Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Legítima representante de la mujer cubana
Por: Roberto Ortíz del Toro
Publicado: El 18 de junio de 2007 dejó de existir físicamente Vilma Espin Guillois, legítima representante de la mujer cubana, que dejó a su paso por la vida el cariño, la admiración y el respeto que su figura inspira.
Y es que Vilma sobresalió por muchas virtudes, que nacieron con ella aquel siete de abril de 1930 en Santiago de Cuba, la acompañaron durante su existencia física, y se eternizaron a partir del triste desenlace de hace cinco años.
El recuerdo de la destacada estudiante de ingeniería química en la Universidad de Oriente, la luchadora clandestina para librar a Cuba de sus males, la guerrillera del Segundo Frente Oriental “Frank País” y la mujer que dedicó su vida a la lucha por las reivindicaciones femeninas a partir de enero de 1959, la retratan de cuerpo entero.
Vilma, la eterna presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) desde su fundación el 23 de agosto de 1960, la ejemplar madre, compañera, revolucionaria, supo cultivar el amor en todo lo que hizo, y ese empeño fructificó en su familia, sus compañeras de trabajo, a la vez que trascendió a su pueblo.
El quehacer de Vilma por la emancipación femenina  y los derechos de la mujer en Cuba y en el mundo, la hacen acreedora de la continuidad de su obra, compromiso que expresa el sentir de quienes asumieron su legado y siguen su ejemplo y enseñanzas.
Quienes conocieron a Vilma destacan entre sus cualidades la exquisita sensibilidad humana, su sentido del deber y responsabilidad, su espíritu solidario, su pasión por la cultura junto a su sencillez y modestia.
Por su consagración a las tareas inherentes a los cargos y responsabilidades que desempeñó, conquistó por derecho propio el título de Heroína de la República de Cuba, un merecido reconocimiento como síntesis de una vida enteramente dedicada a la Revolución.
Rendir homenaje de recordación a Vilma en el quinto aniversario de su desaparición física, es una manera de materializar la sentencia martiana que expresa: “honor a quien honor merece”. | GMT-05:00
 
Conmemoran creación del IV Frente Simón Bolívar
Por: Agencia Cubana de Noticias. ACN
Publicado:  El aniversario 55 de la fundación del IV Frente Simón Bolívar, fue celebrado en el poblado holguinero de Mir, primer territorio liberado en el llano por el Ejército Rebelde.

Delio Gómez Ochoa, jefe de aquel mando guerrillero, destacó la continuidad histórica de la Revolución Cubana y resaltó que jamás fueron en vano las gestas protagonizadas.

Gómez Ochoa constató el cambio que exhibe hoy la comunidad campesina, en relación con la de aquella época, pues ahora allí existen centros de enseñanza, consultorios médicos, parques, casa de abuelos, salas de rehabilitación, entre otras instituciones.

La General de Brigada Delsa Esther (Teté) Puebla, Heroína de la República de Cuba y quien integró el pelotón Las Marianas, de aquel Frente, subrayó que tal y como sucedió con los jóvenes de 1958, los de hoy son protagonistas de cada logro del proceso revolucionario cubano.

El Complejo Escultórico erigido en la localidad fue punto de encuentro para recordar a la figura del Libertador, rememorar las gloriosas páginas de aquellos guerrilleros -ahora a la vista de todos en el Museo Central- y rendir tributo al mártir Wilfredo Peña, caído durante la toma del cuartel de la tiranía en Mir.

Esa fuerza estaba estructurada por la columna 12 Libertador Simón Bolívar, dirigida por el Comandante Eduardo Sardiñas, y la 14 Juan Manuel Márquez, bajo la pupila del capitán Orlando Lara.

El mando libró numerosas acciones como los combates de La Guanábana, La Presa, Los Güiros, La Entrada y Juan Cantares, los ataques a los poblados de San Germán, Gibara, Jobabo, Puerto Padre y Buenaventura.

Al acto político y ceremonia militar asistieron el General de División Onelio Aguilera, jefe del Ejército Oriental, y Luis Torres Iríbar, primer secretario del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en Holguín, ambos miembros del Comité Central de esta organización. | GMT-05:00
 
Recuerdan en Cuba levantamiento de 1895
Por: Agencia Cubana de Noticias, AIN

   ... Leer más
Publicado:  El poblado de Baire, en la provincia de Santiago de Cuba, recordará el levantamiento armado del 24 de febrero de 1895, acción que dio inicio a la Guerra Necesaria, como la llamó José Martí, su máximo organizador.

Una amplia representación de sus habitantes acudirá a esa cita con la historia, que tradicionalmente tiene lugar frente al Museo Casa Jesús Rabí, donde vivió el Mayor General de las tres guerras emancipadoras de Cuba.

Luego diferentes generaciones acudirán en marcha al cementerio local para rendir homenaje a patriotas como Rabí, los Generales de División Saturnino Lora y Florencio Salcedo, y el Coronel Juan Joaquín Urbina.

Allí serán depositadas ofrendas florales en las tumbas de esos oficiales, con una participación en el hecho histórico, hace 119 años. Aunque ese día Rabí no estuvo en Baire, poco después tomó el mando de las tropas del Ejército Libertador en esta región del país. Los vecinos del histórico poblado tienen por costumbre esperar la llegada del 24 de Febrero en el Parque de la Revolución y allí entonar las notas del Himno Nacional e izar la Bandera Cubana.

Al amanecer realizan el toque de la Diana Mambisa por las principales calles, tradición iniciada a finales del siglo XIX. En los días previos a la efeméride, el Museo Casa Jesús Rabí desarrolló un encuentro con descendientes de patriotas de la localidad, el día del bairense ausente-presente y el taller de historia y computación, en su 24 edición.

De ese terruño José Martí escribió: "Yara, Bayamo y Baire, Cuba algún día tendrá en cuenta sus hazañas y sus hombres, la Patria está en deuda con pueblos tan generosos.  Si México tuvo su Dolores, Cuba tiene su Baire”.

| GMT-05:00
 
Calixto, Loma de Hierro y la artillería mambisa
Por: Arnaldo Vargas Castro
Publicado:  La Guerra de 1895 por la independencia de Cuba o Guerra Necesaria, como la definió su propio organizador, José Martí, inició el 24 de febrero de 1895 con el retorno desde el exilio e incorporación de destacados patriotas, entre ellos el Mayor General holguinero Calixto García Iñiguez, quien lo hiciera justamente un año y un mes después.

Tras un recorrido por las regiones de Santiago de Cuba y Guantánamo, García de regreso a Holguín, acampa en el lugar conocido por El Cupey, donde proyecta, junto al Generalísimo Máximo Gómez (19 de agosto de 1896) la toma del fuerte número 18 de San Marcos, conocido como Loma de Hierro, para probar la eficacia de la artillería en la ocupación de fortificaciones.

Calixto contaba con el cañón Hotchkiss, que llegó por Camagüey el 20 de mayo del propio año 1896; fabricado en Providence, Estados Unidos, con un cañón de 42 milímetros, tiro rápido, poco tamaño y peso, que facilitaban ser trasladado de un lugar otro con tracción animal.

San Marcos era uno de los 35 fortines que cubrían los 32 kilómetros de línea defensiva Holguín-Gibara, encargados de proteger los sembrados y el ferrocarril que enlazaba a ambas demarcaciones.

Se localizaba a unos 18 kilómetros de Holguín y a tres de la antigua Capitanía de San Marcos de Auras, hoy Floro Pérez, y contaba con una dotación aproximada de 18 militares.

Calixto marchó hasta situarse a una legua del poblado de Auras y continuó  al amanecer hacia el sitio previsto para la acción, donde acampó a las 5:30 a.m. de ese mismo día. Designó diferentes fuerzas para la protección de los caminos que conducían al fuerte y tirotear el poblado.

A unos 300 metros del fortín español ordenó construir una pequeña barricada donde situó el cañón Hotchkiss, que sería operado por experimentados artilleros norteamericanos, considerados por Gómez como “extranjeros con honor”, al mando del Brigadier Enrique Collazo.

El ataque se originó a  las 7 de la mañana y se prolongó por dos o tres horas, por la resistencia de los soldados españoles, quienes -solo al comprender la imposibilidad de resistir aquella avalancha de fuego- escaparon hacía un fortín cercano, dejando en el sitio abandonado a un soldado muerto y otro moribundo, cinco mil proyectiles de máuseres y alguna vitualla.

Por la importancia de aquella acción mambisa, el sitio de Loma de Hierro fue declarado Monumento Nacional, el 23 de diciembre de 1993. En una escuelita primaria, muy cerca del lugar, aparecen mapas, detalles de la acción y documentos que incluyen la orden militar dictada por el dominicano cubano Máximo Gómez Báez, General en Jefe del Ejército Libertador y el reconocimiento por el éxito de la operación, rubricado el 21 de agosto de 1896.

“¡ Orientales! Os cabe la satisfacción inmensa de ser los primeros cubanos vencedores con artillería. Loas y gloria a vuestro General Calixto García, que con tanto acierto y valentía supo dirigir la operación.” (…) Como General en Jefe, me honro en felicitar a la Patria por tanto bien alcanzado; a vosotros todos por la victoria conquistada y a los artilleros, por su crédito y honor como extranjeros. Y a vuestro General Calixto García, por su nombre, por su fama y por su gloria”.

Probada la eficacia del arma y la táctica de Calixto, Gómez le ordena emplearla en el sitio y toma de los más firmes baluartes enemigos. Con la sencillez que lo caracterizaba, obtuvo nuevas e importantes victorias. En uno de aquellos reportes informó al General en Jefe: “Tomé a Guáimaro; a usted se debe el triunfo, porque me aseguraba que se tomaba y yo no lo creía. Gracias por la gloria que le debo”.

Dichas acciones provocaron profunda repercusión en Europa y Norteamérica, al extremo, que  contribuyeron a la sustitución -como capitán general de la isla- del tristemente célebre Valeriano Weyler.

