A+ A A-

  • Categoría: Comentando
  • Visto: 199

Cultura sanitaria en el punto de mira

Para Cuba, isla caribeña con un sistema de salud universal y gratuito enfrentar el nuevo coronavirus impuso estrategias en el territorio nacional. Una vez decretada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud la vida de los ciudadanos de este lado del mundo inició una etapa de aislamiento social nunca antes pensada.

A más de 90 días de confirmarse los primeros casos con Covid 19 el país transita por la nueva normalidad, la que proclama fase uno para la Habana, capital cubana y la dos para el resto de las provincias.

El sistema de salud activado, la información diaria de casos positivos, sospechosos  y de alta, el pesquisaje, el nivel de percepción de riesgo, la incorporación paulatina a diferentes tareas económicas y sociales con el debido desescalamiento inciden en los resultados de Cuba a nivel global. La vida tiene su expresión más diáfana en la comprensión de los procesos que conllevan a mantener el equilibrio de todos los indicadores para este momento.

Cuba con su arsenal científico y especialistas en todas las ramas del saber no ha perdido tiempo en el estudio del coronavirus y lo hace con rigor y sensatez. De ahí que evalúe la desertificacion, la erosión, las presipitaciones, la de forestación y desaparición de especies con una mirada a corto plazo, dada la concatenación universal de los fenómenos naturales.

Nada le ha sido ajeno a Cuba en este tiempo porque siempre el ser humano y su resguardo han estado en la prioridad de la isla. Al hablar de cultura sanitaria en el punto de mira de Cuba lo hago convencida de que ser un país próspero es ser saludable, crecer culturalmente, compartir el bienestar y satisfacer las necesidades materiales y espirituales  a tono con nuestras realidades y aspiraciones.

La visión integral de cuánto hace Cuba para desterrar la Covid 19 del territorio nacional es el resultado de un proceso gradual, de unidad de las fuerzas científicas, económicas y sociales, preservando en cada fase la disciplina, la responsabilidad, la autoridad de su sistema de salud y la voluntad política del Estado.

Queda por un largo tiempo la prudencia ante cada acción, la mascarilla en los diversos escenarios, el humanismo de la Medicina Cubana y la meditación post Covid en un siglo que puede enfrentar pandemia similares.