A+ A A-

Entrevistas

  • Escrito por Yadianny Rojas Pupo
  • Categoría: Entrevistas
  • Visto: 212

Yo confío en la vanguardia que tenemos

De su tío Juan Cardet heredó José Abreu Cardet, Premio Nacional de Historia 2018, el interés por este campo de las ciencias sociales. De su abuela escuchaba los relatos de los mambises y de la guerra, historias que hablaban de la vida cotidiana de  aquellos hombres y mujeres que se entregaron a la lucha por la independencia.

“Las guerras de independencia se han estudiado mucho, pero se han idealizado mucho y yo he tratado de ir al hombre común y la mujer común, a los mambises comunes. Desde pequeño escuchaba esas historias de mi abuela y de mi tío de las guerras de independencia que se habían transmitido en la familia sobre que eran seres humanos. Recuerdo por ejemplo una historia que me impactó mucho de un mambí que atacó un poblado, un fortín, y él era un gran fumador y en vez de combatir, de estar pensando en las grandes cosas heroicas, lo que se puso fue a recoger los cabos de tabaco, los echó en su sombrero y cuando se retiraron él se llevó una enorme cantidad de cabos, y cuando llegaron al campamento se durmió y otro mambí le robó los tabacos. Los mambises se robaban entre ellos. Entonces esas son historias de esas personas que estaban más interesadas en fumarse un tabaquito que en ganarse una medalla, ganar una batalla o ser un héroe. Eso siempre me motivó y por eso siempre he tratado las guerras desde ese punto de vista”.

Autor de más de una treintena de libros, investigador acucioso, siempre en busca de difundir sus investigaciones por diversos medios, como facebook o el blog Memoria Holguinera, un espacio dedicado a conservar y divulgar la historia de la provincia de Holguín y de Cuba en el sitio web del Sistema Informativo de la Radio en Holguín.

“La historia se escribe para leerse, tu puedes escribir una historia muy académica para 50 personas en el mundo, pero realmente la historia debe escribirse para que la gente la lea, y debe ser lo más interesante posible y tratar de buscar ejemplos que acerquen al lector. Uno de los retos que tenemos los historiadores es ese, que las persona conozcan la historia y hacer una historia más interesante. Hay que ver hasta qué punto los historiadores no tenemos parte de culpa, no hemos sido capaces de hacer una historia atractiva. El reto es seguir investigando y divulgar la historia, en la radio en la prensa escrita, a través de series y películas.”

A este intelectual, miembro de la UNEAC y la UNHIC, le apasiona preservar la memoria de la gente común no solo de nuestra historia sino también de nuestro presente, por eso para él reviste tanta importancia nuestro pasado histórico como la realidad actual.

“Hay un criterio de que no se conoce la historia, en este sentido hay que tener mucho cuidado, creo que hay una parte de la población que no le interesa la historia, en todas las épocas ha habido gente que no sabe ni donde están viviendo. Y hay una parte que si le interesan esos temas. La generación del Moncada conoció a un grupo de mambises, pero no conocieron a Maceo ni a Martí, y sin embargo mira lo que hicieron. Yo confío en la vanguardia que tenemos ahora, tiene un sentido de la historia, quizás no se la conozcan en detalles pero tienen un sentido de la independencia, que creo que es el objetivo fundamental de nosotros”.

Abreu insiste una y otra vez en acercarse a la historia del siglo XIX cubano, especialmente a las Guerras de Independencia, sobre todo a la Guerra Grande, pero desde un punto de vista singular.

“En estos momentos se están produciendo cambios económicos en el país y esto trae también cambios en la forma de pensar. Yo tengo una gran confianza en los jóvenes. Hay muchos jóvenes trabajando, con el estado o cuentapropistas, y estas personas están haciendo una historia de este país, mejorando la situación económica que es algo muy importante, y lo que hay es que acercarse a ellos con una historia más interesante, y que sepan que forman parte de un proceso de cambio. Que hay una tradición de lucha, de independencia, porque eso es lo importante ya que van a ser los dueños del país o ya prácticamente lo son, y van a ser los que van a decidir el futuro, que no se dejen engañar por cantos de sirena. Me parece que la divulgación de la historia y este sentido de la independencia son muy importantes.”

En la próxima edición de la Feria Internacional del Libro el holguinero José Abreu Cardet se convertirá en el primer holguinero que recibe tan importante reconocimiento, el Premio Nacional de Historia 2018 por la Obra de Toda la Vida.