A+ A A-

  • Categoría: Comentando
  • Visto: 204

La ciencia frente a la Covid-19

En la medida en que Cuba transita por el distanciamiento social a causa de la Covid-19 la ciencia, la innovación y el desarrollo como armas imprescindibles en la batalla contra la pandemia le confirman a la Isla estar en condiciones  de aportar a la ciencia mundial.

Un día tras otro cuenta la realidad ante la disminución de la tasa de fallecidos por el nuevo coronavirus en la nación caribeña.

En busca de diagnosticadores más sofisticados de la enfermedad, en el uso de fármacos, en catorce proyectos de investigación y por la obtención de una vacuna preventiva o profiláctica con larga duración andan involucrados los científicos.

El uso de medicamentos, generados por la industria biofarmacéutica cubana, ha contribuido a evitar que pacientes aquejados del virus lleguen al estado grave o crítico. El más conocido internacionalmente es el Interferón empleado en China.

Desde entonces existía cierta expectación por conocer sus resultados y según expertos, de una muestra de 700 pacientes tratados con él, sólo el 5 % pasó a la fase de gravedad mientras que ése indicador en el grupo de los que no utilizaron el medicamento, fue de más de un 9%.Vale el Interferón nuestro al igual que los demás productos logrados por empresas de BioCubaFarma, en condiciones muy adversas.

Otros permiten mejorar el distrés respiratorio, modulan la inflamación, impiden que ocurra una inmunosupresión marcada y contribuyen a la calidad de vida post Covid-19. La industria biotecnológica se fortalece y sus medicamentos están a disposición de salvar vidas a enfermos con la Covid-19 en Cuba y en otras latitudes.

En tiempos del SARS Cov2 los investigadores se mantienen ávidos por completar proyectos pues el conocimiento y la voluntad crecen en la búsqueda de alcanzar soberanía tecnológica y la contención de la epidemia. Ante este hacer resalta la estrategia del Centro Nacional de Investigaciones Científicas conocido como el CENIC, institución que acumula una historia con liderazgo ganado.

Los países del Alba-TCP tienen en Cuba a un país que los acompañará siempre porque la nueva economía necesita un enfoque colectivo.

El aporte de la biotecnología es determinante para todos en estos momentos cuando 34 brigadas médicas cubanas demuestran al mundo que la paz, la solidaridad y la unión entre todos los miembros de la Alianza hacen falta para enfrentar las consecuencias de la Covid-19.