A+ A A-

Noticias

  • Escrito por Darianna Mendoza Lobaina, ACN
  • Categoría: Salud
  • Visto: 203

Destacan eficiencia de servicios de nefrología del Lucia Iñiguez de Holguín

Luego de ser diagnosticado con insuficiencia renal crónica, el bayamés Andrés Araujo, decidió trasladarse hacia los servicios de nefrología del hospital clínico quirúrgico Lucía Íñiguez Landín de la ciudad de Holguín para recibir orientaciones y atención médica.

Hace tres años llegó a esta instalación de la salud por medio de recomendaciones que aseguraban la eficiencia de los especialistas en este centro de la oriental provincia como referencia a nivel nacional.

La doctora Elda Cobas y la enfermera Yanelis Carbonell acogieron al paciente, estudiaron el padecimiento y actualmente se encuentra en una etapa de preparación para iniciar con la diálisis peritoneal ambulatoria.

Este procedimiento garantiza una mayor comodidad y calidad de vida, quienes lo reciben pueden trabajar de manera normal, incorporarse a los hogares, con las familias y asistir a las consultas solo dos veces al mes, destacó Elda Cobas, responsable del programa de diálisis peritoneal ambulatoria en la provincia.

El próximo paso es la hemodiálisis y finalmente el trasplante como solución más acertada, ante lo cual Araujo contaba con la donación de la esposa pero no resultaron compatibles, razón por la cual tendrá que someterse al trasplante de  un nuevo riñón, pero seguro del éxito de este proceder médico.

Andrés Araujo, quien es además músico, cantante y compositor, agradeció al equipo de profesionales que atienden esta patología y dedicó dos temas musicales conmovedores los cuales provocaron aplausos fuertes y lágrimas en los ojos de los presentes.

Es el mejor reconocimiento recibido en todos estos años de trabajo, además de ver la sonrisa de Araujo y de la esposa Magalis Castillo que siempre lo acompaña, destacó la doctora Elda Cobas.

Desde la primera vez que asistí a la consulta de nefrología y conocí a estos maravillosos médicos, sentí el compromiso de regalar a ellos el fruto de mi creación artística, agregó Andrés Araujo.

El clínico quirúrgico Lucía Íñiguez de la urbe oriental ostenta hasta la fecha la realización satisfactoria de 41 trasplantes renales y es centro de referencia dentro los servicios médicos del sistema de salud en Cuba, resultado que se incluye entre los disímiles aportes acumulados durante las dos décadas de fundado, cuyos especialistas y trabajadores en general festejaron el día 28 de noviembre último.  

  • Escrito por tomado de Granma.cu
  • Categoría: Salud
  • Visto: 183

Más del 75 % de las causas de discapacidad visual son evitables

Más del 75 % de las causas de discapacidad visual son evitables, alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, alrededor de 253 millones de personas en el mundo viven con baja visión o ceguera, aun cuando las estrategias de prevención de ambas discapacidades se encuentran entre las intervenciones más costo-efectivas en la atención sanitaria.

«Pero esta prevención depende en gran medida de la promoción de salud y la percepción de riesgo, así como de una correcta orientación a la población y a los familiares de las personas que viven con alguna de esas discapacidades», insistió a Granma, la doctora Yani González Cabrera, especialista  de primer grado en Oftalmología y Medicina General Integral, y jefa del Servicio de Baja Visión del Instituto Cubano de Oftalmología Ramón Pando Ferrer.

Para la entrevistada, esta es una prioridad del Programa Cubano de Baja Visión. «En todos los centros oftalmológicos del país, presentes en cada provincia y el municipio especial Isla de la Juventud, contamos con equipos multidisciplinarios de baja visión, constituidos por oftalmólogos, optómetras, sicólogos, trabajadores sociales.

«En ellos se les ofrece a las personas discapacitadas un trato integral; no los vemos como pacientes, porque la discapacidad visual no es una enfermedad, sino la consecuencia de una afección oftalmológica no tratada a tiempo o adecuadamente», explicó la también profesora asistente.

