A+ A A-

Comentando

  • Escrito por Claudia Mara Cruz Escalona
  • Categoría: Comentando
  • Visto: 164

Solo con responsabilidad ganaremos

Pensamos que habíamos ganado la batalla. Dimos por hecho que ya no era indispensable el uso del nasobuco, que podríamos salir de casa despreocupados, fiestar y compartir con amigos como en tiempos normales. Pues esa confianza ahora nos pasa la factura.

La realidad demuestra que aún es una realidad lejana hasta tanto no se desarrolle y aplique la efectiva vacuna que neutralice el coronavirus. Un nuevo rebrote, hasta ahora con dos casos positivos en la provincia, pero pudieran ser doscientos, o dos mil, si nos descuidamos.

Ni un mes ha transcurrido del tan anhelado reinicio del curso escolar, y ya se cierne la indeseada posibilidad del cierre de las escuelas, como ha ocurrido en otros territorios del país donde se han violado las medidas sanitarias y sus pobladores vuelven a experimentar la limitación de movimiento, cuarentenas, aislamiento social.

La irresponsabilidad ciudadana hace de las suyas y tal parece que aprendimos poco o nada durante los meses anteriores. La Covid-19 ha dejado un saldo importante de enfermos y fallecidos a nivel mundial, pero a quienes no ha tocado de cerca parecen aún estar convencidos de que son inmunes. De esa manera no ganaremos jamás.

No cuidarse es ser desagradecidos con el personal de salud que tanto sacrificio ha aportado para preservar la salud de los cubanos. Es no valorar el esfuerzo de miles de trabajadores que pusieron en riesgo a sus familias y sus propias vidas para que no faltara el alimento, el fluido eléctrico y otros servicios elementales.

Los irresponsables cantaron victoria antes de tiempo. No ha sido falta de orientación, de intención de las autoridades sanitarias, de la aplicación estricta de medidas o contravenciones contra quienes las violan. Ha sido la pérdida de la percepción del riesgo y la poca conciencia del comportamiento adecuado a adoptar ante estas situaciones los factores principales causante de los rebrotes diseminados por todo el país.

Ya lo han dicho nuestro presidente Miguel Díaz Canel-Bermudez, y el director de Epidemiología del Minsap el Dr. Francisco Durán:

El coronavirus llegó para quedarse y hay que aprender a convivir con él; pero ello no significa que sea tomado a la ligera. Ello representa que necesitamos de una vez aprender a enfrentarlo responsablemente, asumir actitudes consecuentes y exigir a los demás por el cumplimiento de las normas higiénicas. Solo así volveremos a besarnos y abrazarnos, a respirar sin miedo al aire libre.

  • Escrito por Beatriz Galbán Álvarez
  • Categoría: Comentando
  • Visto: 85

Por la vida hagamos más

Cuando el 11 de marzo de 2020 Cuba detectaba los primeros casos con el virus Sars Cov2 la mayoría no imaginábamos su repercusión en una Cuba con experiencia en huracanes y enfermedades transmitidas por el mosquito aedes, siempre con salidas airosas.

A cinco meses del inicio de la Pandemia en Cuba otra es la mirada. El pensamiento individual y colectivo ha cambiado. El aislamiento, la cultura sanitaria, los protocolos de seguridad nunca antes empleados y sobre todo, la responsabilidad marcan el día a día de la sociedad.

Para contener la Covid-19 tanto el Sistema de Salud como las autoridades políticas asumen estrategias para evitar mayor propagación y controlar el rebrote. Cuba predijo fases, actuó con cautela, apeló a la conciencia, demostró fortalezas en el Sistema de Salud, en medicamentos y en la investigación hasta dar a conocer. su  candidato vacunal.

Los científicos estimaron el rebrote y en consecuencia alertaron. Muchos confiados, otros irresponsables sin medir consecuencias, la mayoría atenta a los partes del Ministerio de Salud y con respeto cuidan de la vida. Por otro lado, La Habana impuso nuevas medidas ante el rebrote y Ciego de Ávila en el centro de la isla retoma los protocolos de seguridad, mientras que toda. Cuba mantiene vigilancia epidemiologica y suspende los viajes interprovinciales hasta el 30 de septiembre. En Holguín dos casos positivos encienden el panorama actual. La búsqueda de contagiados, manzanas supervisadas, pesquisaje activo y la percepción de riesgo otra vez son prioridades en este lado del oriente cubano.