Por la importancia  de aquella primera carga artillera, se conserva aquel primer cañón en el Museo Bacardí, de Santiago de Cuba. | GMT-05:00
 
Un cubano en el cosmos
Por: Hirán R. Ricardo
Publicado:  Del primer cosmonauta Latinoamericano en la historia de los viajes al espacio exterior se vuelve hablar, en esta ocasión por la publicación de un libro titulado Un cubano en el cosmos. Su autor el General de Brigada Arnaldo Tamayo Méndez, quien hace 33 años vio a nuestro planeta tierra desde las estrellas.

El texto contiene ocho capítulos y narra en cada uno las distintas etapas que vivió el autor en su preparación, viaje y regreso del cosmos. La primicia literaria fue dada a conocer por el Noticiero de la Televisión Cubana. En el reporte Arnaldo Tamayo expresó que todavía recuerda cada minuto de su inolvidable experiencia.

Pero no solo los protagonistas del viaje tienen ese recuerdo imborrable. Yo también, pues cuando aquello tenia cinco años, pero puedo recordar las imágenes trasmitidas por la televisión en un televisor Krim-218 blanco y negro que tenía en casa. Y seguro como yo, muchos de los cubanos que observaban cada noche los reportes todavía tienen esa remembranza.

El histórico viaje fue realizado el 18 de septiembre de 1980, a las 15:11 horas despegó desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán el cohete portador Soyuz que colocaría en órbita la nave Soyuz 38 en la que la tripulación conjunta soviético-cubana integrada por Yuri Romanenko y Arnaldo Tamayo realizaron su vuelo hacia el complejo orbital Saliut-6.

Vale recordar que los viajeros al llegar al cosmos se reunieron con la tripulación que ya se encontraba en el espacio, conformada por los cosmonautas Leónid Popov y Valeri Riumin. La misión de Soyuz 38 fue la número doce hacia la estación espacial Salyut 6 y la séptima del programa Intercosmos, llevando al experimentado comandante Romanenko y a Tamayo. En su estancia en la nave ambos realizaron una serie de experimentos durante una semana, luego de la cual regresaron a la tierra el 26 de septiembre.

En aquel momento el programa de investigaciones de la misión comprendía diversas tareas científicas como experimentos médico-biológicos, el síndrome de adaptación al espacio, la exploración desde el espacio del territorio cubano en la búsqueda de minerales y posibles yacimientos petrolíferos, entre otras actividades.

Luego de dos años del viaje, el 26 de octubre de 1987, Tamayo Méndez y su compañero de travesía establecieron el primer radio-puente Cuba-cosmos mediante un enlace radial que unía al complejo orbital Mir donde Romanenko cumplía su tercera misión al espacio y al mismo tiempo imponía una nueva marca de permanencia en el cosmos.

Como ha expresado en varias ocasiones Arnaldo Tamayo, de aquel viaje quedó una gran amistad con Yuri Romanenko y aunque no hablen el mismo idioma, siempre han mantenido una gran comunicación.
Un cubano en el cosmos, es un interesante libro que seguro no aburrirá a los lectores. Y aunque hayan pasado 33 años de aquel viaje todavía sigue existiendo el orgullo de tener un habitante en nuestra isla que ha podido ver a nuestro planeta desde las estrellas.
| GMT-05:00
 
Acontecimientos en una misma fecha
Por: Roberto Ortiz del Toro
El siete de diciembre es en Cuba una fecha de profundo contenido patriótico, pues en ella coinciden tres acontecimientos relevantes: La caída  en combate del Mayor General Antonio Maceo, el nacimiento de Frank País y la Operación Tributo.
La vida y obra de Antonio Maceo Grajales representa un vivo ejemplo de entrega total a la causa de la libertad del pueblo cubano, que solo se vio interrumpida con su caída en combate el siete de diciembre de 1896 en Punta Brava.
Al hablar del Titán de Bronce, calificativo que se ganó; por su arrojo en el combate, su valor a toda prueba y la tez mestiza de su piel, siempre se alude a sus meritos de guerra. Pero Maceo fue a la vez hombre de pensamiento y de acción
Al referirse a su figura Martí; dijo; Y hay que poner asunto a lo que dice porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo.
Fue Maceo también el protagonista de uno de los acontecimientos más relevantes en las luchas contra el colonialismo español: La Protesta de Baraguá; En su histórica entrevista con el general español Arsenio Martínez Campos, puso muy en alto el honor y la dignidad de los cubanos al negarse a aceptar el Pacto del Zanjón sin haber conquistado los propósitos que desencadenaron la Guerra de los 10 años.
El siete de diciembre de 1934 nació; en Santiago de Cuba Frank País, un paradigma de revolucionario, vilmente asesinado en su ciudad natal el 30 de julio de 1957, a quien Fidel calificara como; el más valioso, extraordinario de nuestros combatientes
El Che, hombre parco en elogios, conoció; a Frank en una de sus visitas a la Sierra Maestra, donde operaba el incipiente Ejercito Rebelde, liderado por Fidel. De ese encuentro el Che plasmó; para la historia sus impresiones sobre el joven combatiente.
Han transcurrido 23 años de la denominada Operación Tributo, realizada en nuestro patria el siete de diciembre de 1989, cuando recibimos en el suelo patrio a los combatientes caídos  en el cumplimiento de misiones internacionalistas en tierras de África.
Existen, pues, sobradas razones para considerar que el siete de diciembre es para los cubanos una fecha profundamente patriótica, y una jornada apropiada para que el pueblo cubano rinda homenaje a Maceo, a Frank y a todos aquellos que ofrendaron su sangre generosa en el cumplimiento de misiones internacionalistas.... Leer más
Publicado: El siete de diciembre es en Cuba una fecha de profundo contenido patriótico, pues en ella coinciden tres acontecimientos relevantes: La caída  en combate del Mayor General Antonio Maceo, el nacimiento de Frank País y la Operación Tributo.
La vida y obra de Antonio Maceo Grajales representa un vivo ejemplo de entrega total a la causa de la libertad del pueblo cubano, que solo se vio interrumpida con su caída en combate el siete de diciembre de 1896 en Punta Brava.
Al hablar del Titán de Bronce, calificativo que se ganó; por su arrojo en el combate, su valor a toda prueba y la tez mestiza de su piel, siempre se alude a sus meritos de guerra. Pero Maceo fue a la vez hombre de pensamiento y de acción
Al referirse a su figura Martí; dijo; Y hay que poner asunto a lo que dice porque Maceo tiene en la mente tanta fuerza como en el brazo.
Fue Maceo también el protagonista de uno de los acontecimientos más relevantes en las luchas contra el colonialismo español: La Protesta de Baraguá; En su histórica entrevista con el general español Arsenio Martínez Campos, puso muy en alto el honor y la dignidad de los cubanos al negarse a aceptar el Pacto del Zanjón sin haber conquistado los propósitos que desencadenaron la Guerra de los 10 años.
El siete de diciembre de 1934 nació; en Santiago de Cuba Frank País, un paradigma de revolucionario, vilmente asesinado en su ciudad natal el 30 de julio de 1957, a quien Fidel calificara como; el más valioso, extraordinario de nuestros combatientes
El Che, hombre parco en elogios, conoció; a Frank en una de sus visitas a la Sierra Maestra, donde operaba el incipiente Ejercito Rebelde, liderado por Fidel. De ese encuentro el Che plasmó; para la historia sus impresiones sobre el joven combatiente.
Han transcurrido 23 años de la denominada Operación Tributo, realizada en nuestro patria el siete de diciembre de 1989, cuando recibimos en el suelo patrio a los combatientes caídos  en el cumplimiento de misiones internacionalistas en tierras de África.
Existen, pues, sobradas razones para considerar que el siete de diciembre es para los cubanos una fecha profundamente patriótica, y una jornada apropiada para que el pueblo cubano rinda homenaje a Maceo, a Frank y a todos aquellos que ofrendaron su sangre generosa en el cumplimiento de misiones internacionalistas. | GMT-05:00
 