Ya sean niños o adultos, enfatizó, «el principio fundamental es lograr que potencialicen su resto visual, ese que le ha quedado después de una enfermedad oftalmológica, y reinsertarlos a la sociedad. Se trata de que los adultos retomen su vida cotidiana –la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales desempeña un rol importante– y en el caso de los menores, lograr que puedan entrar a las escuelas de enseñanza regular».

En estas últimas se dispone, gracias al Ministerio de Educación, de maestros de apoyo, lo cual les permite llevar una vida a la par de los demás niños, sin interferir en su desarrollo sicomotor e intelectual; estos docentes también están en las escuelas especiales».

De acuerdo con el grado de discapacidad visual, se clasifica en leve, moderada o ciego legal o total. «Les enseñamos a ver con ayudas ópticas y no ópticas, ya sean las lupas, los telescopios, los microscopios, con los cuales contamos en nuestros institutos; o las no ópticas, como la iluminación, el uso de aditamentos y la orientación y movilidad para aquellos pacientes que no se pueden rehabilitar desde el punto de vista visual. Les mostramos ejercicios de localización y les explicamos qué parte de su ojo es la que ve mejor, cuáles son las zonas de su retina que tienen visión», apuntó González Cabrera.

Al respecto, mencionó que es fundamental el seguimiento periódico de niños y niñas para ver cómo evoluciona esta discapacidad y la interconsulta con las diferentes subespecialidades de la enfermedad de base que le dio origen.

CAUSAS PARA PREVENIR:

Alrededor de 51 900 cubanos viven con baja visión o ceguera, y en lo que va del año 2018 se han diagnosticado cerca de 2 400 nuevos casos, refirió la especialista.

En nuestro país, la principal causa de ceguera es la catarata, una causa reversible. Una vez que los pacientes se someten a la cirugía pueden recuperar totalmente su visión, al menos que tengan otra afectación oftalmológica, la cual siempre se detectaría antes de la operación. Las cirugías de catarata en Cuba se han incrementado de 10 826 en el año 2000, a más de 36 000 en el año 2017, abundó González Cabrera.

Otra de las causas, refirió la entrevistada, son los defectos refractivos no corregidos, en aquellas personas que los presentan pero nunca han ido al oftalmólogo u optómetra. «Siempre han visto mal y no lo saben. La miopía es la más frecuente en estos casos. Quienes la sufren ven de cerca y la visión cercana es la actividad que más se realiza. Empiezan a notar la discapacidad cuando se incorporan a las escuelas o al trabajo, y no ven de lejos.

«Cuando se detecta en edades tempranas, se puede corregir y el niño puede desarrollar la visión con ayuda de correcciones ópticas; pero cuando se detecta a edades tardías, luego de los ocho años de edad, es muy difícil revertirla y aparecen entonces los menores con discapacidades visuales y ambliopía, que es un desarrollo de la visión por debajo del normal, del 20/20», señaló.

La degeneración macular relacionada con la edad, que aparece por el envejecimiento de la población, es otra de las causas de discapacidad visual en nuestro país. Junto a este proceso demográfico, que en el caso de Cuba es acelerado y va en ascenso, aparecen lógicamente todas las alteraciones propias de la edad oftalmológica.

«Especial atención debe prestársele a la retinopatía diabética; de ahí la importancia del control de las enfermedades crónicas no transmisibles en la atención primaria de salud. Cuando el primer nivel de atención es capaz de compensar a estos pacientes en sus enfermedades de base generales, como la diabetes o la hipertensión, logramos además que no haya pérdida de la visión», apuntó.

La especialista mencionó también el glaucoma, y la importancia de un diagnóstico temprano. «Muchas veces la hipertensión ocular es asintomática y la persona no acude a las instituciones de salud; cuando ya llega a nuestra consulta se encuentra en estado avanzado de la enfermedad glaucomatosa. Para ellos es fundamental la atención primaria de salud, pues si se hace un pesquizaje de los riesgos de padecer glaucoma en la población, se detecta precozmente y se detiene su progresión y evolución, con un buen tratamiento médico-quirúrgico si lo requiere».

