A+ A A-

Cultura

  • Escrito por Gretchen García Hernández
  • Categoría: Cultura
  • Visto: 316

Sol naciente y Vidas cruzadas por Cubavisión

Noviembre ofrece nuevas propuestas para el horario estelar. Finalizada Fina estampa, se vuelve a alternar la transmisión de la telenovela nacional y la extranjera.

Esta vez, Cubavisión exhibirá Sol naciente, de la acostumbrada megacadena Globo, mientras de factura nacional saldrá al aire la ópera prima de Heiking Hernández: Vidas cruzadas, escrita por Yamila Suárez y producida por Cubavisión y la Casa Productora de Telenovelas.

Tradicionalmente la novela brasileña resulta uno de los espacios de más aceptación de la televisión cubana para el público. Temas como la racialidad, el feminismo, la marginalidad y la homosexualidad son recurrentes en las producciones de Globo desde una mirada didáctica y reflexiva.

Sol naciente ha sido transmitida ya en más de 20 países con una amplia aceptación y teleaudiencia. Está protagonizada por Giovanna Antonelli, quien se desempeñara en telenovelas como Las reglas del juego, El clon y Siete mujeres, entre otras. Destacan también Bruno Gagliasso, conocido por su participación en Paraíso Tropical y Mujeres ambiciosas, así como Rafael Cardoso, recordado en su papel de Alberto en Lado a lado.

Sol naciente ha sido transmitida ya en más de 20 países.

Una mezcla de romance y comedia transita a través de la relación entre dos familias conformadas por descendientes inmigrantes de italianos y japoneses. Aunque ambientada en Río de Janeiro, se podrán apreciar escenas que van más allá de las tierras brasileñas para adentrarse al País del Sol Naciente.

Esta propuesta impresiona asimismo por su espectacular fotografía, particularmente al utilizar el formato 4K para captar los paisajes paradisiacos.

Simultáneamente, Cubavisión exhibirá en días alternos Vidas cruzadas, basada en los conflictos que tienen lugar a partir de la formación de dos familias con un vínculo filial común.

Con Vidas... se anuncia un aire moderno, diferente y original en la nueva producción cubana. A una buena trama se acompaña una excelente puesta en pantalla, buen manejo del montaje y de la dirección de arte. La escenografía se presenta acorde con cada situación. Hay un meritorio trabajo en la fotografía. Se retrata La Habana desde una visión poética y verosímil; una Habana de bellos paisajes naturales y arquitectónicos, cuya vista resulta atractiva al espectador en los momentos intermedios entre escenas.

Asumen los roles principales Saúl Rojas (Tierras de Fuego), Yazmín Gómez y Maité Galván. Se les unen Bárbara Rodríguez, Laura Vassallo y Roberto Espinosa, en los papeles de Amalia, Pablo y Carolina, respectivamente, hijos de las familias que cruzan sus vidas. Además, conforman también el elenco Niu Ventura, Alicia Hechevarría y Daysi Quintana.

Daisy Granados, Isabel Santos, Osvaldo Doimeadiós e Irene Rodríguez tienen actuaciones especiales. Todos los personajes están logrados con extrema naturalidad y sensibilidad, y construidos a partir de una sicología individualizada que adquiere mayor verosimilitud con la dirección actoral de Fernando Hechavarría.

El diseño de la presentación, a cargo de Heidy Cruz y Carlos Álvarez, destaca por su creatividad. La composición musical estuvo a cargo del pianista Alejandro Falcón, reconocido exponente del jazz cubano; mientras el diseño de la banda sonora lo hizo Gustavo Caraballoso. Completan el equipo artístico jóvenes como Claudia Remedios (dirección de fotografía), Carlos Torres (dirección de arte), además de Dayron Vegaz y Beatriz López (edición).

La propuesta televisiva se ofrece con una temática interesante que cumple con el propósito esencial de permitir al televidente un espacio de total esparcimiento en el horario estelar, una opción diferente para reflexionar y alimentar el espíritu y la mirada.