A+ A A-

  • Categoría: Entrevistas
  • Visto: 336

Entre oídos, narices y gargantas con una china

Por azares del destino la conocí. Al llegar a la cola del Otorrino, en el hospital Vladimir Ilich Lenin, me dijeron a usted le toca con la China, pero quién es La China? La doctora María del Carmen Padrón Estupiñán.

Ella es especialista en Otorrinolaringología, ciencia médica que se encarga de la prevención, diagnóstico y tratamiento, tanto médico como quirúrgico, de las enfermedades del oído, nariz, faringe, laringe y las estructuras próximas de la cara y el cuello.

La doctora María del Carmen siempre anda ocupada con muchos pacientes, pero ha sacado un breve tiempo para contestar algunas preguntas acerca de su especialidad.

¿Qué enfermedades, dentro de su especialidad, aparecen con mayor frecuencia en la ciudad de Holguín?

En nuestra consulta suelen observarse con reiteración casos de amigdalitis, otitis, tumores en la laringe y en otros niveles.

Para aclarar estas patologías podemos decir que amigdalitis es la inflamación de una amígdala palatina o ambas, masas de tejido ovales, carnosas, grandes que están en la pared lateral de la orofaringe a cada lado de la garganta. En el caso de la otitis es la inflamación del oído y que según su localización anatómica se clasifican en otitis externa y otitis media.

Muchas veces hemos observado como las personas utilizan algún tipo de ganchillo, o cualquier objeto para introducirlos dentro del oído para supuestamente limpiarlos, eso es correcto doctora?

No es incorrecto, pues esa secreción de la mucosa que se aloja en el oído es la que se encarga de su protección. El cerumen o cera es una sustancia secretada en el conducto auditivo humano  y desempeña una función importante en el canal auditivo ya que ayuda a su lubricación y también proporciona protección contra algunas bacterias, hongos y hasta algunos insectos.

¿El tipo o forma de la nariz influye en algunas patologías?

No, lo que influye en determinados padecimientos son la manera de las fosas nasales, así por ejemplo la desviación del tabique propicia enfermedades como la faringitis, otitis y la hipertrofia de los cornetes.

La doctora María del Carmen se graduó de medicina en 1991. Pero ella sabe muy bien de las formas y trabajo en la atención primaria de salud, en los consultorios médicos de cada comunidad, pues actuó como Médico General Integral (MGI) durante siete años. Más tarde comenzó a andar por los pasillos del hospital Lenin en 1998. Y un poco después, en el 2001 se graduó en su especialidad.  

En ocasiones vemos como numerosas madres, al nacer su hija, quieren colocarle algún arete, como para identificarla que es una niña y que luzca más bonita, a qué edad es conveniente colocarle esa prenda?

Es conveniente que se haga después del año y con las vacunas requeridas en esa etapa de vida antes aplicadas.

¿Existe una tendencia o moda en la actualidad por la que las mujeres se colocan numerosos aretes a lo largo de la oreja, eso puede ocasionar problemas?

Si puede generar inconvenientes. Pues obturar en a todo lo largo del pabellón de la oreja puede ocasionar el riesgo de aparecer enfermedades infecciosas y sufrir daños el cartílago apareciendo traumas como el coliflor que no es más que una deformación de la oreja. Además deben utilizarse aretes que sean de materiales que no ocasionen infecciones, preferentemente de acero inoxidable, plata u oro.

¿En el caso de las neoplasias que ocurren en su especialidad cómo pueden diagnosticarlas?

Las maneras más exactas para precisarlas es mediante un buen interrogatorio al paciente, un correcto examen físico y la realización de una laringoscopia. Si se detecta alguna tumoración el paciente es tratado por un equipo multidisciplinario que con los tratamientos requeridos puede llegar a tener una alta esperanza de vida. Por eso es importante que la población tenga buenos hábitos de vida y evite el vicio de fumar, el exceso de bebidas alcohólicas y llevar una dieta lo más sana posible.

La China es muy apreciada y querida por sus pacientes, pero no creo que sea sólo por su talento y profesionalidad, también por el alma humana que posee. Y es que la vida lo demuestra en todas las profesiones, mucho más en las médicas, se puede ser un excelente doctor, pero si no existe el cariño, el buen trato, la amabilidad y sobre todo la paciencia con los enfermos nadie lo elogiará. Por eso el mayor premio, reconocimiento a un médico sea que sus pacientes lo quieran y estimen, lo material se puede romper, envejecer, pero las buenas opiniones, criterios, incluso de colegas, jamás se pueden quebrar con el paso del tiempo. Y ese premio no se guarda en un lugar de la casa, pared, vitrina, anda cada día por la vida.  

¿Aparte de ofrecer consultas también realiza cirugías, cuál ha sido la intervención quirúrgica más compleja que ha realizado?

Pues el pasado año 2012 fue para mi la operación más difícil, complicada, se le realizó a una paciente con una paraganglioma, una patología poco frecuente, maligna, un tumor que estaba ubicado en la carótida, arteria principal del cuello.

Pero la doctora María del Carmen Padrón Estupiñán, es un ser humano como todos los demás que habitamos este planeta, también tiene un hogar al que se dedica en cuerpo y alma cuando no se encuentra en el hospital. Su pequeña familia y en especial su única hija, una jovencita que le encanta escuchar música y que prefirió la Contabilidad, los números y que trabaja en el mismo hospital, ella es la motivación fundamental de cada día de su vivir.

Nunca ha cumplido misión médica internacionalista por la atención y abnegación a la salud de su hija. Pero me cuenta que en esas misiones se pueden observar enfermedades que sólo se han visto en libros y la experiencia profesional siempre aporta al conocimiento.

El tiempo se ha ido rápido conversando con ella. Ahora entrará un nuevo paciente para atenderlo. Seguro alguien con la ilusión de recuperar el tesoro más preciado en la vida, la salud.

Escribir un comentario