A+ A A-

  • Categoría: Historia
  • Visto: 296

Lucía Iñiguez Landín: patriota de méritos excepcionales

El ocho de diciembre de 1819 nació en la ciudad de Holguín Lucía Iñiguez Landín, patriota de la mejor fibra y madre amantísima del Mayor General del Ejército libertador cubano Calixto García Iñiguez, aquel ilustre holguinero que peleó en las tres guerras independentistas del siglo XIX contra el colonialismo español.

Su entereza de carácter, entrega a la causa independentista de su amada Patria, su valor y sacrificios sin límites, la definen como una heroína dotada de méritos excepcionales, de la cual abundan anécdotas que ponen de relieve esas y muchas otras cualidades personales.

De ella se cuentan numerosas anécdotas, como la ocurrida cuando resultó apresada junto a sus hijos,  uno de los cualesnombrado Nicolás, de apenas 15 años de edad, venía disfrazado de mujer para evitarle la prisión o la muerte si eran detenidos.

El oficial español al mando de la tropa sospechó de la estratagema y así se lo hizo saber a doña Lucía, quien le contestó: “Si, es varón. Es mi hijo que traigo del campo mambí; si usted me descubre probará que desconoce el santo amor de madre, si guarda el secreto será el primer caballero del Ejército Español”.

De su extenso anecdotario quiero destacarla que quizá sea la más famosa y divulgada, y es aquella en que un oficial español le comunica que su hijo Calixto había sidocapturado y hecho prisionero.

 La respuesta no se hizo esperar: “No es que dude de usted, general, pero yo no puedo creer que mi hijo haya caído, ni caerá jamás prisionero de las tropas españolas. Calixto es mi hijo, y por lo tanto no debe rendirse”.

 Cuando el oficial español le explicó que en pleno campo de batalla, el caudillo mambí había intentado suicidarse para evitar ser apresado, Doña Lucía respondió ¡Ah, entonces ese sí es mi hijo Calixto. ¡Muerto antes que rendido!

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, en el discurso pronunciado el 11 de diciembre de 1980, en ocasión del traslado de los restos mortales de Calixto a Holguín, afirmó que Lucía fue una “distinguida holguinera que entró en la historia como madre amantísima y patriota de la mejor fibra”.

El siete de mayo de 1906 en su natal Holguín,  dejó de existir físicamente Doña Lucía Iñiguez Landín, mujer de estirpe mambí, acerado temple y patriotismo a toda prueba, que consagró su vida  a la causa de la libertad de su amada Patria.

En el Bosque de los Héroes, situado detrás de la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, en la ciudad de Holguín, desde 1983 reposan en un mausoleo erigido a su memoria,  los restos de Doña Lucía Iñiguez Landín. Allí acuden los holguineros a rendirle homenaje a esa extraordinaria mujer, cuyo carácter y sacrificios sin límites, la ubican entre las grandes heroínas de Cuba.

Escribir un comentario