La expedición del Corynthia
Por: Roberto Ortiz del Toro
Mayo 19 de 1957. Desde las costas de la Florida, en los Estados Unidos, parte rumbo a Cuba una embarcación nombrada Corynthia en la cual viajaban 27 expedicionarios comandados por Calixto Sánchez White.
El propósito de los expedicionarios del Corynthia consistía en incorporarse a la lucha guerrillera que se libraba en Cuba contra la tiranía de Fulgencio Batista Zaldivar, llama que flameaba en la Sierra Maestra, donde se consolidaba y expandía el Ejército Rebelde encabezado por Fidel Castro Ruz.
Las fuerzas de la tiranía, puestas en alerta por una vil delación, salen a dar caza a los valientes revolucionarios con el fin de eliminarlos físicamente, misión que asume el sanguinario coronel Fermín Cowley Gallego, jefe del Regimiento Número Siete asentado en la ciudad de Holguín.
El desembarco se produjo cinco días después de la partida por la costa norte de la actual provincia de Holguín, y la persecución se realizó por la franja costera que va desde Nicaro hasta Cayo Mambí y otras zonas aledañas, estrechando un cerco en el que quedarían atrapados los expedicionarios.
Se conoce que producto del lógico cansancio y el desconocimiento del terreno, la bisoña tropa se vio precisada a dividirse en dos grupos, y 16 de ellos resultaron capturados por los esbirros sedientos de sangre, quienes vil y cobardemente los asesinaron muy próximo al arroyo La Marea, ubicado en Cabonico, sitio perteneciente al actual municipio holguinero de Mayarí.
Como muestra de solidaridad con los expedicionarios del yate Corynthia y enterados de su inminente arribo a costas cubanas, las fuerzas guerrilleras comandadas por Fidel en la Sierra Maestra, organizan el ataque al cuartel del Uvero, a fin de distraer las tropas de la tiranía al acecho de los expedicionarios.
Al amanecer del 28 de mayo de 1957, un disparo del fusil del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, inició el combate del Uvero, que a decir del Che Guevara marcó la mayoría de edad del Ejército Rebelde.
Fue este el primer enfrentamiento de envergadura entre la incipiente tropa rebelde y una guarnición de soldados de la tiranía de Fulgencio Batista, combate que concluyó con una rotunda victoria de los insurrectos, y que elevó la moral combativa y la confianza en el triunfo definitivo de la guerrilla liderada por Fidel.
Luego de consumada la victoria las fuerzas rebeldes se replegaron hacia la Sierra Maestra, mientras el Che Guevara, en su condición de médico, se quedó al cuidado de los heridos, entre los que se encontraban Juan Almeida, Enrique Escalona, Félix Pena, Miguel Ángel Manals y otros, que una vez restablecidos se reincorporarían a las filas rebeldes para proseguir la lucha.
Contrasta la actitud entre las tropas de la tiranía y del Ejército Rebelde, pues mientras los expedicionarios del Corynthia fueron masacrados, el mismo día en que se perpetraba esa barbarie, los rebeldes de la Sierra Maestra ponían en libertad a los soldados apresados en el Uvero.... Leer más
Publicado: Mayo 19 de 1957. Desde las costas de la Florida, en los Estados Unidos, parte rumbo a Cuba una embarcación nombrada Corynthia en la cual viajaban 27 expedicionarios comandados por Calixto Sánchez White.
El propósito de los expedicionarios del Corynthia consistía en incorporarse a la lucha guerrillera que se libraba en Cuba contra la tiranía de Fulgencio Batista Zaldivar, llama que flameaba en la Sierra Maestra, donde se consolidaba y expandía el Ejército Rebelde encabezado por Fidel Castro Ruz.
Las fuerzas de la tiranía, puestas en alerta por una vil delación, salen a dar caza a los valientes revolucionarios con el fin de eliminarlos físicamente, misión que asume el sanguinario coronel Fermín Cowley Gallego, jefe del Regimiento Número Siete asentado en la ciudad de Holguín.
El desembarco se produjo cinco días después de la partida por la costa norte de la actual provincia de Holguín, y la persecución se realizó por la franja costera que va desde Nicaro hasta Cayo Mambí y otras zonas aledañas, estrechando un cerco en el que quedarían atrapados los expedicionarios.
Se conoce que producto del lógico cansancio y el desconocimiento del terreno, la bisoña tropa se vio precisada a dividirse en dos grupos, y 16 de ellos resultaron capturados por los esbirros sedientos de sangre, quienes vil y cobardemente los asesinaron muy próximo al arroyo La Marea, ubicado en Cabonico, sitio perteneciente al actual municipio holguinero de Mayarí.
Como muestra de solidaridad con los expedicionarios del yate Corynthia y enterados de su inminente arribo a costas cubanas, las fuerzas guerrilleras comandadas por Fidel en la Sierra Maestra, organizan el ataque al cuartel del Uvero, a fin de distraer las tropas de la tiranía al acecho de los expedicionarios.
Al amanecer del 28 de mayo de 1957, un disparo del fusil del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, inició el combate del Uvero, que a decir del Che Guevara marcó la mayoría de edad del Ejército Rebelde.
Fue este el primer enfrentamiento de envergadura entre la incipiente tropa rebelde y una guarnición de soldados de la tiranía de Fulgencio Batista, combate que concluyó con una rotunda victoria de los insurrectos, y que elevó la moral combativa y la confianza en el triunfo definitivo de la guerrilla liderada por Fidel.
Luego de consumada la victoria las fuerzas rebeldes se replegaron hacia la Sierra Maestra, mientras el Che Guevara, en su condición de médico, se quedó al cuidado de los heridos, entre los que se encontraban Juan Almeida, Enrique Escalona, Félix Pena, Miguel Ángel Manals y otros, que una vez restablecidos se reincorporarían a las filas rebeldes para proseguir la lucha.
Contrasta la actitud entre las tropas de la tiranía y del Ejército Rebelde, pues mientras los expedicionarios del Corynthia fueron masacrados, el mismo día en que se perpetraba esa barbarie, los rebeldes de la Sierra Maestra ponían en libertad a los soldados apresados en el Uvero. | GMT-05:00
 
Celia Sánchez Manduley, una vida ejemplar
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Han transcurrido 35 años desde aquel 11 de enero de 1980, cuando el pueblo cubano recibió con honda tristeza la noticia de la desaparición física de Celia Sánchez Manduley, aquella ejemplar revolucionaria calificada por Armando Hart Dávalos como “la más autóctona flor de la Revolución”.

Y no fueron palabras pronunciadas como un cumplido, sino la expresión más elevada de los sentimientos que supo ganarse entre quienes la conocieron en los rigores de la lucha clandestina y guerrillera, y en su incansable labor tras el triunfo de la Revolución hasta su fallecimiento.

Y es que Celia fue esa mujer de temple de acero en frágil apariencia y exquisita sensibilidad humana, que trabajaba incansablemente, y que se caracterizó siempre por una extraordinaria sencillez y modestia, y de una lealtad a toda prueba.

Mencionar su nombre basta para recordar a la Norma de la lucha clandestina; la combatiente de la Sierra Maestra; la eficiente e inigualable colaboradora de Fidel; aquella que supo imprimir su sello distintivo en cuanta tarea u obra acometió, y que quedan como legado de su tenacidad, dedicación y constancia.

Celia poseía una extraordinaria resistencia física, cualidad que demostró en múltiples ocasiones en las diferentes etapas de su vida, desde la niñez, la adolescencia y adultez, en que ocupó importantes cargos y responsabilidades al servicio de la Revolución.

Aquellas personas que tuvieron el privilegio de conocerla o trabajar junto a ella la recuerdan como una emprendedora mujer que ponía alma, corazón y vida en todo lo que hacía, sin esperar más recompensa que la satisfacción del deber cumplido y que a pesar de pretender pasar inadvertida, no conseguía opacar el brillo de su personalidad.

Por todas esas razones, esta cubana de pura cepa, se mantiene viva en el corazón de su pueblo, que le rinde merecido tributo de recordación y manifiesta de múltiples maneras, no solo en fecha como esta, el cariño, el respeto y la admiración que saben ganarse las personas que como ella, legaron la impronta de una vida ejemplar.

| GMT-05:00
 
El Manifiesto de Montecristi, documento programático
Por: Roberto Ortiz del Toro
El 25 de marzo de 1895, cuando ya se habían roto las hostilidades y los cubanos se encontraban en la manigua redentora batallando por conquistar la libertad tan anhelada, José Martí y Máximo Gómez firmaban el Manifiesto de Montecristi.
La rúbrica del trascendental documento histórico tuvo lugar en la localidad dominicana de igual nombre y contenía las ideas esenciales en las cuales se fundamentó Martí para organizar la gesta libertaria de 1895 contra el yugo colonial español, aquella que el apóstol llamo “la guerra necesaria”.
El Manifiesto de Montecristi se acredita al Partido Revolucionario Cubano (PRC), fundado por Martí y su contenido deja bien claras las causas por las cuales los cubanos se lanzaban a la lucha, a la vez que expresa con lujo de detalles que la guerra no se realiza contra el pueblo español, sino contra el yugo colonial impuesto por la metrópoli desde los tiempos de la conquista.
En su carácter de documento programático, Martí y Gómez dejaban bien plasmado el llamado al pueblo cubano para levantarse en armas, y explicaban la concepción del mpovimiento revolucionario que ellos encabezaban, Martí como Delegado del Partido revolucionario Cubano y jefe supremo de la insurrección, mientras Gómez asumía el cargo de General en Jefe de las fuerzas independentistas.
Destacan en sus páginas el marcado antiimperialismo martiano, la denuncia sobre el régimen colonial impuesto a Cuba por España, el compromiso irrenunciable de reivindicar la sangre vertida en las gestas ñlibertarias de 1868 y la nombrada “Guerra Chiquita”, ambas  finalizadas sin alcanzar su objetivo supremo: la libertad e independencia de Cuba
Los cubanos empezamos la guerra, y los cubanos y los españoles la terminaremos. No nos maltraten y no se les maltratará. Respeten y se les respetará. Al acero responda el acero, y la amistad a la amistad”, expresaba textualmente el Manifiesto al dirigirse a los españoles radicados en Cuba.
Al arribar al aniversario 117 del Manifiesto de Montecristi, a pesar del tiempo transcurrido, este trascendental documento histórico y revolucionario reafirma la visión futuristas de Martí y Gómez, cuyos propósitos se vieron materializados con la victoria de enero de 1959.... Leer más
Publicado: El 25 de marzo de 1895, cuando ya se habían roto las hostilidades y los cubanos se encontraban en la manigua redentora batallando por conquistar la libertad tan anhelada, José Martí y Máximo Gómez firmaban el Manifiesto de Montecristi.
La rúbrica del trascendental documento histórico tuvo lugar en la localidad dominicana de igual nombre y contenía las ideas esenciales en las cuales se fundamentó Martí para organizar la gesta libertaria de 1895 contra el yugo colonial español, aquella que el apóstol llamo “la guerra necesaria”.
El Manifiesto de Montecristi se acredita al Partido Revolucionario Cubano (PRC), fundado por Martí y su contenido deja bien claras las causas por las cuales los cubanos se lanzaban a la lucha, a la vez que expresa con lujo de detalles que la guerra no se realiza contra el pueblo español, sino contra el yugo colonial impuesto por la metrópoli desde los tiempos de la conquista.
En su carácter de documento programático, Martí y Gómez dejaban bien plasmado el llamado al pueblo cubano para levantarse en armas, y explicaban la concepción del mpovimiento revolucionario que ellos encabezaban, Martí como Delegado del Partido revolucionario Cubano y jefe supremo de la insurrección, mientras Gómez asumía el cargo de General en Jefe de las fuerzas independentistas.
Destacan en sus páginas el marcado antiimperialismo martiano, la denuncia sobre el régimen colonial impuesto a Cuba por España, el compromiso irrenunciable de reivindicar la sangre vertida en las gestas ñlibertarias de 1868 y la nombrada “Guerra Chiquita”, ambas  finalizadas sin alcanzar su objetivo supremo: la libertad e independencia de Cuba
Los cubanos empezamos la guerra, y los cubanos y los españoles la terminaremos. No nos maltraten y no se les maltratará. Respeten y se les respetará. Al acero responda el acero, y la amistad a la amistad”, expresaba textualmente el Manifiesto al dirigirse a los españoles radicados en Cuba.
Al arribar al aniversario 117 del Manifiesto de Montecristi, a pesar del tiempo transcurrido, este trascendental documento histórico y revolucionario reafirma la visión futuristas de Martí y Gómez, cuyos propósitos se vieron materializados con la victoria de enero de 1959. | GMT-05:00
 
¡Muchachos, el 23 se rompe el corojo!
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  “Tengo ahora ante mis ojos la Protesta de Baraguá, que es de lo más glorioso de nuestra historia”. Así expresó el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, al referirse al histórico acontecimiento protagonizado el 15 de marzo de 1878 por el Mayor General Antonio Maceo Grajales, gloriosa acción que puso en alto la dignidad y el decoro de los cubanos que luchaban contra el colonialismo español.

