A+ A A-

  • Categoría: Holguín
  • Visto: 161

Aniversario 25 del Club de Vinicultores Bayado

El surgimiento del Club de Vinicultores Bayado en Holguín tiene sus orígenes en el año 1994, aunque la producción artesanal del vino es una tradición holguinera, heredada de nuestros antepasados españoles y aborígenes.

La creación de un grupo que de forma organizada proyectara propósitos afines aparece cuando la más experimentada productora de vino, Raquel López Durañona es invitada por los vinicultores de la provincia de Las Villas a un evento donde expuso su experiencia y fue multipremiada.

Los colegas de la provincia central, decanos en Cuba de estas prácticas socioculturales le sugieren la idea de crear un Club con los productores de vinos artesanales del momento en esta región nororiental.

La Casa de la Cultura municipal Manuel Dositeo Aguilera respaldó el proyecto y crearon el Club de Vinicultores Bayado.
Con el surgimiento de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana hace 25 años y su celebración cada octubre, el grupo se inserta en este acontecimiento histórico-cultural que hoy alcanza una connotación nacional e internacional.

Desde entonces la participación del vino artesanal holguinero en las más importantes celebraciones provinciales y locales es significativa por la voluntad de sus integrantes, la calidad y presentación del producto.

Hoy están presentes en establecimientos de relevancia comercial como La Plaza de la Marqueta; en instalaciones culturales como las sedes de la Unión de Escritores y Artista, UNEAC y de la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC. También en fiestas populares como las Noches Holguineras.

El vigésimo quinto aniversario del Club de vinicultores Bayado a celebrarse en diciembre venidero fue reconocido por su aporte a la cultura local durante la edición número 25 de la Fiesta de la Cultura Iberoamericana que con tanto éxito se celebró en el recién finalizado octubre.

Los integrantes de esta institución sociocultural de la provincia concibieron un variado programa para la ocasión. Un momento especial lo constituyó El Décimo Festival Iberoamericano del Vino que inició con una exposición en el Museo Provincial de Historia La Periquera, devenido Centro Ibérico, cuya inauguración oficial incluyo brindis con vino de uva y expoventa.

La cata para seleccionar las mejores muestras del concurso la realizaron como cada año en el Salón 1720, una edificación colonial de rica historia. Es tradición la cata popular con la participación del público asistente.

Cerró el programa del Club en la Fiesta de la Cultura Iberoamericana el brindis por el encuentro entre las dos culturas que se realiza en Bariay cada 28 de octubre, día y lugar por donde Cristóbal Colón tocó suelo cubano por primera vez. Allí los organizadores y los integrantes del Club ofrecieron vino de uva, representando la cultura europea de donde proviene la tradición y casabe para representar la cultura aborigen.

Asimismo los vinicultores holguineros participan en diversos concursos provinciales, territoriales y nacionales donde son ganadores de premios.

Por las diversas investigaciones que realizan acerca de las bondades terapéuticas del vino y su uso moderado en beneficio de la salud humana, sus integrantes han participado en congresos convocados por la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín y el Centro Provincial de Medicina Natural y Tradicional.

Otros importantes certámenes donde está la presencia del Club Bayado son Expociencia que tiene lugar aquí, Expocuba en la capital del país y en los Foros provinciales de Ciencia y Técnica. Cada año reciben el reconocimiento del jurado por los aportes en la divulgación y la práctica del consumo saludable del vino.

Y como buenos cubanos los integrantes están afiliados a la Sociedad Cultural José Martí donde exponen su labor social y divulgan en sus tertulias los preceptos martianos.

A todo lo anterior se une la participación en un bonito acontecimiento, la semana de la cultura holguinera cada enero con el brindis por la Ciudad. Aquí ofrecen vino de Marañón, el que representa a esta urbe, la cual está delimitada por los ríos el Jigüe y el Marañón.

Ahora, conciben un amplio programa para la celebración de los 300 años de la fundación del poblado de Holguín que aconteció el 4 de abril de 1720. Es meritorio reconocer el compromiso cultural, histórico e investigativo de estos productores de vinos artesanales que se agrupan en el Club Bayado, nombre antiguo de una singular colina de la ciudad, conocida hoy como Loma de la Cruz, símbolo de la querida Ciudad de los Parques.

Escribir un comentario