A+ A A-

  • Categoría: Cuba
  • Visto: 156

Celebraron Cuba y EE.UU. nueva ronda de conversaciones migratorias

Delegaciones de Cuba y Estados Unidos dialogaron en Washington, en una nueva ronda de conversaciones migratorias, informó la Cancillería de la Isla.

Mediante un comunicado de prensa se informó que las delegaciones estuvieron presididas por Carlos Fernández de Cossío, director general de EE.UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) y Gabriel Escobar,  coordinador de la Oficina de Asuntos Cubanos del Departamento de Estado.

Ambas partes reconocieron los beneficios de la Declaración Conjunta del 12 de enero de 2017, en particular la eliminación de la política de pies secos-pies mojados y del programa de parole para profesionales médicos cubanos, en la disminución de la emigración irregular, señaló la Cancillería.

En conversación con la Agencia Cubana de Noticias esta propia semana,  Yuri Gala López, director de temas bilaterales de la dirección general de EE.UU. del Minrex, reiteró que la mayor de las Antillas sigue al pie de la letra los compromisos en materia migratoria acordados con el gobierno estadounidense, el último de ellos mediante una Declaración Conjunta rubricada el 12 de enero de 2017.

Coincidieron las partes en la utilidad del intercambio entre Tropas Guardafronteras y el Servicio de Guardacostas, celebrado en enero de 2018, y del encuentro técnico sobre tráfico de personas y fraude migratorio realizado en diciembre de 2017.

En esta ocasión se revisó el cumplimiento de los acuerdos bilaterales, con el propósito de garantizar una migración regular, segura y ordenada; desalentar la migración irregular, así como prevenir y enfrentar los actos ilícitos asociados.

Los presentantes cubanos a la reunión evidenciaron que Cuba cumple con rigor sus obligaciones, y reiteró su voluntad de mantener y ampliar la cooperación bilateral en esta esfera.

Según el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés), desde el 12 de enero del calendario pasado esa nación adoptó medidas que han derivado en una reducción significativa de la migración irregular, o ilegal, como también se le conoce.

Datos del CBP consultados corroboran el efecto disuasivo de la Declaración Conjunta y la disminución sustancial de los migrante irregulares hacia esa nación: en el año fiscal 2016 –que en EE.UU. comienza el primero de octubre del año anterior– llegaron a los pasos fronterizos de ese país con México 41 mil 523 ciudadanos cubanos; en 2017 disminuyeron a 15 mil 410 y hasta el 30 de junio último apenas sobrepasaban los cuatro mil 700.

Un canal de noticias del sur de La Florida reportó en abril pasado que apenas 144 cubanos habían intentado ingresar ilegalmente por la vía marítima desde el primero de octubre de 2017; en comparación con los mil 951 detectados en el calendario fiscal anterior.

La delegación antillana instó al gobierno estadounidense en la ronda migratoria de hoy a cumplir  cabalmente con sus compromisos de emisión de visas para emigrantes, conforme a los Acuerdos Migratorios.

También trasladó que la decisión de suspender los servicios de tramitación de visas en su Embajada en La Habana afecta directamente las relaciones migratorias, los vínculos familiares, daña los intercambios institucionales y los viajes entre los dos países.

Los cubanos manifestaron preocupación por la Ley de Ajuste Cubano que, junto a otras normativas estadounidenses, estimula la emigración irregular de cubanos y  los expone a convertirse en víctimas de traficantes ilegales y bandas asociadas al crimen organizado.   

Escribir un comentario