A+ A A-

Deporte

  • Escrito por Ernesto Vera González
  • Categoría: Deportes
  • Visto: 13

Mi Escuela Campeona, del proyecto a la realidad

La escuela tiene que rescatar su papel como eslabón primario en la práctica sistemeática del deporte y en la detección de talentos para el Alto Rendimiento. Ese diseño que formó parte desde un incio del proyecto ideado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, fue defendido en cada una de las provincias por el presidente del INDER Osvaldo
Vento Montiller, durante un recorrido de trabajo a lo largo de todo el país.

El reciente convenio INDER-MINED potencia esa estrategia pero de ninguna manera puede convertirse en un documento teórico que sea utilizado únicamente en visitas gubernamentales o instancias relacionadas con esos organismos rectores.

En cada centro escolar está el recurso humano necesario (niños y profesores) para poner en marcha nuevamente todo un movimiento que desde el inicio mismo de la Revolución se encargaba no solo de detectar talentos, sino de potenciar la Educación Física como una herramienta primordial en la formación integral de los estudiantes. Es cierto que en materia de recursos deportivos la situación es más compleja que en aquellos años, pero para contrarrestar eso la mayor forteleza radica en la preparación de los profesores, la mayoría de ellos Licenciados y Másters.

La masividad fue desde un inicio el embrión de los altos resultados de Cuba en el deporte internacional. Un día como por arte de magia desaparecieron los planes de la calle , los Juegos Intramurales, los festivales deportivos, Mi Escuela Campeona y otras iniciativas que en primer lugar potenciaban la identidad de los centros esudiantiles, propiciaban recreación sana y salían a flote centenares de talentos que eran inmediatamente absorbidos por EIDES y Academias de todas las provincias.Hoy, lamentablemente la realidad no es la misma, estamos más huérfanos de iniciativas y compromiso que de los propios recursos, que en realidad andan bien limitados.

Por otra parte el área de Educación Física dejó de ser un aula más de la escuela, sus turnos de clases eran utilizados no pocas veces para repasar matemática, español o cualquier otra asignatura. El profe perdió espacio y lugar.

El convenio INDER-MINED no puede verse como un descubrimiento en período especial, sino como el rescate de una idea que floreció desde el comienzo mismo de la Revolución. Centenares de Maestrías e investigaciones de Postgrado profundizan en el tema, pero la mayoría de permanecen engabetadas y lejos de una cancha o de un pequeño terrenito aledaño a un confortable Centro Escolar citadino o en las más humildes de nuestras escuelitas.

Rescatar las competencias entre aulas o entre escuelas no puede descansar únicamente en una intención política, tiene que traducirse en todo un movimiento renovador donde cada cual lo adapte a las condiciones de su radio de acción.

Los principales responsables de esta tarea son el director de la escuela y el Jefe de cátedra de Educación Física o en su lugar el profesor en aquellos centros de poca matrícula.

Todo tiene que partir desde la dirección de cada escuela y que el INDER sea en asesor técnico. Multiplicar la divulgación en murales, redes sociales y emsioras radiales más cercanas. La hiper actividad de los niños y el protagonismo de los jóvenes tienen que ser motores impulsores de cada actividad.

Deportes como el Béisbol, Voleibol, Baloncesto, Fútbol y Atletismo bien pueden ser utilizados para darle cuerpo a este inaplazable movimiento que se proyecta para todo el país. Eso también es hacer Revolución .