A+ A A-

  • Categoría: Entrevistas
  • Visto: 716

Somos güajiros que defienden su identidad

En el año 2002, y como consecuencia de los cambios socioeconómicos del país y particularmente del municipio Rafael Freyre, el central Santa Lucía deja de moler caña y se comienza con su desmantelamiento; con este hecho comienza  también una ruptura en la cultura popular de ese pueblo que por más de 125 años estuvo estrechamente vinculado al escenario azucarero, a sus tradiciones, costumbres y símbolos; tanto que al dejar de funcionar en el 2003 empieza a percibirse un cambio en la población.

Luego de 15 años; ya en el 2017, con la finalidad de revitalizar toda la cultura popular de la localidad Santa Lucía, de la provincia Holguín, surge el proyecto Angel Augier in Memoriam bajo la dirección del Licenciado Juan Carlos Vega.

Dentro de la comunidad ha tenido mucha aceptación, ¿a qué cree que se deba?

Primeramente a que se ha logrado sensibilizar en cuanto a la necesidad de preservar la memoria cultural e histórica; creo que ganamos mucha confianza cuando se percataron de nuestras intenciones de llenar el vacío que quedó. La comunidad conoce el objetivo y las deseos de defender esa identidad cultural que representa quiénes somos. Además, podemos calificarnos cómo ``por y para la comunidad´´porque los incluimos en todas nuestras actividades; pero cuando el ciclón Irma, por ejemplo, ahí también estaba el proyecto limpiando calles y en trabajos voluntarios.

Históricamente nuestros líderes han hecho llamados a preservar nuestra cultura, a la defensa de lo nuestro, ¿estará el Ángel Augier a la altura de las expectativas?

Pienso que con nuestro trabajo le hemos dado respuesta precisa. Por poner un ejemplo: el cafe carretero, introducir un tizón dentro de un caldero hirviendo con café, eso ya no existe, pero sí es una tradición de mas de 100 años; que aunque ya no esté en la práctica popular sí tiene mucho que ver con la formación del criollo, del cubano, de nuestra identidad cultural, de nuestros orígenes. Es decir que el producto que tiene el proyecto Ángel Augier es único, autóctono, con un sello de cubanía. Representamos al mambí, al criollo, al negro, al campesino;en fin, al cubano: botas, guayabera, sombrero, machete y espuelas.

¿Se podría pensar en el espectáculo como un punto favorable en el desarrollo local?

Totalmente; somos un gran atractivo para el turismo, fuimos visitados por el Grupo de Desarrollo Local de la provincia; también estuvimos con la corporación Paradiso y toda su comisión, y dijeron que salieron sorprendidos con el espectáculo que ofrecimos.
Recibimos el premio TURNAC 2017, donde estuvieron más de 27 directivos del turismo internacional y se comentó que era lo que se quería, que se veía que éramos güajiros naturales y no actores de academia. Nosotros no hacemos montajes, no ensayamos. Yo no tengo que ensayar para hacer un canto folklórico que mi gente canta en su casa en cada festividad religiosa; ni para hacer el matajíbaro que era el desayuno diario que nos daban en las casas.
Y no lo haríamos desde el punto de vista de la retribución económica, sino que sería positivo para llevar la imagen de las tradiciones cubanas más allá de nuestras fronteras.

En sus propuestas interviene mucho el factor histórico e investigativo, supongo.

De forma general, porque para rescatar todas estas tradiciones tuvimos que rebasar un silencio cultural. Esto se logró por medio de entrevistas, de consulta de fuentes documentales. Y con muchas de éstas nos hemos presentado a eventos. Por citar, tenemos la investigación relacionada con la incorporación de la familia freyrense a las luchas por la independencia, donde resalta la figura de Domitila Arias Sánchez, con sus hijos y su esposo en la gesta del 95. Tenemos el regocijo de decir que somos los que hemos localizado el tabaco Mampó, que tiene nexos con el encuentro de las 2 culturas en 1492, un tabaco que crece en Santa Lucía de forma silvestre, y por esto recibimos un premio en Expociencia.

