A+ A A-

  • Categoría: Entrevistas
  • Visto: 214

Historiar en tiempos de Covid-19

Rompe las barreras del distanciamiento mediante llamadas telefónicas y correos electrónicos, para mantenerse investigando, escribiendo y publicando desde casa.

Sus proyectos inmediatos son artículos sobre la historia local para la sección Memoria holguinera, de la emisora provincial Radio Angulo; un futuro libro en colaboración con Alejandro Hartman acerca del Escuadrón 17; y textos sobre las Guerras de Independencia, la navegación o la lucha contra Batista, que la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) y la editorial La Mezquita comparten con miles de personas e instituciones en el país y el extranjero.

De obligada referencia entre los intelectuales de su natal ciudad por ser el único Premio Nacional de Historia, José Miguel Abreu Cardet, humaniza a los héroes y narra los hechos cotidianos entrelazándolos con la literatura. En tiempos de coronavirus su opinión acerca de la pandemia resulta indispensable.

¿Existían precedentes en la historia de situaciones como esta que ha provocado la Covid-19?

Las epidemias han existido desde los tiempos antiguos. En la historia de la humanidad muchas de ellas provocaron incluso la desaparición de comunidades enteras. Por ejemplo, un porciento altísimo de la población europea fue diezmado por la peste negra en la Edad Media; durante la Segunda Guerra Mundial la llamada gripe española provocó la muerte de entre 20 y 50 millones de personas y, recientemente, el SIDA, el dengue y el ébola han sesgado millones de vidas a nivel internacional.

La diferencia es que ahora las enfermedades se propagan más rápido debido a la globalización y a las facilidades de viaje. La gripe española tardó más de 6 meses en extenderse por el mundo, mientras que la Covid-19 en un tiempo relativamente corto se ha diseminado por casi todos los países. No obstante, actualmente hay más posibilidades de enfrentar y vencer las enfermedades que en épocas anteriores, pues existe un desarrollo científico elevado que permite hacer vacunas y medicinas efectivas para prolongar la vida.

¿Cuba vs coronavirus?

Creo que nuestro país no tiene una de las economías más fuertes y eso nos ha afectado bastante a la hora de comprar suministros y podernos abastecer, pero ha demostrado que posee grandes ventajas para hacer frente a esta enfermedad. En primer lugar, a la Salud Pública se destina más del 25 por ciento del presupuesto del Estado y tenemos miles de médicos bien formados y cientos de hospitales, cuya prioridad es salvar vidas.

Además, la dirección del país es sólida y ha sido capaz de adoptar medidas decisivas y certeras en cada momento, como cerrar las fronteras, poner en cuarentena repartos, paralizar el transporte público e internar a miles de personas en centros de aislamiento y hospitales para protegerlos”.

Algunas agencias de información hablan de la posibilidad de que esta epidemia se vuelva endémica.

La poliomielitis era endémica y se logró eliminar o al menos reducirla. Han existido otras epidemias que han tenido consecuencias desastrosas y que se han logrado erradicar. La desaparición de esta también es cuestión de tiempo y de que seamos responsables.

Responsables y disciplinados.

Sí. Ahora mismo lo más importante es cuidarse y adoptar las medidas orientadas por la dirección del país. Es verdad que el problema del abastecimiento nos está afectando mucho y es necesario hacer grandes colas para comprar los productos, pero hay que ser conscientes de que si no nos cuidamos podemos morir.

Este virus no está solamente en el aire y dura varios días en materiales y superficies, por lo que cualquier persona que toque un periódico, un envoltorio, una jaba, una fosforera o una memoria infectados se puede contagiar. Hay que desinfectar bien todo y evitar las muestras de afecto, las visitas.

Esta epidemia es terrible porque la persona que más te quiere es la que más te puede poner en riesgo. Tu mejor amigo se puede convertir en tu peor enemigo, desde el punto de vista de la transmisión de la enfermedad. Por ello, aunque el corazón siga caliente y nos queramos todos, hay que guardar las distancias.

¿Un antes y un después en la historia?

En la historia han ocurrido muchos hechos trascendentales que han marcado un antes y un después, como por ejemplo la Segunda Guerra Mundial, que fue un suceso que estremeció al mundo por los horrores y las muertes.

Creo que en este caso habrá un punto de cambio desgraciadamente por la cantidad de enfermos y fallecidos, pero también por el sacrificio y la solidaridad de esas personas que se están jugando la vida diariamente. Esto es como una guerra sin bombas, asaltos ni tiroteos, pero sí con un combate diario y permanente. Así lo han demostrado los más de 2500 médicos, enfermeros y técnicos de la salud cubanos que han ido a Italia y a naciones de América Latina y África a luchar en la primera línea contra esta pandemia.

Hemos vivido un momento que nos ha llamado a los seres humanos a reflexionar y percatarnos de que realmente no somos invencibles y tenemos que vivir con la naturaleza. Asimismo, ha enseñado a los países ricos a que nadie está exento de lo que sucede en el mundo y que deben invertir más dinero al sector de la Salud.

Cuba después de la Covid-19

El futuro es impredecible. La prueba de ello es que nadie imaginó que estaríamos así cuando se detectaron en marzo los primeros casos positivos en el país. No obstante, considero que las personas después de tantos días en cuarentena poseen ansias de salir, de volver a viajar, de compartir, de conocer, de reencontrarse con su familia. Por ello, una vez que todo esto pase volverá a existir una gran afluencia de turismo, que es una de las principales fuentes de ingreso a la economía del país.

Las empresas, fábricas, surcos, comunidades, escuelas y escenarios, regresarán paulatinamente a la rutina diaria y habremos aprendido a valorar muchas cosas que antes nos parecían simples o postergables.

Fotos: Carlos Rafael