A+ A A-

  • Categoría: Historia
  • Visto: 236

Maceo, Frank y la Operación Tributo

Tres acontecimientos en una misma fecha, aunque de años diferentes, marcan el carácter eminentemente patriótico del siete de diciembre en la historia de luchas de nuestra Patria: la caída en combate de Antonio Maceo, el natalicio de Frank País y la denominada Operación Tributo.

Este año se cumple el aniversario 121 de la caída en combate del Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales, el Titán de Bronce, el aniversario 83 del nacimiento de Frank País García, en Santiago de Cuba, y el 28 de la denominada Operación Tributo, cuando regresaron a Cuba los combatientes caídos en el cumplimiento de misiones internacionalistas en África.

Antonio Maceo constituye un ejemplo de entrega a la causa de la libertad de Cuba, solamente interrumpida con su caída en combate en Punta Brava, La Habana, el siete de diciembre de 1896, y a su lado cayó, como muestra de lealtad suprema, su ayudante el Capitán Panchito Gómez Toro, hijo del Generalísimo Máximo Gómez.

Del Titán de Bronce, calificativo que se ganó por su arrojo en el combate, su extraordinario valor y la tez mestiza de su piel, siempre se alude a sus méritos de guerra, aunque Maceo fue a la vez hombre de acción y de pensamiento. De él dijo Martí “y hay que ponerle asunto a lo que dice porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo”.

Fue un antiimperialista consecuente de lo cual deja constancia la siguiente anécdota. Se realizaba un banquete en su honor en el hotel Venus, en Santiago de Cuba, y uno de los asistentes dijo que por la fuerza de las circunstancias, Cuba podría convertirse en una estrella más en la gran constelación americana.

Cuentan que Maceo contestó enérgico: “Creo joven, aunque me parece imposible, que ese sería el único caso, en que tal vez estaría yo al lado de los españoles”.

Maceo protagonizó la célebre Protesta de Baraguá, ocasión en que puso muy en alto la dignidad y el decoro de los cubanos que se negaban a aceptar el Pacto del Zanjón, que puso fin a la Guerra de los 10 Años, sin lograrse los objetivos que desencadenaron la lucha. En ese encuentro con el General español Arsenio Martínez Campos brilló la firme postura patriótica de Maceo.

Junto al Generalísimo Máximo Gómez, protagonizó la invasión de Oriente a Occidente, demostrando sus extraordinarias dotes de estratega militar y acumulando como trofeos de guerra las heridas recibidas en combates.

Frank País García, nacido también en Santiago de Cuba, el siete de diciembre de 1934, fue un paradigma de revolucionario, calificado por Fidel Castro como “el más valioso, el más útil, el más extraordinario de nuestros combatientes…”

Escribir un comentario