Pero ese es solo uno de los muchos lauros, ¿cierto?

Desde los inicios fuimos reconocidos, supongo que tanto por el esfuerzo como por nuestras propuestas. Lo primero que alcanzamos con sólo cinco meses de creados fue el premio Memoria Nuestra, allí estaba Aleida Guevara, la hija del Ché y expresó``a mi papá le hubiera gustado tu proyecto´´. Ya con ocho meses fuimos nominados por primera vez al Premio Cultura Comunitaria. Y en el 2018, en apenas dos años y unos meses ya el proyecto tiene un producto cultural que llega ser un espectáculo temático. Nos hemos presentado en eventos internacionales como el Festival del Caribe, la Jornada Cucalambiana y el Congreso de Pensamiento de la Jornada Iberoamericana.

Coméntanos de sus propuestas, si fuéramos ahora a Santa Lucía ¿qué veríamos en el proyecto Angel Augier?

Hemos construido una especie de centro cultural comunitario del territorio, ``Huellas del Batey´´, que ha sido escenario de más de 150 actividades incluyendo tertulias y guateques.Tenemos un grupo folklórico, ``Los Taitas de Cuba´´, que naturalmente hacían música de Bembé, música Cajón de Muerto y representan el cabildo de negros congos del Central Santa Lucía. En este momento tenemos una colección de 11 pilones, incluso uno de 1896; tenemos instrumentos de trabajo de los esclavos, medios de labranza. Tenemos una tabaquería completa del siglo XIX de la familia Panchón Cerezo y donde se hacían los tabacos Panchón, tenemos anillas e incluso los documentos que la acreditan, que fue una donación. Es decir que el Centro Cultural ``Huellas del Batey´´ se ha convertido en un espacio expositivo muy grande.
Como peculiaridad; en el espacio el agua que se toma es en tinaja y aljibes. Incluso, yo, como líder del proyecto tengo prohibido en mis actividades refresco Piñata, porque no representa lo mío, allí es limonada, champola, atol. Todas las vasijas son jícaras de güira, tenemos bangañas, que son las jícaras grandes y balayes que son platos de madera.

Ahora mismo en la Galería de la Casa de la Cultura de Rafael Freyre hay una exposición relacionada al proyecto. Hablanos un poco de ella

Es una recopilación de fotografías donde se representan momentos del  Ángel Augier durante más de cuatro años, porque oficialmente surgimos en el 2017 pero desde 2 años antes estabamos haciendo actividades, y se titula exactamente `Momentos´. Es un reflejo de la vida del proyecto, pues en los inicios hicimos muchos recorridos por el país. Fuimos al Instituto de Amistad con los Pueblos, trabajamos con La Tecla del Duende de Holguín, fuimos al memorial José Martí; a un aniversario del Benny Moré en Lajas;  al cementerio Santa Ifigenia a rendirle tributo al Comandante en Jefe Fidel Castro; al Chorro de Maíta y al monumento de la comandancia allá en Banes.

En estos meses, que trama Juan Carlos para el proyecto?

Bueno, ahora estamos restaurando una carreta que hace más de 130 años que no andaba y quien me la donó tiene fue Nene Pérez, de Palmarito. Estamos enfrascados en solicitar un pequeño terreno para ubicar un trapiche original, con las carretas y con una diana mambisa. Nuestro proyecto está listo para representar la provincia en cualquier escenario, ahora estamos seleccionados entre los proyectos que van a representar por la Unión Nacional de Escritores y Artistas (UNEAC) y por el Centro de Intercambio y Referencia sobre Iniciativas Comunitarias (CIERIC) a la región oriental, esperemos que tengan buena visión. Pero estamos listos.

Escribir un comentario