En el sitio conocido por Mangos de Baraguá, perteneciente a la actual provincia de Santiago de Cuba, tuvo lugar el encuentro entre el “Titán de Bronce” y el General del Ejército español Arsenio Martínez Campos, a la sazón máxima autoridad de la metrópoli española  en Cuba.

No podía aceptar Maceo el ignominioso Pacto del Zanjón, rubricado el 10 de febrero de 1878 y que puso fin a las hostilidades iniciadas una década antes con el alzamiento de La Demajagua, encabezado por Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868 sin que se lograran los objetivos supremos de la lucha..

Cuentan que días antes de la cita pactada entre Maceo y Martínez Campos, el jefe mambí conoció del intento de algunos cubanos de preparar una encerrona al militar español, lo cual lo llenó de indignación e hizo saber que quien persistiera en ese acto traicionero, primero tendría que vérselas con él.

Llegó el día acordado y como era de suponer, Maceo mantuvo su firme postura de no deponer las armas, y en estos términos le expresó a Martínez Campos: “No estamos de acuerdo con lo pactado en el Zanjón, no creemos que las condiciones allí estipuladas justifiquen la rendición después del rudo batallar por una idea durante diez años y deseo evitarle la molestia de que continúe sus explicaciones porque aquí no se aceptan”.

Martínez Campos  preguntó: ¿Entonces no nos entendemos?

Y Maceo contestó: No, no nos entendemos.

El jefe peninsular indagó cuándo se reiniciarían las hostilidades, a lo que  Maceo respondió que dentro de ocho días.

Entonces uno de los insurrectos que acompañaban al General Antonio, dirigiéndose al resto de sus compañeros pronunció : ¡Muchachos, el 23 se rompe el corojo!
La Protesta de Baraguá abrió así un nuevo capítulo en la lucha del pueblo cubano por su libertad e independencia. Salvó la honra y el honor de las huestes mambisas, y elevó aún más el prestigio y la autoridad de Antonio Maceo, aquel mulato y humilde arriero, que inició la lucha como soldado y alcanzó el máximo grado militar dentro del Ejército libertador cubano. Al cumplirse 135 años de la digna protesta, Cuba es un eterno Baraguá. | GMT-05:00
 
Girón: El Preludio
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  En el amanecer del 15 de abril de 1961, aviones mercenarios bombardearon por sorpresa los aeropuertos de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y Santiago de Cuba, en un intento por diezmar la reducida Fuerza Aérea de Cuba y facilitar las operaciones de desembarco por Bahía de Cochinos.

El Comandante en jefe Fidel Castro Ruz, con su clara visión de siempre, afirmó categórico: "Si este ataque aéreo fuese el preludio de una invasión, el país en pie de lucha resistirá y destruirá con mano de hierro cualquier fuerza que intente desembarcar en nuestra tierra".

A las 10,30 de la mañana de aquel día comenzaban las sesiones de trabajo de la Asamblea General de la ONU, que tenía en su agenda el análisis de la explosiva situación imperante en la República del Congo, y en aquel escenario el canciller cubano Raúl Roa García, con su verbo encendido acusó al gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica por el vil ataque a los aeropuertos cubanos.

Roa afirmó que Estados Unidos es “el máximo responsable de este brutal atentado a la integridad territorial, independencia y soberanía de Cuba, que pone en peligro la paz y seguridad internacionales”, denuncia que Cuba lograba así insertar en la agenda de la ONU como una agresión mercenaria yanqui.

Mientras esto sucedía en el ámbito internacional, en nuestro país se decretaba el estado de alerta; el pueblo se movilizaba para defender sus conquistas, y se adoptaban las medidas necesarias para repeler el inminente ataque de los enemigos de la Revolución Cubana.

Aquellos bombardeos ocasionaron varios muertos y heridos, pero a pesar del factor sorpresa los atacantes fueron repelidos y obligados a retirarse, y una de las naves resultó incendiada y se precipitó al mar.

Entre las víctimas de aquella jornada figuró Eduardo García Delgado, un joven instructor de artillería, de 23 años de edad, en Ciudad Libertad, que al sentirse herido escribió con su sangre un nombre: Fidel

A él dedico el poeta Nacional Nicolás Guillén este hermoso poema titulado “La sangre numerosa:

"Cuando con sangre escribe
FIDEL, este soldado que por la Patria muere,
no digáis miserere:
esa sangre es el símbolo de la Patria que vive

Cuando su voz en pena
lengua para expresarse parece que no halla,
no digáis que se calla,
pues en la lengua pura de la Patria resuena.
Cuando su cuerpo baja
exánime a la tierra que lo cubre ambiciosa,
no digáis que reposa,
pues por la Patria en pie resplandece y trabaja.
Ya nadie habrá que pueda
parar su corazón unido y repartido.
No digáis que se ha ido:
su sangre numerosa junto a la Patria queda".


Por estos días, cuando se aproxima el aniversario 53 de la victoria de Playa Girón, nuestro pueblo recuerda aquellos acontecimientos que se iniciaron con el preludio de la invasión mercenaria; continuaron con la declaración del carácter socialista de la Revolución cubana; y tuvieron como colofón el resonante triunfo de Cuba, que en menos de 72 horas aplastó a la Brigada mercenaria 2506, organizada, financiada y entrenada por el imperialismo yanqui.

Los hechos posteriores son sobradamente conocidos. La invasión se produjo por Playa Girón, y en menos de 72 horas la Brigada 2506 compuesta por mercenarios a sueldo del imperio yanqui, sufrió una humillante derrota. | GMT-05:00
 
Abel, el alma del Movimiento Revolucionario
Por: Roberto Ortiz del Toro
  El 20 de octubre de 1927 nació en el ingenio azucarero Constancia, perteneciente al municipio de Encrucijada, antigua provincia de Las Villas, Abel Santamaría Cuadrado, el segundo jefe del movimiento revolucionario que inició la lucha el 26 de julio de 1953 con los asaltos a los cuarteles Moncada y "Carlos Manuel de Céspedes".
Desde muy temprano Abel demostró su interés por la superación y tras culminar los estudios primarios y secundarios se trasladó a La habana en busca de nuevos horizontes, y ya en la capital ingresó por oposición en la escuela Profesional de Comercio y matriculó en el instituto Número 1 de Segunda Enseñanza para proseguir sus estudios.
Su hermana Haydée, la más apegada a él, tomó una decisión similar y juntos se establecieron en un apartamento alquilado en El Vedado, calle 25 y O. Abel y Haydée muy pronto se identificaron con el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), en el cual militaba también el joven abogado Fidel Castro Ruz.
Un día en que se conmemoraba el asesinato de un obrero por la Policía, coincidieron Abel y Fidel en el cementerio de Colón, y una amiga común los presentó. A partir de entonces nació una estrecha amistad entre ambos jóvenes, la cual los uniría en la lucha por materializar sus anhelos de cambiar la situación imperante en Cuba.
El apartamento de Abel y Haydée se convirtió en centro de reuniones de los jóvenes que aglutinaba Fidel, y allí se fraguaron muchas de las ideas que desembocaron en los planes para los asaltos a los cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo el 26 de julio de 1953.
Abel, un hombre muy organizado y responsable y de una discreción a toda prueba, llegó a convertirse a puro mérito, según palabras del propio Fidel en el juicio por los sucesos del Moncada en "el alma del movimiento".
Abel fue designado como segundo al mando del grupo de asaltantes a la fortaleza militar de Santiago de Cuba, y estuvo entre los combatientes que tras el fracaso de la acción resultó capturado vivo y luego asesinado.
Se conoce que sus victimarios le arrancaron los ojos y lo sometieron a crueles torturas, peno ni así lograron arrancarle el nombre del jefe de la acción. Así entró a la inmortalidad Abel Santamaría Cuadrado, el segundo al mando en las acciones del 26 de julio de 1953 en Santiago de Cuba, a quien recordamos en el aniversario 85 de su natalicio.... Leer más
Publicado:   El 20 de octubre de 1927 nació en el ingenio azucarero Constancia, perteneciente al municipio de Encrucijada, antigua provincia de Las Villas, Abel Santamaría Cuadrado, el segundo jefe del movimiento revolucionario que inició la lucha el 26 de julio de 1953 con los asaltos a los cuarteles Moncada y "Carlos Manuel de Céspedes".
Desde muy temprano Abel demostró su interés por la superación y tras culminar los estudios primarios y secundarios se trasladó a La habana en busca de nuevos horizontes, y ya en la capital ingresó por oposición en la escuela Profesional de Comercio y matriculó en el instituto Número 1 de Segunda Enseñanza para proseguir sus estudios.
Su hermana Haydée, la más apegada a él, tomó una decisión similar y juntos se establecieron en un apartamento alquilado en El Vedado, calle 25 y O. Abel y Haydée muy pronto se identificaron con el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), en el cual militaba también el joven abogado Fidel Castro Ruz.
Un día en que se conmemoraba el asesinato de un obrero por la Policía, coincidieron Abel y Fidel en el cementerio de Colón, y una amiga común los presentó. A partir de entonces nació una estrecha amistad entre ambos jóvenes, la cual los uniría en la lucha por materializar sus anhelos de cambiar la situación imperante en Cuba.
El apartamento de Abel y Haydée se convirtió en centro de reuniones de los jóvenes que aglutinaba Fidel, y allí se fraguaron muchas de las ideas que desembocaron en los planes para los asaltos a los cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo el 26 de julio de 1953.
Abel, un hombre muy organizado y responsable y de una discreción a toda prueba, llegó a convertirse a puro mérito, según palabras del propio Fidel en el juicio por los sucesos del Moncada en "el alma del movimiento".
Abel fue designado como segundo al mando del grupo de asaltantes a la fortaleza militar de Santiago de Cuba, y estuvo entre los combatientes que tras el fracaso de la acción resultó capturado vivo y luego asesinado.
Se conoce que sus victimarios le arrancaron los ojos y lo sometieron a crueles torturas, peno ni así lograron arrancarle el nombre del jefe de la acción. Así entró a la inmortalidad Abel Santamaría Cuadrado, el segundo al mando en las acciones del 26 de julio de 1953 en Santiago de Cuba, a quien recordamos en el aniversario 85 de su natalicio. | GMT-05:00
 
Che, paradigma de revolucionario
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Han transcurrido 47 años de aquel ocho de octubre en que el Comandante Ernesto Che Guevara fue capturado herido y con su arma inutilizada, en el combate de la Quebrada del Yuro, en tierras bolivianas, para ser vilmente asesinado al día siguiente en la escuelita de La Higuera.

