A+ A A-

  • Categoría: Holguín
  • Visto: 205

Fábrica de tubos de Holguín y su aporte a programas hidráulicos del oriente cubano

El sistema hidráulico en la provincia de Holguín cuenta entre sus potencialidades con una de las tres fábricas de tubos existentes en el país como eslabón esencial en apoyo a los programas de desarrollo agropecuario, la construcción, el turismo y de beneficio a los sistemas de abastecimiento de agua a la población.
 
Fundada hace 14 años, la entidad, conocida por HOLPLAST, muestra estabilidad en sus diferentes áreas, tanto en los niveles de producción como de ingresos económicos por la oferta de sus bienes y servicios en lo que va del 2020, una etapa marcada por los efectos de la COVID-19, además del impacto que ocasiona el bloqueo  económico, comercial y financiero impuesto a Cuba hace casi seis décadas por los Estados  Unidos.
 
Desde enero a la fecha, el colectivo ha creado valores en su gestión fabril por cerca de 19 millones de pesos, indicador que lo sitúa, precisó Gerardo Capó Neyra, tecnólogo de proceso industrial de la fábrica, en condiciones de sobrepasar el plan del 2020, que acumula a la vez cerca del 90 por ciento de la entrega de tubos y sistemas de conexiones previsto para la etapa destinados a obras hidráulicas del oriente de cubano y de apoyo a otros territorios del país.
 
Diseñada para cubrir especialmente las demandas de ese vital medio de diferentes magnitudes para obras como el trasvase Este-oeste  en fase de construcción desde territorios del municipio de Mayarí, el centro trasciende por la calidad de los productos terminados y su entrega en tiempo a las entidades inversionistas de proyectos hidráulicas comprometidos con programas constrictivos de diferentes sectores de la economía y los servicios.
 
En esos casos se encuentran entre otros, los proyectos de desarrollo de nuevas instalaciones en ramas del turismo, la salud, la vivienda, los viales y sistemas de regadíos en áreas de los cultivos varios y la agricultura cañera, además del abasto de agua al sector poblacional con énfasis especial actualmente en las redes distribuidoras del precio líquido de los municipios de Antilla y de Moa.
 
La industria holguinera, subrayó Capó, también extiende sus producciones, tanto de tubos como conexiones de redes hidráulicas hacia otros territorios del país, fundamentalmente  en Pinar del Río y al proyecto Agua de La Habana, asi como al gasoducto Martí, en Matanzas,  proyecto de frutales en Ciego de Avila y en Granma, conductora de agua de Río Cauto desde Guamo hasta Carbonera.
   
En el caso de Holguín, argumentó el especialista, se priorizan además de las redes de distribución de agua de Antilla y Moa, las obras del trasvase, instalaciones turística de Yuraguanal en el balneario Guardalavaca, la ampliación de la carretera de más de 15 kilómetros que une al aeropuerto internacional Frank País con la capital provincial y en inversiones priorizadas de sistemas de regadíos en diferentes polos agrícolas-cañeros.
   
El Instituto de Recursos Hidráulicos de Cuba dispone nacionalmente, además de la fábrica holguinera con otras dos instalaciones destinadas a la producción de tubo ubicadas Ciego de Avila y  La Habana, las cuales extienden entre si diversos proyectos de encadenamiento productivo como parte de las medidas de fortalecimiento de la economía nacional, argumentó Capó Neyra.