A+ A A-

Fotorreportajes

  • Escrito por Haydee Vera Batista
  • Categoría: Fotorreportajes
  • Visto: 174

Salón 1720: historia, cultura y turismo

Una edificación que prestigia a la ciudad de Holguín es el Salón 1720. Ubicada en el corazón de la urbe holguinera atrae la atención de turistas foráneos y locales por el confort y la calidad del servicio. Perteneciente a la Empresa Extrahotelera Palmares el establecimiento exhibe buenos dividendos.

La unidad es atractiva además por su historia. El nombre de Salón 1720 fue escogido por ser este el año que marca la fundación de la Ciudad de Holguín. El 3 de abril se bendijo el primitivo templo católico y al día siguiente, Día de San Isidoro, patrono de la comarca se ofició  la primera misa.

En el lugar escogido, ya existía un pequeño núcleo humano desde el siglo XVI. Exactamente en 1545 el capitán y colonizador García Holguín, trasladó el centro de su hato hasta el pequeño valle Cayo Llano para convirtirse en el sitio donde se erigió el poblado, años más tarde recibiría el Título de Ciudad.

El sitio seleccionado que el capitán llamó Cayo Castilla, delimitaba al Este y al Oeste por dos ríos,el Marañón yel Jigüe. En tanto al norte, colindaba con el  entonces Cerro Bayado, hoy Loma de la Cruz.

Es la historia de la ciudad donde El Salón 1720 está enclavado. La instalación conserva también valores patrimoniales. Fue la residencia de un destacado médico español radicado en Holguín en el año 1911. El Dr Francisco Pérez Zorrilla vivió en esta casa que perteneció a la familia  de la esposa, la señora Josefa García Fernández. Aquí además, tenía su gabinete de trabajo.

Había nacido en 1886 en el Ferrol, La Coruña y se graduó de médico en la universidad de San Carlos en Madrid en 1908. Hijo de un militar español, fue educado con principios nacionalistas. Amó a Cuba como su segunda patria y en la ciudad realizó una labor humanitaria y filantrópica al presentar sus servicios médicos a todo aquel que lo necesitara sin importarle el dinero, en especial a los campesinos.

Un estudio tipológico y testimonial nos habla de que ya para 1920 el Dr. Pérez Zorrilla vivía en esta residencia. Al morir Zorrilla ysu esposa, las hijas venden la propiedad al Sr. Betancourt, dueño de una óptica. Más tarde la casa pasó a ser la sede del Partido Municipal en la ciudad y cuando el ciclón Flora afectó a la région de Holguín, el Commandante en Jefe Fidel Castro estuvo en este lugar. Luego devino escuela especial José Martí, después sede de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y desde 2002  El Salón 1720.

Los creadores de esta institución turísticadecidieron ofrecerle atributos histórico-culturales. El Patio fue denominado Cayo Castilla por serel nombre que otorgara,en 1545, el Capitán García Holguín a Cayo Llano, sitio donde erigió las instalaciones y la vivienda de su hato ganadero. Esto lo hizo teniendo en cuenta su lugar de nacimiento, la región de Extremadura en el reino de Castilla.

Asimismo uno de los Bares  ostenta el Nombre de Bar Marañón, una planta endémica de América, de frutos comestibles y también medicinales. En Cuba crece silvestre en nuestros campos de forma especial a la orilla de los ríos. Se tuvo en cuenta además que es el nombre del río que delimita la ciudad hacia el Este.

La Terraza de gran aceptación por los jóvenes también cuenta con un Bar y el conjunto se denomina Club El Jigüe. Adquiere la denominación por otro río que lleva ese nombre y que delimita la Ciudad Colonial hacia el Oeste. Jigüe es usado asimismo en la mitología cubana para designar un negrito que según la leyenda vivía en los ríos.

Para el restauranteLos Parques, se tuvo en cuenta que Holguín posee varias plazas alineadas de Norte  a Sur y al centro del tejido urbano, por cuya singular distribución se le se conoce como La Ciudad de los Parques.

Del colonizador García Holguínpodemos recordar que llegó a  América en 1501, participando en la colonización de la Española, Jamaica y Cuba, a la que arriba en 1509. Se asentó en la Villa de San Salvador de Bayamo, en la cual ocupó el cargo de Alcalde Ordinario.

En 1520 pasó a México en la Armada de Pánfilo de Narváez. Un año después ya a las órdenes de Hernán Cortés, apresó a Cuatémoc, último emperador azteca.
Fue congratulado con la entrega de tierras e indios y ocupó importantes cargos.

En 1537 contrajo matrimonio con la extremeña Isabel Fernández Vallero de Sandoval. Hacia 1540 regresa a Cuba a la villa de Bayamo. El 4 de Abril, “Día de San Isidoro” su patrono, el Capitán traslada su hato ganadero al sitio donde dos siglos más tarde se fundó el pueblo que lleva su nombre.

Historia, cultura y turismo atesora hoy El Salón 1720 con excelencia en las prestaciones de los servicios. Su estilo responde al eclecticismo de boga en el país para ese entonces, cuyos elementos constructivos y ornamentales lo convierten en una delas más significativas residencias familiares de la época. Sus valores  patrimoniales trascienden hoy para ser admirados por quienes la visitan.Entre los clientes el mercado cubano va en aumento. Su ubicación a sólo 100 metros de la Plaza Mayor General Calixto García es también motivo de orgullo de los trabajadores y de preferencia para los visitantes.

Fotos: Autora

View the embedded image gallery online at:
http://www.aldia.cu/es/fotoreportajes?start=1#sigFreeId554259b036