varadero transcurrió la jornada de clausura del evento que comenzó el día 15 último y contó con la participación de representantes de México, Costa Rica, Panamá, Argentina, Brasil, Estados Unidos, España, Canadá, Colombia, Uruguay y Cuba.

William Pulido González, especialista en otorrinolaringología, declaró a la ACN que en la Isla suman más de 500 los pacientes infantiles favorecidos con implantes cocleares desde el inicio de dicho Programa, con una notable mejoría en su calidad de vida e integración social.

La bibliografía especializada define al implante coclear como un dispositivo de alta tecnología para restablecer la audición de personas con sordera causada por una hipoacusia severa o profunda, que no logran mejoría mediante prótesis programables.

Solo son implantados quienes sufren pérdida auditiva severa profunda, el índice de dicho padecimiento en Cuba se sitúa en alrededor de cinco por cada mil niños, detalló Pulido González, también médico asistente del Centro Auditivo Provincial de Matanzas.

En el mundo todo el proceso para obtener un implante coclear cuesta entre 60 mil y 65 mil dólares, incluido el propio dispositivo, la cirugía y la rehabilitación, no obstante, en nuestro país se ofrece gratuitamente a quien lo necesite, enfatizó el doctor.

Existe en el territorio de Matanzas un programa de pesquisaje de pérdida auditiva que se realiza en el hospital materno provincial a todo niño en las primeras 24 a 72 horas de nacido, consiste en una prueba de emisiones otoacústicas, es el primer paso para detectar trastornos auditivos, comentó William.

El diagnóstico precoz es fundamental, mientras más temprano se intervengan los niños desde el punto de vista del tratamiento y la rehabilitación, los resultados serán más alentadores, y el individuo podrá insertarse mejor en la sociedad, aseveró Pulido González.

Un simposio de genética y neurodesarrollo también formó parte de la jornada final de CINAT 2018, evento de carácter bienal auspiciado por el servicio de neurodesarrollo de la occidental ciudad de Cárdenas.    

Escribir un comentario