A+ A A-

Ciencia

  • Escrito por María Esther Pupo Hechavarría
  • Categoría: Ciencia
  • Visto: 356

Proyecto emisario submarino en Moa

Uno de los proyectos de la Empresa productora de sulfuro de níquel y cobalto Comandante Pedro Sotto Alba, de Moa, en Holguín, llamado “Emisario submarino” pretende alejar el depósito del licor de desecho WWL -resultante de su proceso industrial- hacia un punto en el fondo del mar, a varios kilómetros, y lograr una mayor dispersión.

Su objetivo es disminuir la contaminación ambiental que históricamente ha provocado dicho vertimiento en el río Cabañas, que corre cercano a la fábrica y bordea reparto Rolando Monterrey de esa ciudad minera en su curso rumbo a la costa norte oriental cubana.

Su primera fase fue la de ingeniería básica que realizaron especialistas de la Empresa de Ingeniería y Proyectos del Níquel (Ceproníquel) de ese municipio. Estuvo a cargo de proyectistas, tecnólogos, topógrafos, ingenieros en construcción civil y otras especialidades, todos de la División de Ingeniería.

Luego de aprobarse por la empresa mixta Pedro Sotto Alba y el Instituto de Planificación Física, ha correspondido a Ceproníquel acometer otros estudios y la ingeniería de detalle.

Al respecto, el ingeniero Carlos Iglesias, subdirector general de esa empresa mixta informó que a esta inversión preliminarmente se le calculó un costo de unos 40 millones de dólares y que corresponden a Geocuba, entidad especializada en Geodesia y Cartografía- los estudios medioambientales exigidos por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

A los análisis del proyecto emisario submarino, aportan doctores del Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa y funcionarios de los ministerios relacionados con la Construcción, en busca de la vía más efectiva para reducir la carga contaminante al medio ambiente, según se informó a la Prensa.