A+ A A-

Fotorreportajes

  • Escrito por Yaylen Vallejo Paz
  • Categoría: Fotorreportajes
  • Visto: 1135

Ciudad en tiempos de pandemia

Nunca pensé verla así: detenida, a la espera del reloj para volver a echar a andar.
La ciudad de Holguín, reconocida como la Ciudad de los Parques, tiene un diseño arquitectónico y urbanístico que gira precisamente, alrededor de sus parques o plazas.

Tiendas, restaurantes, cafeterías, talleres, oficinas, centros comerciales; todo ubicado en corredores, paseos y calles que siempre terminan allí, entre bancos y árboles, en el lugar cómplice de los holguineros: sus parques.

Aunque la ausencia de personas en el casco histórico de la ciudad pueda generar angustia, en estos tiempos donde estamos llamados a cuidarnos quedándonos en casa, se agradece.

Sin embargo, estas calles vacías solo se pueden apreciar después de las cuatro de la tarde, cuando las tiendas y establecimientos comerciales cierran.

En las mañanas, es otra la historia. Pareciera que cambian una ciudad por otra, unos parques por otros y hasta las palomas prefieren no llegar, ahuyentadas por la muchedumbre que casi siempre sale de sus casas en busca de alimentos y artículos de primera necesidad, otras veces por costumbre.

Lo cierto es que la ciudad anhela su ritmo cotidiano, con transeúntes pero sin aglomeraciones, con personas paseando, sin el temor de contraer un virus mortal, con las miles de pisadas diarias sobre sus adoquines y el reposo citadino de las 6:00 pm, cuando las luces empiezan a salir de sus postes y la juventud busca la libertad en sus parques. Quién pudo creer algún día que esa rutina podía cambiar, detenerse y convertirse en nostalgia.

Para que regresen esos días se necesita tiempo, disciplina y muchos, pero muchos instantes de vacío en mi ciudad.

View the embedded image gallery online at:
http://www.aldia.cu/es/fotoreportajes#sigFreeId477a0c3450