A partir de entonces su figura se agigantó en la historia, y con su desaparición física se convirtió en un paradigma para los revolucionarios del mundo, que como él dedican su vida a la causa de la liberación de los pueblos.

Cuando se dice Che se recuerda al revolucionario cabal; al hombre de ejemplar conducta que luego de recorrer América Latina como estudiante primero y como médico después, se comprometió con la causa de los desposeídos y por ellos luchó hasta ofrendar su vida.

Así se sumó a los cubanos que en México preparaban la expedición del Granma y vino a Cuba para dar su modesto aporte en la lucha contra la tiranía de Fulgencio Batista, y a puro mérito se ganó los grados de Comandante, máxima jerarquía militar del triunfante Ejército Rebelde.

Vivió en Cuba una breve estancia  (1956-1965), pero fue tan intensa y activa su presencia que en ese lapso se desempeño como médico, guerrillero, comandante, ministro, jefe de delegaciones comerciales y diplomáticas, pero sobre todo, se ganó el cariño y el respeto de este pueblo que lo acogió como un hijo.

Luego vendrían sus incursiones libertarias, primero en África, y posteriormente en Bolivia, donde encabezó la guerrilla internacionalista que lo convirtió, por derecho propio, en el legendario Guerrillero Heroico.

En cierta ocasión al responder a una pregunta de un periodista en Montevideo, Uruguay, Che dijo: “ Yo nací en Argentina, permítame que sea un poquito pretencioso al decirle que, Martí nació en Cuba y Martí es americano, Fidel también nació en Cuba y Fidel es americano; yo nací en Argentina, no reniego de mi patria de ninguna manera, tengo el sustrato cultural de la Argentina, me siento también tan cubano como el que más y soy capaz de sentir en mí, el hambre y los sufrimientos de cualquier pueblo de América, fundamentalmente, pero además de cualquier pueblo del mundo”.

Che fue también un hombre visionario, de elevada inteligencia, vasta cultura, exquisita sensibilidad humana y un modelo de revolucionario que conjugaba en su multifacética  personalidad las virtudes de ser, a la vez, un hombre de ideas y de acción.

Su vocación internacionalista lo llevó a cumplir lo que para él constituía un sagrado deber y así lo plasmó en su carta de despedida a Fidel, que es un monumento a la dignidad humana, a la sencillez y la modestia, a la lealtad a sus principios.

En ese histórico documento el Che subrayó “...hago formal renuncia de mis cargos en la Dirección del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de comandante, de mi condición de cubano”...” Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos”. Y así partió, dejando en Cuba lo más querido entre sus seres queridos, lo más puro de sus esperanzas de constructor; para mostrar en los nuevos campos de batalla la fe que le inculcó Fidel, y para sentir la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo dondequiera que esté. | GMT-05:00
 
Crisis de Octubre, memorias de un antillano
Por: Roberto Ortiz del Toro
El advenimiento del aniversario 50 de la Crisis de Octubre, que puso al mundo al borde de una conflagración nuclear, despierta el interés por aquellos sucesos acaecidos en 1962, debido al conflicto entre los Estados Unidos, la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y Cuba.
La paz mundial se vio seriamente amenazada durante la también internacionalmente conocida como Crisis de los misiles o Crisis del Caribe en lo particular en la URSS, por todo lo acontecido durante la semana del 22 al 28 de octubre de aquel año.
En esencia, Estados Unidos conminó a la Unión Soviética a retirar los cohetes y armamentos estratégicos instalados en Cuba, y la respuesta  de los cubanos fue dar la orden de combate para defender la patria amenazada, mientras el pueblo se mantuvo movilizado y dispuesto a preservar sus conquistas.
Oscar Larralde Otero, Coronel de la Reserva del Ministerio del Interior (MININT), es oriundo del municipio de Antilla, de la oriental provincia de Holguín, y en aquel entonces era un joven combatiente, integrado a un batallón de reservistas de la mencionada localidad.
En su memoria están frescos los recuerdos de la movilización militar y popular de hace cinco décadas, en la que participó en la custodia de las playas de Baracutey y La Caimana, ambas enclavadas en la península del Ramón, en ese municipio costero.
Larralde adelantó para aldia.cu que tiene en preparación un testimonio que ha titulado La Crisis de octubre, memorias de un antillano, trabajo con el cual se propone rendir homenaje a los acontecimientos de aquellos días que estremecieron al mundo.
El material escrito y aun sin concluir, contiene anécdotas de aquellos sucesos, con especial énfasis en el derribo en el municipio de Banes, el 27 de octubre de 1962, a las 10 y 17 minutos de la mañana, de un avión espía U-2 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que violó el espacio aéreo cubano en plena crisis y pagó cara la osadía, como muestra de la decisión irrevocable del gobierno revolucionario de Cuba.
Paralelamente Larralde Otero trabaja en la preparación de un material audiovisual con fotos, grabaciones y filmaciones en el lugar del derribo de la nave aérea, recuentos de testigos y protagonistas de la movilización militar y popular de aquel entonces, y otros documentos de interés histórico, los cuales prepara con el apoyo de especialistas del canal de la televisión territorial Telecristal, de la provincia de Holguín.
Pretendo que esos materiales sean mi modesto homenaje al aniversario 50 de un acontecimiento que deben conocer las jóvenes generaciones, a la par que estoy escribiendo sobre otros hechos que me ha tocado vivir como combatiente de la Revolución cubana, concluyó Oscar Larralde Otero.... Leer más
Publicado: El advenimiento del aniversario 50 de la Crisis de Octubre, que puso al mundo al borde de una conflagración nuclear, despierta el interés por aquellos sucesos acaecidos en 1962, debido al conflicto entre los Estados Unidos, la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y Cuba.
La paz mundial se vio seriamente amenazada durante la también internacionalmente conocida como Crisis de los misiles o Crisis del Caribe en lo particular en la URSS, por todo lo acontecido durante la semana del 22 al 28 de octubre de aquel año.
En esencia, Estados Unidos conminó a la Unión Soviética a retirar los cohetes y armamentos estratégicos instalados en Cuba, y la respuesta  de los cubanos fue dar la orden de combate para defender la patria amenazada, mientras el pueblo se mantuvo movilizado y dispuesto a preservar sus conquistas.
Oscar Larralde Otero, Coronel de la Reserva del Ministerio del Interior (MININT), es oriundo del municipio de Antilla, de la oriental provincia de Holguín, y en aquel entonces era un joven combatiente, integrado a un batallón de reservistas de la mencionada localidad.
En su memoria están frescos los recuerdos de la movilización militar y popular de hace cinco décadas, en la que participó en la custodia de las playas de Baracutey y La Caimana, ambas enclavadas en la península del Ramón, en ese municipio costero.
Larralde adelantó para aldia.cu que tiene en preparación un testimonio que ha titulado La Crisis de octubre, memorias de un antillano, trabajo con el cual se propone rendir homenaje a los acontecimientos de aquellos días que estremecieron al mundo.
El material escrito y aun sin concluir, contiene anécdotas de aquellos sucesos, con especial énfasis en el derribo en el municipio de Banes, el 27 de octubre de 1962, a las 10 y 17 minutos de la mañana, de un avión espía U-2 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que violó el espacio aéreo cubano en plena crisis y pagó cara la osadía, como muestra de la decisión irrevocable del gobierno revolucionario de Cuba.
Paralelamente Larralde Otero trabaja en la preparación de un material audiovisual con fotos, grabaciones y filmaciones en el lugar del derribo de la nave aérea, recuentos de testigos y protagonistas de la movilización militar y popular de aquel entonces, y otros documentos de interés histórico, los cuales prepara con el apoyo de especialistas del canal de la televisión territorial Telecristal, de la provincia de Holguín.
Pretendo que esos materiales sean mi modesto homenaje al aniversario 50 de un acontecimiento que deben conocer las jóvenes generaciones, a la par que estoy escribiendo sobre otros hechos que me ha tocado vivir como combatiente de la Revolución cubana, concluyó Oscar Larralde Otero. | GMT-05:00
 
La televisión en Holguín de aniversario
Por: Hirán R. Ricardo
Publicado:  El 5 de diciembre de 1976 nació la televisión en Holguín, un canal que siempre busca la manera de formar parte de toda la familia, de cada uno de los hogares en la provincia.

Desde su creación ha sido un canal que ha sobresalido por su trabajo y talento de todo su personal. Al mirar los años setenta del siglo pasado, se debe destacar que la televisión en Holguín nació como una Escuela de Capacitación en 1970.

Luego se convirtió en formador de los nuevos realizadores de los centros de televisión que se continuaron creando a lo largo del país. Sede de la Filial del Centro de Estudios de la Radio y la Televisión y posteriormente convertida en Filial del Instituto Superior de Arte matiza de manera clara su constante evolución. Convertido en Tele Cristal en 1982 con cobertura provincial.