La Covid 19 atemoriza al mundo por su alta letalidad. Primero en Europa y luego en Las Américas las cifras por muertes y contagios estremecen. Y en medio del rebrote Cuba anuncia más de siete mil pruebas realizadas en sus laboratorios a nivel de nación y no escatima esfuerzos en la obtención de medicamentos como lo prueba la Biomodulina T. La realidad de este tiempo vaticina la contención de la Covid 19 en la mayor isla del Caribe. Eso sí. Todo vale en materia de disciplina y buenas prácticas sanitarias. Cada ciudadano constituye un ente activo para definir conductas junto a un gobierno con decisiones concretas para poner fin a la Covid-19 en Cuba.

  • Escrito por Claudia Mara Cruz Escalona
  • Categoría: Comentando
  • Visto: 331

El impulso necesario a los emprendedores cubanos

La motivación de los emprendedores cubanos para convertirse en una pieza que complemente la economía nacional se respalda en la visión y el impulso de las autoridades a una actividad que ha tomado auge desde su apertura masiva hace casi una década. Un eslabón más de la cadena que sustenta un proyecto de desarrollo vital para renovar los conceptos tanto económicos como laborales.   

Idea que se refleja hoy en la voluntad del estado para potenciar la inserción de cada vez más cubanos y cubanas a participar en el sector cuentapropista. Es así que los cambios en materia económica que se experimentan la incentivan como otra fórmula para el avance, también socio-político, a mediano plazo.

Los lineamientos aprobados en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba y ratificados con su seguimiento en la séptima cita, incluyeron el interés de perfeccionar el sistema  económico para dar cabida a las nuevas formas de gestión, intención que se remarca en las medidas tomadas por la dirección del país en los últimos meses.

Según nuestro Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la nueva estrategia de impulso a la economía que se presentará en el mes de octubre a la Asamblea Nacional del Poder Popular, incluye, entre otros aspectos, el perfeccionamiento del sector no estatal, con prioridad inmediata en la ampliación del trabajo por cuenta propia y de quitarle trabas. Ello contribuirá a ampliar la cifra de más de 650 mil trabajadores que ejercen una de las 128 actividades aprobadas en el sector.  

La perspectiva actual se centra sobre todo en la producción de alimentos y la soberanía alimentaria y nutricional, aspecto que demanda importantes transformaciones donde se incluyen la manera de relacionarse adecuadamente empresas estatales con todas las formas de gestión y propiedad que aportan a la producción de alimentos.

Díaz-Canel hizo referencia también la posibilidad de que cualquiera de las formas productivas pueda importar insumos que necesita, a través de empresas estatales, y también la posibilidad de que cualquiera de las formas productivas pueda también exportar producciones para tener, también, financiamientos en divisas que ayuden a reproducir su actividad económica.

Desde ya se evidencian los pasos dados en este sentido, pues hace pocas jornadas se dieron a conocer las normas jurídicas para este tipo de actividad de realizar importaciones y exportaciones a través de empresas estatales cubanas.  El acceso de las formas no estatales de gestión a los servicios del comercio exterior se sustenta en las palabras de Rodrigo Malmierca Díaz, ministro del ramo: “necesitamos que las exportaciones crezcan y que las importaciones sean más racionales, así como que podamos hacer encadenamientos productivos entre todas las formas de gestión para un mejor resultado económico”, afirmó el titular haciendo énfasis en la necesaria participación de los emprendedores en el escenario económico cubano actual.

La posibilidad de extender dichas operaciones hacia este sector reconoce el imperativo del aporte que pueden brindar, mientras se beneficiarán además con el acceso a otras fuentes de materias primas a través de 36 empresas cubanas especializadas en la actividad y dispuestas para este fin.

Fomentar el trabajo por cuenta propia en esferas potenciales de la economía propicia una revalorización de esos bienes y servicios deprimidos por la carencia de insumos y fuerza de trabajo. Una actividad que puede tomar ejemplo de negocios prósperos de otras formas de producción en cuanto a gestionar sus proyectos, promocionar sus servicios y emplear las nuevas plataformas digitales y el comercio electrónico para posicionarse en un mercado que puede resultar cada vez más competitivo.

Aunque el tema no es nuevo, continúan coexistiendo algunas mismas limitaciones para el crecimiento y desarrollo óptimo de la actividad que siguen lacerando uno y otro lado de la moneda. A la vez, prestadores de servicios y clientes suman inquietudes a las clásicos inconvenientes.

Por un lado la regulación de precios, el control de las capacidades para entregar las licencias en aras de garantizar la calidad de los servicios prestados y por otro la disponibilidad y acceso al mercado mayorista, o la flexibilización del sistema tributario son algunos de los elementos pendientes relacionados con la organización del cuentapropismo en Cuba.

Sin embargo, las nuevas formas de gestión no estatal se alzan como una variante más, ya no como alternativa, para encauzar el rumbo económico de la nación de la mano con la voluntad gubernamental y el sistema empresarial estatal.