A+ A A-

  • Categoría: Ciencia
  • Visto: 490

¿Cuánto pesa un kilogramo?

No vamos a tratar sobre la polémica popular acerca de las alteraciones en los pesos que tanto irritan a los consumidores, sino que nos referiremos al valor relativo de la unidad de medida del peso y su relación con la masa correspondiente.

 Muchas personas piensan que el peso, cuya unidad de medida es el kilogramo, es una medida INVARIABLE, o sea, que no cambia bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, la física demuestra que ello es sólo cierto en los límites locales o dentro de grandes regiones geográficas.

Sabemos que se denomina kilogramo a la unidad fundamental de masa del Sistema Internacional de Unidades. Por eso, su peso como tal  significa el peso de dicha masa, que no es más que la fuerza de atracción con que es atraída por la gravedad terrestre.

En realidad, al referirse al peso, se debía decir kilografo fuerza, pero nos hemos acostumbrado a decir kilogramo a secas.

Así, en realidad el peso de la masa de un kilogramo depende de con cuánta fuerza la Tierra la atraiga, ya que se demuestra que la gravedad varía en dependencia de varios factores, como la latitud, altura y, en menor medida, con la composición mineral o geológica del lugar donde nos encontremos.

Para unificar homogéneamente las operaciones o actividades en que interviene la masa (comercio, salud, construcción, entre muchos, se ha establecido un Patrón de masa que consiste en un cilindro de platino e iridio de un kilogramo que se conserva celosamente en la Oficina Internacional de Pesas y Medidas de París.

Varias copias de dicho patrón se encuentran en diferentes países, y se denominan patrones secundarios, que sólo durante unos pocos días son verificados por el patrón de París. A su vez ellos cumplen la función de verificar a otros patrones, llamados patrones terciarios y así sucesivamente.

El lector se preguntará hasta qué punto ello es necesario, pero la cuestión radica en que, debido a la no constancia de la fuerza de gravedad en todos los puntos de la Tierra, variarán también, en consecuencia los casos medidos para una misma masa.

Por ejemplo, un kilogramo masa pesará un 0,3 % más en los polos que en el Ecuador, debido a que la aceleración centrífuga dada por el movimiento de rotación es mayor en este último lugar que en los polos, donde es nula, y se le resta a la  aceleración normal de la gravedad.

También, para una misma latitud, un kilogramo de masa pesará menos cuanto mayor sea la altura en que se haga la medición, ya que ese punto estará más alejado del centro de la Tierra. En Latinoamérica contamos con varias ciudades como Ciudad México, Bogotá y La Paz que se encuentran a alturas del orden de miles de metros sobre el nivel del mar  en las cuales un kilogramo de masa pesa menos que a nivel del mar en el orden de las milésimas.

¡Pero en todos los casos la masa será la misma!

Por eso, si usted pesara la masa con una pesa de torsión o de resorte comprobaría que, a pesar de obtener pesos diferentes, la materia en cuestión sería la misma.  Si la pesada la hace en básculas con pesas patrones, entonces obtendría el mismo valor de masa y de peso.

De lo que puede estar seguro, es que aquí en Holguín o en cualquier parte de Cuba, un kilogramo sí debe pesar lo mismo en cualquier instrumento de pesaje, contra lo que algunos quieren que crean los consumidores.

Escribir un comentario