Asimismo, refirió que entre otras causas se encuentran además los traumatismos oculares en los siniestros de tránsito o en accidentes del hogar y las opacidades corneales secundarias a procesos infecciosos o degenerativos. En el caso de las malformaciones congénitas, precisó que son de las menos frecuentes debido a que en el programa materno-infantil se detectan las afecciones a tiempo.

Un aparte hizo la oftalmóloga en la retinopatía de la prematuridad, la causa de discapacidad visual más frecuente en el niño. En Cuba, en los últimos dos años no se ha reportado discapacidad visual por esta causa, dijo.

No obstante, la experta enfatizó en la importancia de lograr embarazos a término, donde no haya un bajo peso al nacer, y en ello, insistió, también resulta medular la atención primaria de salud, en la prevención del riesgo preconcepcional, evitar los embarazos adolescentes y prevenir el parto antes de tiempo.

«No menos importante es el rol de la familia y la sociedad. La familia es la primera que tiene que aceptar la discapacidad para ayudar a esa persona a ganar en autoestima e independencia, aprendiendo una serie de estrategias que le enseñamos a través del equipo multidisciplinario, para saber conducir a su familiar con discapacidad», aseveró.

  • Escrito por Agencia Cubana de Noticias, ACN
  • Categoría: Salud
  • Visto: 308

Muestra hospital Lucia Iñiguez de Holguín integralidad en sus servicios médicos

La calidad y la ampliación de los servicios médicos se distinguen entre los indicadores que muestra hoy el hospital clínico quirúrgico Lucia Iñiguez Landín, de la ciudad de Holguín, que el 28 del actual arribará a los 20 años de inaugurado.

Luis Manuel García, hematólogo y director del hospital, significó que en estas dos décadas la instalación hospitalaria se ha  perfeccionado considerablemente, y sobresale a nivel nacional e internacional por la integralidad y la profesionalidad de los especialistas.

Hoy, detalló el directivo, el centro posee disímiles locales de consulta externa, medios diagnósticos y salones de operaciones con varias posiciones quirúrgicas, y una capacidad de 495 camas en 21 salas de hospitalización, cantidades que cubre en su gran mayoría las necesidades e intereses de pacientes de Holguín y de otras provincias.

Igualmente, dispone de equipos de alta tecnología como los de Resonancia Magnética Nuclear y Tomografía Axial Computarizada, dispositivos que permiten obtener de forma incruenta o no invasiva imágenes del cuerpo humano en cualquier plano del espacio, manifestó.

También el hospital, significó García, tiene centros provinciales en los que se atienden, por ejemplo, a pacientes atáxicos y con fallos renales y afecciones de la vista como la retinosis pigmentaria.

En correspondencia con el proceso de informatización de la sociedad en el territorio, que incide no solo en el sector de las comunicaciones, sino además en la educación, la cultura y la salud, se digitalizó la prestación de radiología por vía alámbrica e inalámbrica.

Ahora, cuando se registran las radiografías, indicó, las imágenes resultantes se manejan a nivel de red, cuestión que permite dictámenes más eficientes, modificaciones estructurales y menos gastos monetarios, pues el Clínico ya no debe invertir en el material plástico que conforma las placas o películas.    

La instalación médica holguinera acumula importantes logros científicos, fundamentalmente en la trasplantologia renal, la cirugía videoendoscópica en las especialidades de urología y ortopedia, y en el campo de las neurociencias, que se divulgan en eventos cubanos y extranjeros.

Rosell Batista, cirujano y jefe del departamento de Docencia e Investigación del Hospital, puntualizó que la Neurocirugía  está muy desarrollada en el centro y se aplican cirugías del primer mundo a pacientes con trastornos del movimiento, como la enfermedad Mal de Parkinson, los cuales han obtenido resultados excelentes.

Desde su creación, el Clínico se distingue también como centro docente, reconocido por la calidad profesional de su claustro y la integralidad de los estudiantes, tanto de pregrado, como de cursos de superación y posgrado.
Durante estos 20 años por las salas de la instalación hospitalaria han transitado cerca de tres mil educandos y actualmente cuentan con la mayor matrícula respecto a etapas anteriores, apuntó Rosell.

