Comentando

  • Escrito por Yaylen Vallejo Paz
  • Categoría: Comentando
  • Visto: 255

El valor de la economía para los cubanos

Dentro del complejo escenario económico del país, las medidas anunciadas en los últimos días llegan como aliciente un tanto esperanzador  y al mismo tiempo desconcertante para el cubano de menos posibilidades.

Llegaron sin antesalas de publicidad pero ya están haciendo "mucho ruido" entre la población, porque significan una apertura nuevos horizontes y permitirán recuperar las divisas en moneda extranjera que los cubanos naturales gastaban en otros países comprando mercancías para venderlas por la vía informal en Cuba.

"El dinero que sale de la Isla para esas compras se estima en cifras significativas y debemos captarlo". Fueron las palabras del vicepresidente de la República  Salvador Valdés Mesa.

Nuevas medidas:

  • La prestación de servicios de importación a personas naturales que tengan el respaldo en moneda libremente convertible
  • El desarrollo del comercio electrónico, tiendas virtuales, así como las ventas mediante tarjetas magnéticas
  • La concesión de bonificaciones arancelarias a la importación de las materias prima e insumos, priorizando los productos de más necesidad importados por las cadenas de tiendas.

Estas medidas tienen como objetivo enfrentar la difícil situación económica que impone el recrudecimiento del bloqueo y sus restricciones contra Cuba.  Además de potenciar la industria nacional y aprovechar las capacidades disponibles en la nación.

Para entender un poco  el porqué de estas medidas  resulta imprescindible acudir a las palabras del ministro de economía y planificación Alejandro Gil  cuando explicaba que "El país necesita divisas para respaldar nuestro desarrollo económico social, porque nosotros no estamos en capacidad de satisfacer toda la demanda;  por lo que los productos importados contribuyen a satisfacerla."

Es una decisión inesperada para muchos, un gran paso si se trata de aprovechar el valor de las monedas que más circulan en  el mundo y  recalan en el país y por otra parte recuperar las divisas perdidas en las millonarias inversiones de los cubanos en el extranjero para importar mercancías a la Isla.

Aunque con estas medidas no se prohíben las importaciones en las actuales circunstancias, al ponerse en vigor esta nueva modalidad significaría competir con un mercado que presenta precios inferiores y ofrece garantías comerciales a sus productos.

Esta propuesta del gobierno incluye poner a disposición más de 70 establecimientos para vender mediante  tarjetas magnéticas, los artículos que más se importan.

¿Cómo obtener una tarjeta magnética para comprar en estas tiendas?

Lo primero que debe saber un cubano interesado en solicitar una tarjeta magnética para comprar en las tiendas con monedas libremente convertibles (MLC), es que estas cuentas no admiten depósitos en pesos cubanos (CUP), ni en pesos convertibles (CUC).

Las sucursales bancarias permiten abrir cuentas en solicitud de las personas residentes permanentes, incluido extranjeros que residen permanentemente en el país, y para ello solo es necesario presentar el carnet de identidad.

Estas cuentas podrán ser abiertas a título individual, o cuenta indistinta, a más de un titular, en casos de conyugues o hijos, aunque para su apertura tienen que acudir las dos personas al banco.  Asimismo, cuando se abren las cuentas, las personas pueden designar beneficiarios.

No existirá un saldo mínimo obligatorio a la hora de abrir una cuenta y esta tampoco calcula o referencia intereses.  Mientras que sí admite definir límites de dinero y de operaciones por parte del cliente como mecanismo de seguridad.

Podrán recibir fondos, incluidas las remesas, que serían redirigidas a estas cuentas, y también se permiten transferencias entre cuentas similares. Los depósitos se harán en efectivo en las siguientes monedas: dólares estadounidenses, euros,  libras esterlinas, dólares canadienses, francos suizos, pesos mexicanos, coronas danesas, coronas noruegas, coronas suecas y yenes japoneses.

Entre los elementos positivos que se pueden prever a raíz de estas nuevas medidas encabeza la lista el fortalecimiento de la liquidez en divisas de los bancos. Por otra parte los cubanos residentes permanentes que tengan familia en el extranjero y reciban divisas convertibles tendrán la opción de comprar en mercados formales y a precios más accesibles que los de las tiendas de venta en CUC o el mercado informal. Otro beneficiado será el sector privado, al contar ahora con acceso más directo a determinados insumos a menores costos.

Mientras, la población en sentido general, debe sentir como suya la bocanada de aire fresco que recibirán los bancos cubanos y esperar que esa mejoría del país, repercuta en la economía del hogar, en la diversificación de oportunidades y en la calidad de los servicios. Nos resta como sociedad, confiar en el acierto de los pasos que se están dando en el país.

  • Escrito por Hirán Ricardo Ricardo
  • Categoría: Comentando
  • Visto: 299

La balanza de las telenovelas

Me parece que desde muchos años atrás el horario estelar de la televisión cubana, las nueve de la noche, no presentaba un producto nacional capaz de hacerle competencia en preferencia y calidad a las tradicionales novelas brasileñas. Por estos días la telenovela Entrega, del director Alberto Luberta Martínez, ha comenzado atrapar a muchos televidentes.

El tratamiento de un tema actual como el regreso de un maestro a la escuela y su lucha entre el dinero (para poder satisfacer los pedidos materiales de su esposa) y su pasión por impartir clases, centra la trama de la obra.

