A+ A A-

Educación

  • Escrito por Lisannia Hidalgo Tamayo
  • Categoría: Educación
  • Visto: 299

Todo listo para las pruebas de ingreso a la Educación Superior

Obtener una carrera universitaria es la máxima aspiración de los cerca de tres mil estudiantes que este año se presentarán a las pruebas de ingreso a la Educación Superior en la provincia de Holguín.

Pero para cumplir este sueño, es vital la preparación que reciban los bachilleres, en aras de perfeccionar las habilidades, y conocimientos adquiridos durante los cursos anteriores y que son necesarios para enfrentar un examen de tal magnitud.
 
En esta ciudad, por ejemplo, el Instituto Preuniversitario Urbano (IPU) Jesús Menéndez, con una matrícula general de 195 estudiantes del duodécimo grado, ha desplegado una sólida estrategia con el objetivo de que todos los aspirantes obtengan notas exitosas a partir del tres de mayo próximo.

Al decir de la directora en funciones de la institución educativa Yamila González Mulet, primero “hacemos un diagnóstico a los estudiantes en función de la Atención a Diferencias Individuales (ADI), luego para darle seguimiento se aplican comprobaciones sobre las diferentes materias para evaluar el desarrollo cognitivo que alcanzan los alumnos”.

Alrededor de 160 estudiantes hoy se preparan en las aulas de esta escuela, que cuenta además, con un claustro de profesores, reconocido por sus excelentes resultados en el presente curso lectivo:

Según nos comenta Maritza Silva, seleccionada como la mejor profesora del IPU en el curso actual, “estamos trabajando con el Cuaderno de preparación para las pruebas de ingreso, que incluye los exámenes de años anteriores y que por lo tanto, permite contestar muchas preguntas relacionadas con los bloques evaluativos como la comprensión, léxico y ortografía, gramática y redacción”.

Consguir alguna de las más de 2 mil 700 carreras de Ciencias técnicas, naturales, sociales, de la salud, agropecuarias, económicas, pedagógicas, así como técnicos superiores, es la máxima que acompaña a estos jóvenes, que casi se despiden de su traje azul, no dudan en llegar puntual a su aula y acatar con sabiduría los consejos de sus profesores.

Emocionados y contagiados por el nerviosismo POR las horas que restan, en conversación con varios de los alumnos, explicaban: “nos han preparado a partir de las pruebas estatales, y teniendo en cuenta los temas que nos muestran en las teleclases”.
 
En tanto, otros argumentan que “a parte de la preparación ofrecida por la escuela con vista a este tipo de pruebas, la participación en los concursos nacional y provincial de Español, también contribuye al entrenamiento, pues constituye una buena base”.

Cada día estos bachilleres llegan a la casa que les abrió sus puertas desde el 2016. La disciplina y sistematicidad forman parte indispensable de su rutina, aunque igualmente, requieren de su familia, su compañía, apoyo y respaldo, en este paso, que es garante de su futuro.