El Clínico Quirúrgico Lucía Íñiguez, concebido, a decir del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, como premio y estímulo a los holguineros, se inserta a la vez dentro de la Isla como potencia médica, al aplicar la ciencia y la innovación, priorizar la formación de su personal y promover la excelencia en sus servicios.

  • Escrito por Liudmila Peña Herrera
  • Categoría: Salud
  • Visto: 445

Nueva sala de rehabilitación para niños del oriente de Cuba

Los niños de cuatro provincias orientales (Las Tunas, Granma, Holguín y Guantánamo) aquejados de enfermedades neurodegenerativas o con discapacidad neurológica cuentan con una sala de rehabilitación renovada y reequipada en el Hospital Pediátrico de Holguín, en la cual está disponible una nueva opción terapéutica: la hidroterapia.

Estos pacientes disponen ahora de una amplia variedad de posibilidades para su rehabilitación, entre las que destacan los servicios de equinoterapia y el empleo de la toxina botulínica, gracias a un proceso inversionista que incluyó no solo el área física de la sala de rehabilitación del Hospital Pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja, sino también el equipamiento de alta tecnología.

La sala cuenta con un equipo técnico de múltiples perfiles que, además de la terapia física, incluye la ocupacional, junto a la rehabilitación de los trastornos sensitivos, cognitivos, del lenguaje y otras técnicas de rehabilitación integral que se unan a las tradicionales.

Además de las tinas para el desarrollo de la hidroterapia, el servicio cuenta con otros medios técnicos necesarios para la medicina física, como los equipos de electroterapia y ultrasonido; así como equipamiento para las actividades de la mecanoterapia (mesa universal, barras paralelas de marcha, espejos terapéuticos) y una nueva área de terapia ocupacional con todos los aditamentos necesarios para la rehabilitación de las transferencias.

Según Tania Ávila Cantallop, especialista en Medicina Física y Rehabilitación, la incidencia de este tipo de patologías es mayor, porque «en la medida en que aumenta la esperanza de vida de los niños que nacen con gran riesgo del neurodesarrollo, sobre todo los pretérminos de muy bajo peso, crece el número de pacientes que asisten al servicio, sin contar las enfermedades heredodegenerativas». La doctora explicó que la parálisis cerebral infantil es la primera causa de prestación de servicios de la sala de rehabilitación.

Durante 2018, en el pediátrico holguinero se han ejecutado 12 objetos de obra, de los cuales quedan por concluir la cámara de óxido de etileno (para la esterilización de los insumos y medios plásticos que se reutilizan) y dos salas para pacientes aquejados de enfermedades respiratorias.

  • Escrito por Lourdes Pichs Rodríguez
  • Categoría: Salud
  • Visto: 616

Holguín tiene un nuevo mamógrafo

Un moderno mamógrafodigital entró en funcionamiento en el Centro OncológicoTerritorial, ubicado en el hospital provincial universitario Vladimir Ilich Lenin de Holguín, para la atención de pacientes de las cinco provincias orientales.

El novedoso equipo es el segundo de su tipo en Cuba, el otro está en el hospital Hermanos Ameijeiras, y fue donado al sistema de salud holguinero por el gobierno japonés, como parte de un proyecto de colaboración de esa nación con nuestro país que incluyó, además, el servicio de anatomía patológica del “Lenin”.

Este miércoles en su primer día de labor fueron atendidos siete pacientes, de ellos cinco mujeres y dos hombres,  remitidos por  especialistas de la consulta de mastología del Centro Oncológico.

El medio de diagnóstico posee múltiples ventajas por encima del mamógrafo convencional, como permitir la manipulación electrónica de la imagen, elimina la toma de placas y el proceso de revelado, con el consabido ahorro de recursos  por concepto de placas, líquido de revelado, fijador y otros materiales.

La radióloga Elizabeth Cruz Ferreti dijo que el aparto ofrece también facilidades a los especialistas que pueden visualizar las imágenes en las consultas de mastología, en el salón de operaciones, la sala de discusión de casos y el Cuerpo de Guardia.

Destacó que los pacientes llegan a la Unidad de Diagnóstico de Mastología remitidos por los especialistas de la consulta de mamas del Centro Oncológico y son atendidos el día y a la hora fijados en el turno expedido previamente en el lugar.