Sin ser un crítico de actuación, me atrevo a decir, que Entrega ha podido sacar de cada uno de sus personajes la mayor naturalidad posible. En este sentido actores como Hilario Peña, Patricio Wood, Carlos Gonzalvo, Nancy González y Jorge Martínez, hacía tiempo no se les veía en papeles con personajes diferentes para extraerles todo su potencial y verlos de una manera distinta. También es justo destacar el trabajo del protagonista Ray Cruz, que sin ser de los artistas más solicitados en novelas y películas, ha logrado hacerlo de una manera tan real que parece que lo tenemos en la sala de la casa. Vale apreciar además, el manejo del toque policiaco que le ha dado su director para buscar una manera más de atraer a los espectadores.

Una de las virtudes de la telenovela cubana es la satisfacción de ver rostros nuevos, como las actrices que interpretan los personajes de la estricta profesora de historia, la esposa del policía y madre de dos hijos, la hermana del vendedor de flores que es madre de una adolescente y cuida a su madre casi ciega. Otro de los puntos de admirar es la posibilidad de volver a ver actores del calibre de Verónica Lynn y Mario Limonta que llevaban años ausentes en este horario.

Por otro lado la novela brasileña El otro lado del paraíso, ha vuelto a mostrar un producto de la Globo a la altura de esta casa productora. Una historia con el acostumbrado tema del amor, el miedo a los prejuicios sociales, pero con matices de venganza.

En esta ocasión la fotografía se centra más en las expresiones y caracterizaciones de sus personajes y se sale de las trilladas imágenes de las playas de Río de Janeiro, los edificios de Sao Paolo y de los paisajes costeros.

Otro punto positivo de esta entrega brasileña es su frescura, pues salió al aire en el gigante sudamericano el pasado año, es decir estamos apreciando algo reciente y no como en obras anteriores de hasta siete años de haber sido terminadas de filmarse.

Una vez más podemos disfrutar de la profesionalidad que caracteriza a los actores brasileños. En esta puesta a la pequeña pantalla encontramos rostros consagrados, de enorme trayectoria y familiares para el público cubano como Gloria Pires, Lima Duarte, Fernanda Montenegro y Nathalia Timberg.

Creo que si hubiera algo de cuestionar de El otro lado del paraíso es la música en inglés, algo que parece moda en las producciones cariocas, una pena si tenemos en cuenta el arsenal musical que posee el pentagrama brasileño.

Lo cierto es que felizmente podemos disfrutar lunes, miércoles, viernes, de una telenovela cubana entretenida y actual, mientras que los martes, jueves y sábados nos llega la habitual brasileña con otros toques.

  • Escrito por Claudia Mara Cruz Escalona
  • Categoría: Comentando
  • Visto: 181

Homenaje a la cultura cubana

Cuando hablamos del 20 de octubre, día de la Cultura Nacional el pensamiento nos remite a Perucho Figueredo, montado en la silla de su caballo en la ciudad de Bayamo rebelada, escribiendo las notas del Himno Nacional.

Lecciones aprendidas desde pequeños en la escuela, donde el estudio de los símbolos patrios formaba parte del acervo cultural que moldearía nuestra idiosincrasia como cubanos.

Y es que el establecimiento de esta jornada como día oficial  de la cultura no es solo para homenajear este acto de valentía de los bayameses; representa una efeméride que marca definitivamente el nacimiento de una nación rebelde y de su identidad.

Porque cultura cubana es más que un conjunto de manifestaciones artísticas, o que un acopio de tradiciones, mucho más que 150 años de luchas por la independencia.

Sin embargo hoy es evidente una creciente negación de nuestra nacionalidad, situación marcada e impulsada por la importación de elementos, códigos y costumbres fóraneas.

El consumo de la industria cultural norteamericana y europea ha favorecido un escenario que cada día nos aleja más del disfrute y la identificación con nuestros propios productos culturales.

Por ello se hace imprescindible reinventar el sentimiento de cubanía, para hacer que cada uno ame su pedacito y que cada cubano y cubana sea vea reflejado en figuras como Nicolás Guillén y su poesía, en la música de Beny Moré, la pintura de Amelia Peláez o el sentimiento de patriotismo de Antonio Maceo y Celia Sánchez.

En el nuevo escenario cubano actual, donde los modos de actuar están repensándose, donde todo confluye en pos de gestar un país renovado, donde el modelo de nación y el concepto de cubanía toman nuevos cursos, hoy descubrimos que esta es una noción moldeable, perfectible, sintetizada en un conjunto de rasgos identitarios formados en un largo proceso histórico.

La Nueva Carta Magna aprobada este 10 de abril, conformada por un equipo de profesionales multidisciplinario, muchos de ellos figuras de la cultura cubana y aprobada por un pueblo formado bajo los preceptos políticos y fenómenos que son parte igualmente de nuestra identidad, lleva el reto de cuidar y proteger muchas de las tradiciones, creencias, legados e instituciones que nos hacen ser hoy el pueblo culto que somos.

También vela por rescatar la noción de cultura que se ha perdido en el camino. Para que cada 20 de octubre vuelva el homenaje a miles de Peruchos, de bayameses, himnos y banderas cubanas.