A+ A A-

Cultura

  • Escrito por Josué Martínez Sánchez
  • Categoría: Cultura
  • Visto: 62

Animados para todas las edades

Una muestra del trabajo artístico realizado durante la década de existencia de Anima, los Estudios de Animación del ICAIC (Instituto del Arte e Industrias Cinematográficas) en Holguín, se encuentra expuesta en la sede de la Asociación de Jóvenes Artistas y Promotores Culturales Hermanos Saíz, ubicada en el Complejo Cultural Plaza de la Marqueta.

En la misma pueden verse gigantografías, story boards, layout de fondos, entre otros, donde se pueden apreciar los distintos procesos de produccion de piezas tan populares como Abdala - basado en una obra de teatro del héroe nacional cubano, José Martí-, o del Camarón encantado, una corto muy popular entre los infantes de la Mayor de las Antillas. Pueden verse también momentos de la creación de video clips y sptos publicitarios - la mayoría requeridos por campanas de bien público.

Sobre Abdala, Adrián López Morín, director de Anima, explicó: Hablando de la terminación de una película. De la combinación de arte, cultura e ideología, el filme más completo que tenemos es El camarón encantado. Precisamente, porque es una obra de Martí y por el tratamiento que se le dio. Convertimos a nuestro Faustino Oramas, el Guayabero, en el Camarón, hablando en doble sentido como hizo él y como hacemos todos los cubanos en algún momento. Eso sí, respetando mucho la versión martiana de esta historia.

Los estudios Anima se inauguraron el 28 de noviembre del 2008, como resultado de un esfuerzo conjunto del ICAIC, la Dirección Provincial de Cultura y el Gobierno en el territorio. Sobre los perspectivas futuras del trabajo, López Morín dijo: Hoy nuestros video clips, cortos, spot son muchos más publicitados en la televisión. Aunque hemos trabajado mucho con propuestas de corte histórico, creo que tenemos que abordar también proyectos puramente de arte.

Ubicados en el Complejo Cultural Plaza de la Marqueta, en el centro histórico de la ciudad de Holguín, los Estudios Anima han servido de escuela para más de una generación de creadores holguineros que han podido acceder - a través de su participación en los proyectos de la institución - a los recuros del arte digital. Anima ha sabido unir lo útil y necesario, el conocimiento histórico y cultural de la nación, con lo bello, propuestas estéticas que por su misma originalidad conquistan el favor de los más jóvenes de la familia.