La calidad y aceptación de sus programas en espacios nacionales siempre ha existido, una muestra lo han sido el popular infantil El Patio de Gabriela y el humorístico Caricare en Clave de 2. Pero también el aporte y labor de todos los corresponsales nacionales que integran el colectivo de periodistas, de esta manera todo el país es testigo de las actividades más importantes acontecidas en el mundo de la cultura, el deporte, la salud, educación, en cada una de las esferas económicas, políticas y sociales que se respiran al norte oriental de Cuba.

En la actualidad los televidentes holguineros no solo pueden disfrutar de la programación de lunes a viernes, desde hace unos años los fines de semana también. Con la salida al aire de VSD los viernes, sábados y domingos con horario de trasmisión de 6:30 hasta las 8:00 pm todos los días se la semana ofrecen motivos para publicar algo de nuestra tierra.

Pero también de Tele Cristal, se debe destacar el desarrollo de sus trasmisiones desde equipos remotos. Muestra de ello son las trasmisiones en vivo de los partidos de béisbol, así como cualquier otro deporte. Pero además de igual forma la señal desde espectáculos culturales, sucesos políticos, actos, desfile, todo se lleva a los hogares desde cualquier parte del territorio.

Por otro lado desde el 14 de marzo del 2001 la televisión en Holguín también está presente en Internet mediante su sitio web www.aldia.cu de esta manera el quehacer de nuestra provincia va más allá de nuestro país. Según estadísticas por vía digital el acontecer holguinero es visto en más de 60 países lo que ofrece la medida de los encantos de las nuevas tecnologías de la comunicación.

Cuando este cinco de diciembre la televisión en Holguín cumple 38 años, el entusiasmo y la alegría no se detienen. Porque siempre existe la ilusión de ser un canal de preferencia en los hogares para entretener, educar e informar cada día y que la vida nos ofrezca otros encantos.

| GMT-05:00
 
La epopeya del Granma
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Un pequeño yate nombrado Granma, con 82 valientes tripulantes comandados por el joven abogado Fidel Castro Ruz, partió en una noche de viento enfurecido desde el puerto mexicano de Tuxpan rumbo a las costas de Cuba.  

Venían a convertir en realidad las proféticas palabra de Fidel cuando expresó que “en 1956 seremos libres o mártires”.
 
Transcurridos siete días de penosa travesía “en medio de un hacinamiento infernal de materiales de toda clase y de hombres”, la expedición cumple su cometido cuando el dos de diciembre se produce el desembarco por playa Las Coloradas, cerca de Belic, Niquero, en la actual provincia de Granma.
 
Se cumplieron así dos objetivos fundamentales de aquel puñado de decididos revolucionarios: salir y llegar. Faltaba entonces lo más difícil, iniciar la lucha y vencer. Pero en la dramática coyuntura de ser libres o mártires, todas las condiciones parecían presagiar el desastre y la muerte.
 
Al llegar, la ciénaga, el mangle, los mosquitos, las fuerzas enemigas en su acecho, conforman el escenario del desembarco que prácticamente termina en un naufragio. En aquel medio inclemente, poblado de mangle con sus tupidas raíces, se hundían en el lodo y las aguas los cuerpos extenuados, pero permanecía en alto la moral. Los ideales y la firmeza en las convicciones se imponían.
 
Esas eran las principales armas de aquella avanzada de la libertad para enfrentar el poderío tiránico de Fulgencio Batista. Nacía así el dos de diciembre de 1956, el glorioso Ejército Rebelde, que prendería la llama de la libertad en la Sierra Maestra.
 
La hazaña del Granma se inserta con caracteres imborrables en la historia de luchas del pueblo cubano. Por su inspiración y esencia marca una identidad histórica continuadora del 68 y el 95, que une al desembarco de Las Coloradas con los de Duaba y Playitas.
 
La epopeya del Granma marca también el reinicio del combate interrumpido aquel 26 de julio de 1953 en el cuartel Moncada. Sus hombres, sus principios, su decisión, los mismos: hacer la guerra necesaria…
 
Después del desembarco la semilla de la libertad comenzaba a germinar y fructificaba en el amanecer de enero de 1959. Han transcurrido 57 años de la epopeya del yate Granma, y a pesar del tiempo, la pequeña embarcación, ahora con su inmensa carga de pueblo, continúa navegando indetenible hacia el futuro. | GMT-05:00
 
Milicias Nacionales Revolucionarias, brazo armado del pueblo
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  El 26 de octubre de 1959, los principales dirigentes de la triunfante Revolución cubana, se dieron cita con el pueblo en un acto masivo celebrado en la plaza ubicada frente al entonces Palacio Presidencial, en La Habana.

El objetivo de aquella convocatoria respondía al propósito de denunciar recientes agresiones perpetradas por y desde Estados Unidos contra Cuba, país donde había triunfado el Ejército rebelde liderado por Fidel Castro Ruz contra la tiranía de Fulgencio Batista Zaldivar, el primero de enero de 1959.

Transcurría pues el primer año de consumada esa victoria, que trajo cambios radicales para el pueblo cubano, en lo económico, político y social, a la vez que se aplicaba la justicia a los criminales de guerra y a los malversadores del erario público.

Para entonces habían comenzado a convertirse en realidad las promesas expresadas en La Historia me absolverá, documento programático para el movimiento revolucionario cubano, que con los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, había iniciado el camino hacia el futuro de una patria libre y soberana, como la soñó Martí.

Se recuerda entre las primeras medidas revolucionarias de aquel primer año victorioso, la primera Ley de Reforma Agraria; rebaja de alquileres, de tarifas telefónicas y eléctricas; y se había celebrado una gigantesca concentración el 26 de julio con una masiva presencia de campesinos en la capital del país.

Los constantes vuelos de naves que violaban el espacio aéreo insular e incendiaban cañaverales y otros objetivos económicos, habían provocado la enérgica protesta de las autoridades  ante el gobierno de Washington.

Cinco días antes, es decir, el 21 de octubre, aviones agresores procedentes de Estados Unidos ametrallaron la ciudad de La Habana, con el saldo de dos fallecidos y 50 heridos, acción posteriormente reivindicada desde Miami por el traidor Díaz Lanz.

 Miles de cubanos se concentraron ante el Palacio Presidencial, donde el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, realizó una enérgica denuncia, ocasión en la que expresó la necesidad de elevar la capacidad defensiva y combativa del país contra esas agresiones, y anunciaba la creación de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR).


Memorable también resultó esa concentración, porque fue la última vez que el Comandante Camilo Cienfuegos habló al pueblo, pues dos días después desapareció físicamente cuando regresaba de sofocar la sedición encabezada en Camagüey por Hubert Matos, y la avioneta en que viajaba nunca llegó a su destino.

En sus palabras el Héroe de Yaguajay enfatizó: “ De rodillas nos pondremos una vez y una vez inclinaremos nuestra frente y será el día que lleguemos a la tierra cubana que guarda veinte mil cubanos, para decirles... ¡Hermanos, la Revolución está hecha, vuestra sangre no se derramó en vano...”

En ese contexto nacieron las Milicias Nacionales Revolucionarias, brazo armado del pueblo, que ha sabido defender y preservar sus conquistas, ante cada intento del enemigo por derrocar a la Revolución cubana, y que posteriormente, convertidas en Milicias de Tropas Territoriales, arriban este 26 de octubre a 54 años de existencia. | GMT-05:00
 
Fidel y su histórica autodefensa
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Este 16 de octubre se cumplen 60 años de que el joven abogado Fidel Castro Ruz, pronunciara su histórico alegato de autodefensa La historia me absolverá, al ser juzgado en la causa 37 por los sucesos del 26 de julio de 1953, cuando la Generación del Centenario quiso tomar el cielo por asalto.

Fidel, líder del movimiento revolucionario que protagonizó los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, solicitó en su condición de abogado ejercer su propia defensa, y se convirtió de acusado en acusador del régimen tiránico de Fulgencio Batista Zaldivar.

Las bayonetas ni la férrea censura con que se pretendió silenciar la verdad en el juicio a los Moncadistas, pudieron lograr su objetivo ante la contundente y viril denuncia de quien proclamó a Martí como el autor intelectual del Moncada.

La historia me absolverá constituye un testimonio de profundo pensamiento revolucionario, a la vez que un documento que sintetizó brillantemente el programa de lucha de los jóvenes que agrupados en la Generación del Centenario no dejaron morir al apóstol.

La historia me absolverá devino eficaz programa político e instrumento para lograr la unidad del movimiento revolucionario, y el curso posterior de los acontecimientos demostró su valía e influencia en la lucha librada hasta conseguir la victoria de la Revolución cubana el primero de enero de 1959.

Han transcurrido desde entonces seis décadas y al repasar sus páginas, asombra la visión de futuro de Fidel al delinear la estrategia a seguir para materializar los anhelos libertarios de los cubanos, y fijar la firme posición antimperialista expresada en ese documento y que siempre ha caracterizado el rumbo socialista de nuestro pueblo.

Cito el párrafo final del histórico documento : “En cuanto a mí, sé que la cárcel será dura como no lo ha sido nunca para nadie, preñada de amenazas, de ruin y cobarde ensañamiento, pero no la temo, como no temo la furia del tirano miserable que arrancó la vida a 70 hermanos míos. Condenadme, no importa, La historia me absolverá”.

Aquel axioma se vio confirmado con el tiempo y Fidel fue absuelto por la historia. | GMT-05:00
 
Las huellas del General Calixto
Por: Leonardo Pupo Pupo, ACN
Publicado:  La tierna mirada de la madre Lucía hacia su recién nacido presagiaba el amor que le inculcaría, desde aquel 4 de agosto de 1839, a quien fuera años más tarde uno de los insignes patriotas en las luchas por la independencia de Cuba en el siglo XIX.

Era como si el paso por una de las céntricas calles de Holguín de la banda de música del ejército español anunciara el nacimiento del General de las Tres Guerras: Calixto García Iñiguez.
 
La casa marcada hoy con el número 147, en la esquina de las calles Frexes y Miró, en la oriental ciudad, fue cuna del intrépido insurrecto, ícono de rebeldía e independencia en la historia de Cuba.

Quiso el destino que el estallido insurreccional del 10 de octubre de 1868 lo sorprendiera en Jiguaní, donde comenzó a escribir su propia historia.

Junto con Donato Mármol y otros revolucionarios independentistas, partió a la manigua y en poco tiempo era un oficial de rango con hombres bajo su mando.

Brilló en los escenarios de combate, en los cuales se distinguió como Jefe de Brigada de Holguín, y al frente del Departamento de Oriente.

Sus muestras de valentía, disciplina y alto sentido de la responsabilidad, sembraron respeto entre la tropa, incluidos los oficiales. Por ello, en 1869, es ascendido a General de Brigada y tres años más tarde, a Mayor General.

El cinco de octubre de 1874, encontrándose cercado por el ejército español en San Antonio de Bagá y ante la imposibilidad de victoria o escapatoria alguna, se disparó bajo la barbilla, pero la bala abandonó su anatomía por la frente impidiendo su deceso.

Junto con Martí, Maceo y otros patriotas, Calixto García se opuso con toda su energía al Pacto del Zanjón hasta reiniciar la lucha, a la cual se sumó nuevamente en mayo de 1880, fracasada la paz por las condiciones que proponía el alto mando militar de la metrópoli en la Isla.

Protagonizó múltiples combates y sobresalió por su sólida formación como estratega, adquirida de forma autodidacta. El amplio dominio de la balística de la época le permitió convertirse en el primer jefe mambí en utilizar la artillería, para contribuir así al desarrollo del arte militar cubano.

La participación de sus tropas en Santiago de Cuba fue decisiva para el desenlace de la guerra hispano-cubano-norteamericana.

Luego de la rendición de Santiago, mantuvo la firmeza ante la arrogancia de los jefes militares yanquis, quienes no permitieron la entrada del Ejército Libertador a la rendida capital de Oriente.

Del insigne patriota, el General de Ejército y presidente cubano Raúl Castro Ruz, expresó: "Calixto García fue un ferviente convencido del valor y la trascendencia del ideal que defendía, y de dos de sus más valiosas cualidades: el patriotismo inclaudicable y la voluntad a toda prueba". | GMT-05:00
 
Dos museos de cumpleaños el mismo día
Por: Hirán Ricardo
Publicado:  Dos de los lugares más ricos en historia dentro de la ciudad cubana de Holguín estarán de aniversario como museos este 25 de julio. La Periquera y la Casa natal Calixto García, inaugurados como tales en 1976 y 1979 respectivamente.

Según apuntes de la historia, en sus orígenes la edificación fugió de almacén, mas luego y por un largo tiempo acogió la Casa de Gobierno al pie de la antigua Plaza de Armas, en la actualidad parque Calixto García, en el mismo centro de la urbe.

El nombre con el cual se conoce en la actualidad, La Periquera, data  cuando las tropas españolas, se acantonaron en este recinto para resistir al ataque de los mambises, durante la guerra de independencia de Cuba con la colonia de España. Narran las historias que allí los insurrectos comenzaron a gritarles "pericos" debido a los colores del uniforme para que salieran a combatir. A partir de ese momento se ha conocido como La Periquera, nombre que conserva hasta nuestros días.

En mi opinión, es uno de los lugares que más aparece en imágenes al buscar en Google la ciudad de Holguín. Por si fuera poco, al estar ubicado frente al parque central Calixto García, no escapa a las miradas de quienes se sientan a descansar en los bancos, ni de las cámaras fotográficas de los turistas que se pasean por el corazón de ciudad.

Y es que su arquitectura no puede pasar inadvertida, pues el color rojo de sus ladrillos, las seis ventanas estrechas y altas que tienen a sus pies balcones, resultan como un imán a las pupilas de quienes deambulan por sus cercanías.

Por otro parte, se puede decir que cada año cuando la celebración de la Feria Internacional del Libro llega a la ciudad, su portal y patio interior sirven de escenario a la venta de textos, usado con frecuencia como pabellón infantil.

El otro museo de aniversario, también posee sus encantos. La Casa Natal Calixto García, el 10 de octubre de 1978, valorándose que en ese lugar había nacido el Mayor General y Lugarteniente del Ejército Libertador Calixto García Iñiguez, quién junto a Antonio Maceo y Máximo Gómez formó la trilogía conductora de la lucha armada contra el Colonialismos Español, fue declara Monumento Nacional.

 Además de aunar piezas del pasado, el museo funciona como centro de información, en este aspecto especializado en la Guerra de Independencia de Cuba. Por otro lado cada año es escenario, durante la Semana de la Cultura holguinera, de un evento relacionado con las luchas independentistas. En este lugar se puede ver con frecuencia la visita de estudiantes de diferentes niveles de enseñanza.

Algo interesante es que en el museo se encuentra la colección más antigua y completa de Lucia Iñiguez, madre de Calixto García. Hace pocos años llegaron a la Casa Natal una de las últimas piezas museables, cuando se recibieron numerosas fotos de la esposa de Calixto, Isabel Vélez Cabrera.

Entre las piezas que exhibe el museo las más apreciadas por los visitantes son las armas. De acuerdo a lo expresado por sus trabajadores, los niños son los que más se interesan por los fusiles y revólveres de la época independentista cubana. Pero también apuntan los empleados del recinto, que las damas que llegan a este recinto prefieren observar la colección de tejidos y trajes, quién sabe si para rescatar algún que otro modelo de la antigüedad.

La historia de esta casa comenzó el 4 de agosto de 1839 siendo propiedad de Santiago García, cuando nació en su interior Calixto García Iñiguez, viviéndola unos pocos años pues sus padres se fueron a vivir con una tía materna en la actual calle Martí, muy cerca de allí, donde vivió hasta aproximadamente los 14 años, cuando se muda a Jiguaní, en la vecina provincia de Granma.

El museo casa natal Mayor General Calixto García Iñiguez y La Periquera, son dos lugares emblemáticos de la ciudad de Holguín. Aunque pasen los años, continuarán siendo símbolos del patriotismo e historia de los holguineros.


| GMT-05:00
 
Cristino Naranjo, traicionera muerte
Por: Ventura Carballido Pupo
Publicado:  Víctimas de la traición de un compañero de armas, el 12 de noviembre de 1959 resultaron vilmente asesinados en Ciudad Libertad, La Habana, los holguineros Cristino Naranjo Vázquez, comandante del Ejército Rebelde, y su chofer Luis Nieves Peña.

El aborrecible hecho se produjo en la garita principal del antiguo cuartel de Columbia, donde alevosamente fueran ultimados por el capitán Manuel Beatón, quien luego se alzaría contra la Revolución cubana en la Sierra Maestra.

Los restos de ambos combatientes luego de recibir los honores correspondientes, en medio del cariño y respeto del consternado pueblo, fueron sepultados en el cementerio de la ciudad de Holguín, por ser hijos de este territorio nororiental.

Cristino Naranjo, cuyo nombre lleva uno de los ingenios azucareros existentes en la provincia holguinera, era conocido como el Capitán del llano en la epopeya libertaria, a la que se incorporó en 1957, bajo las órdenes de los comandantes Ernesto Guevara y Camilo Cienfuegos.
Terminó la guerra con grados de capitán y en 1959 fue nombrado jefe del batallón de seguridad del Estado Mayor de Ejército Rebelde.

En marzo de 1958, cumpliendo órdenes del Comandante en Jefe Fidel Castro Camilo Cienfuegos baja a los llanos del Cauto, para organizar los diferentes grupos que combatían en la zona en un mando único. Entre los 14 combatientes escogicos por Camilo se encontraba el soldado Cristino Naranjo, quien el 2 de enero de 1959, toma el histórico edificio La Periquera en la ciudad de Holguín.  

El asesino de Cristino evadió la acción de la justicia y se refugió en la Sierra Maestra junto con un hermano y otros desafectos a la Revolución, y luego de una  incesante persecución, con combatientes holguineros incluidos en la misión, fue capturado el 23 de marzo de 1960 y juzgados por los Tribunales Revolucionarios. | GMT-05:00
 
El respeto al derecho ajeno es la paz
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Tomo prestada la frase de Benito Juárez para encabezar estas líneas que dedico al 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, porque esa expresión constituye una magnífica síntesis de lo que debería ser algo tan elemental y sagrado como el respeto en toda la extensión de la palabra.

La Asamblea General de la organización de naciones Unidas (ONU), aprobó el 10 de diciembre de 1948 la declaración Universal de los Derechos Humanos, surgiendo así la fecha que desde entonces se conmemora el décimo día del último mes del año.

Haciendo referencia a los derechos humanos y a la dignidad de la persona, se sustenta que “son los fundamentos para la libertad, justicia y paz en el mundo”, tres elementos indispensables para la convivencia pacífica entre los pueblos.

La discriminación, una de las formas de violar los derechos humanos, va dirigida contra personas o grupos vulnerables a los ataques, entre los que figuran las mujeres y niñas, los discapacitados, los pobres, los migrantes, las minorías y todos aquellos que por algún motivo son considerados diferentes.

Son muchas las injusticias que en el mundo ilustran de manera inequívoca las flagrantes violaciones de los derechos humanos que se cometen. Por solo citar un ejemplo pongamos el caso de Irak, país invadido y ocupado por tropas estadounidenses que han sumido en el luto y el sufrimiento a ese pueblo.

¿Acaso no son conocidos también, los abusos e injusticias que se cometen en la ilegal cárcel de Guantánamo, donde los prisioneros no cuentan con el más mínimo respeto a sus derechos humanos?

Y si de derechos humanos se trata, no existe un ejemplo más evidente que el de las reiteradas violaciones cometidas contra  los antiterroristas cubanos, que permanecen presos injustamente en los Estados Unidos desde hace más de 15 años, las cuales se hacen extensivas también a sus familiares.

El respeto a los más elementales derechos humanos debería ser una práctica inviolable por parte de todos los Estados y Gobiernos, teniendo en cuenta que  la ONU ha definido una amplia gama de derechos internacionalmente reconocidos, como son los derechos económicos, sociales, civiles, culturales y políticos, además de establecer mecanismos dirigidos a promoverlos y protegerlos.

Sobre el particular queda mucho por avanzar, para hacer que los Estados y Gobiernos cumplan con la obligación de respetar al máximo esos derechos humanos, que mucho contribuirían a fomentar la libertad, la justicia y la paz  tan necesarias a escala universal.

Sirva este 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, para reflexionar, sobre el imperativo de convertir en realidad lo expresado por Benito Juarez: “el respeto al derecho ajeno es la paz”.

| GMT-05:00
 
Más allá del Día de la Prensa en Cuba
Por: Hirán Ricardo
Publicado:

 Los periodistas cubanos somos como los otros colegas del mundo, nos gusta escribir, informar. Pero aquí tenemos cada año una jornada llena de actividades, para que el Día de la Prensa sea una fecha diferente.

Como es habitual en Cuba, durante el mes de marzo, tenemos un programa con el que se recuerda de manera especial la primera tirada del periódico Patria, concebido por el Héroe Nacional, José Martí, para servir a la independencia de la Isla del colonialismo español.

La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) se encarga de que cada territorio del país realice sus proyectos con motivo del 14 de marzo, Día de la Prensa. Acá en la provincia de Holguín, al norte oriental del país, los trabajadores de los medios escrito, radial, televisivo y digital, extienden la celebración por más de una semana.

Los hombres y mujeres de los medios de difusión masiva tenemos a nuestro alcance la revista Enfoque, una publicación impresa de la Unión con frecuencia trimestral en la que aparecen los más diversos topicos relacionados con el gremio.

Es justo señalar que nuestra organización se preocupe por la superación integral de todos sus integrantes. A partir de esa premisa se organizan Maestrías, Postgrados, cursos de idiomas extranjeros, entre otras actividades con vistas a elevar la capacidad profesional. Fruto de ese interés y en coordinación con la Universidad Oscar Lucero Moya, el pasado año la provincia de Holguín graduó a los primeros periodistas en la categoría de Máster en Comunicación.

En Cuba, para esta fecha no sólo se honra a los profesionales de la palabra escrita, hablada o en imágenes, se tiene en cuenta además a todos los que con sus quehaceres apoyan y hacen posible misión, sino también a impresores, camarógrafos, editores, fotografos, musicalizadores, correctores y chóferes.

¿Qué seria del mundo sin los periodistas? tal vez muchos digan un planeta muy tranquilo. En la actualidad y desde hace mucho no se concibe un individuo que no quiera estar informado. Tal vez a ella o él, no le importe determinado asunto, mas estoy seguro que si querrá saber lo último acontecido en el mundo en asuntos de cultura, deporte, ciencia y tecnología, conflictos bélicos, por solo mencionar algunos de los temas que no escapan al interés nacional.

Muchas personas en el mundo al levantarse todavía mantienen la costumbre de leer el periódico, prender la radio o la televisión y más reciente entrar a internet, para amanecer y salir a la calle informado. Por eso sobran los motivos para que almanaque, exhiba entre sus días uno dedicado a homenajear a los trabajadores de la prensa.
 

| GMT-05:00
 
A 119 años del inicio de la Guerra Necesaria
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Este 24 de febrero se conmemora el aniversario 119 del inicio de la gesta libertaria del pueblo cubano contra el colonialismo español, que el Héroe Nacional José Martí nombró con acierto La Guerra Necesaria.

Martí, organizador de esta contienda bélica y fundador del Partido Revolucionario Cubano (PRC) delineó la estrategia para superar los errores cometidos por las fuerzas cubanas en las contiendas anteriores, la Guerra de los 10 Años y la denominada Guerra Chiquita, que dieron al traste con las ansias libertarias de nuestro pueblo.

Aunque esta vez la intervención de los Estados Unidos, cuando ya la guerra se inclinaba decisivamente a favor de los mambises, frustró el triunfo definitivo y dio paso al surgimiento de una República Mediatizada el 20 de mayo de 1902.

José Abreu Cardet, Historiador e Investigador de la Oficina de Monumentos y Sitios Históricos de la provincia de Holguín, accedió a responder a preguntas formuladas por este reportero para el sitio www.aldia.cu.

¿Cuál es el significado histórico del 24 de febrero de 1895?

Esa fecha marcó el inicio de la última guerra independentista contra el colonialismo español y su principal organizador fue José Martí, creador del Partido Revolucionario Cubano (PRC), que contó con el concurso de Máximo Gómez, Antonio Maceo y otros insignes patriotas que habían intervenido en las contiendas anteriores.

El 24 de febrero los principales jefes y organizadores no se encontraban en Cuba, como son los casos de los tres antes mencionados, pero en el territorio nacional se cumple la orden dada por Martí de iniciar el levantamiento en esa fecha en varios lugares simultáneamente.

No solo fue en Baire, aunque allí el levantamiento tuvo una connotación especial por la magnitud y los caudillos que se alzaron, pero en Matanzas la chispa prendió en varios sitios, así como en otros territorios del oriente cubano.

¿Qué ocurrió para esa fecha en Holguín?

En el caso de Holguín hay que destacar la figura de José Miró Argenter, un catalán que estuvo establecido acá donde dirigió un periódico de tendencia autonomista y por esa y otras razones fue expulsado y se radicó en Manzanillo.

Al comenzar el levantamiento recibió indicaciones de trasladarse a Holguín y se alzó en la zona de Mala Noche, en el actual municipio de “Calixto García”. Pero no solo fue Miró Argenter, te puedo mencionar a otros patriotas como Luis de Feria, Modesto Fornaris, Remigio Marrero, José Balán, Ramón Mariño, Miguel Angel Pérez, Guillermo Cardet, Domingo Consuegra, y otros más.

Quiero destacar que el líder fundamental de la reacción en Holguín es Antonio Maceo, muy vinculado a estas tierras por sus vínculos en la Guerra de los 10 Años, cuando dirigió el Departamento Oriental, por lo que incursionó frecuentemente en territorio holguinero y en la medida en que fue mandando tropas y ascendiendo militarmente fue adquiriendo prestigio y muchos holguineros pelearon bajo sus ordenes.

Debo aclarar que no todos los alzamientos fueron el propio 24 de febrero, sino en los días y meses posteriores, incluso durante todo el año y los siguientes durante todo el curso de la guerra se registraron levantamientos en Sagua de Tánamo, Mayarí, Tacajó, en fin, en varios lugares pertenecientes a la actual provincia de Holguín.

Yo creo que lo significativo es que el 24 de febrero fue la chispa que prendió la llama que muy pronto se extendió a todo el territorio nacional mediante la invasión de Oriente a Occidente protagonizada por Gómez y Maceo.

¿Y Calixto García, como holguinero, que papel jugó?

Como es conocido Calixto participó en las tres guerras. Tras ser apresado y deportado a España luego de su intento de suicidio, no regresa a Cuba hasta su incorporación a la guerra del 95. Lo demás es de sobra conocido, pues acumuló tantos méritos que a la muerte de Antonio Maceo ocupó el cargo de Lugarteniente General del Ejército Libertador Cubano.

O sea, su mando rebasó los límites de la provincia de Holguín e indiscutiblemente fue un relevante Jefe militar de enorme y reconocido prestigio hasta su fallecimiento en los Estados Unidos el 11 de diciembre de 1898.

| GMT-05:00
 
Holguín festeja su 265 cumpleaños
Por: Roberto Ortiz del Toro
Publicado:  Holguín esta de fiesta. Del 16 al 21 de enero se celebra la tradicional Semana de la Cultura Holguinera, esta vez en su edición 35, dedicada al aniversario 25 del Centro Provincial de Artes Plásticas, y al 30 de la Filial provincial de la Unión Nacional de Escritores y Artistas (UNEAC).

El 18 de enero de 1752, por decreto del Rey Fernando VI, de España, se otorgó el Título de Ciudad y Tenencia de Gobierno a la actual capital de la provincia de Holguín; y ese es el origen de la celebración  de la Semana de la Cultura Holguinera.

Como cada año los festejos rinden homenaje a dos personalidades de reconocida trayectoria y resultados en sus respectivasespecialidades. Los agraciados en esta ocasión son Hirán Pérez Concepción, historiador y presidente de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC) en la provincia, y Gilberto González Seik, escritor y promotor cultural.

El programa de actividades es amplio y variado, como exponente de una ciudad cubana que resalta por su potencial cultural, reconocido así tanto en el ámbito nacional como internacional. Incluye conferencias, exposiciones, encuentros de estudio sobre las guerras de independencia y de la cultura local, conciertos, el concurso Premio de la Ciudad, entre otros.

Pero más que detenerme en esos detalles, prefiero invitar a un recuento histórico sobre el surgimiento y desarrollo de la denominada “Ciudad de los Parques”, calificativo que identifica a Holguín, capital de la provincia homónima.

Una mirada retrospectiva nos recuerda que las primeras casas se asentaron en terrenos propiedad del capitán del ejército colonial español García Holguín, allá por el año 1523, y del apellido del citado militar tomaría el nombre el naciente pueblo de San Isidoro de Holguín.

Originalmente el poblado se trazó entre los ríos Jigüe y Marañón, teniendo como centro la Plaza de Armas, lugar que actualmente ocupa el parque “Calixto García”, sometido a una restauración general para extender en el tiempo su elegancia.

Holguín ha estado estrechamente vinculada a la historia de luchas de nuestro país desde su surgimiento, y el valor y patriotismo de sus hijos estuvo presente en cada una de las gestas libertarias libradas por nuestro pueblo.

Esa entrega generosa, tiene también inscriptos nombres de numerosos combatientes y colaboradores civiles holguineros en defensa del Socialismo y el Internacionalismo, quienes forman parte del martirologio cubano.

Actualmente la ciudad resulta hermosa por su historia y por su aspecto, y para orgullo de sus habitantes al paso del tiempo rejuvenece y se muestra atractiva, cual bella cubana favorecida por el enero victorioso de 1959.

Sobran motivos pues, para festejar esta Semana de la Cultura Holguinera, que despierta el interés de citadinos y foráneos, y resulta capaz de colmar las expectativas de los públicos más exigentes.
| GMT-05:00
 
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 22/01/2018 01:16:21 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte