Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Calixto, Loma de Hierro y la artillería mambisa
Por: Arnaldo Vargas Castro
Publicado:  La Guerra de 1895 por la independencia de Cuba o Guerra Necesaria, como la definió su propio organizador, José Martí, inició el 24 de febrero de 1895 con el retorno desde el exilio e incorporación de destacados patriotas, entre ellos el Mayor General holguinero Calixto García Iñiguez, quien lo hiciera justamente un año y un mes después.

Tras un recorrido por las regiones de Santiago de Cuba y Guantánamo, García de regreso a Holguín, acampa en el lugar conocido por El Cupey, donde proyecta, junto al Generalísimo Máximo Gómez (19 de agosto de 1896) la toma del fuerte número 18 de San Marcos, conocido como Loma de Hierro, para probar la eficacia de la artillería en la ocupación de fortificaciones.

Calixto contaba con el cañón Hotchkiss, que llegó por Camagüey el 20 de mayo del propio año 1896; fabricado en Providence, Estados Unidos, con un cañón de 42 milímetros, tiro rápido, poco tamaño y peso, que facilitaban ser trasladado de un lugar otro con tracción animal.

San Marcos era uno de los 35 fortines que cubrían los 32 kilómetros de línea defensiva Holguín-Gibara, encargados de proteger los sembrados y el ferrocarril que enlazaba a ambas demarcaciones.

Se localizaba a unos 18 kilómetros de Holguín y a tres de la antigua Capitanía de San Marcos de Auras, hoy Floro Pérez, y contaba con una dotación aproximada de 18 militares.

Calixto marchó hasta situarse a una legua del poblado de Auras y continuó  al amanecer hacia el sitio previsto para la acción, donde acampó a las 5:30 a.m. de ese mismo día. Designó diferentes fuerzas para la protección de los caminos que conducían al fuerte y tirotear el poblado.

A unos 300 metros del fortín español ordenó construir una pequeña barricada donde situó el cañón Hotchkiss, que sería operado por experimentados artilleros norteamericanos, considerados por Gómez como “extranjeros con honor”, al mando del Brigadier Enrique Collazo.

El ataque se originó a  las 7 de la mañana y se prolongó por dos o tres horas, por la resistencia de los soldados españoles, quienes -solo al comprender la imposibilidad de resistir aquella avalancha de fuego- escaparon hacía un fortín cercano, dejando en el sitio abandonado a un soldado muerto y otro moribundo, cinco mil proyectiles de máuseres y alguna vitualla.

Por la importancia de aquella acción mambisa, el sitio de Loma de Hierro fue declarado Monumento Nacional, el 23 de diciembre de 1993. En una escuelita primaria, muy cerca del lugar, aparecen mapas, detalles de la acción y documentos que incluyen la orden militar dictada por el dominicano cubano Máximo Gómez Báez, General en Jefe del Ejército Libertador y el reconocimiento por el éxito de la operación, rubricado el 21 de agosto de 1896.

“¡ Orientales! Os cabe la satisfacción inmensa de ser los primeros cubanos vencedores con artillería. Loas y gloria a vuestro General Calixto García, que con tanto acierto y valentía supo dirigir la operación.” (…) Como General en Jefe, me honro en felicitar a la Patria por tanto bien alcanzado; a vosotros todos por la victoria conquistada y a los artilleros, por su crédito y honor como extranjeros. Y a vuestro General Calixto García, por su nombre, por su fama y por su gloria”.

Probada la eficacia del arma y la táctica de Calixto, Gómez le ordena emplearla en el sitio y toma de los más firmes baluartes enemigos. Con la sencillez que lo caracterizaba, obtuvo nuevas e importantes victorias. En uno de aquellos reportes informó al General en Jefe: “Tomé a Guáimaro; a usted se debe el triunfo, porque me aseguraba que se tomaba y yo no lo creía. Gracias por la gloria que le debo”.

Dichas acciones provocaron profunda repercusión en Europa y Norteamérica, al extremo, que  contribuyeron a la sustitución -como capitán general de la isla- del tristemente célebre Valeriano Weyler.

Por la importancia  de aquella primera carga artillera, se conserva aquel primer cañón en el Museo Bacardí, de Santiago de Cuba. | GMT-05:00
 
Vitín, Lolita y una linda historia de amor
Por: Arnaldo Vargas Castro
Publicado:  Resulta gratificante conocer la historia de amor, forjada en 72 años de feliz unión, de los campesinos holguineros Víctor Feria Sera y María Dolores Pacho, quienes, al celebrar sus 95 y 96 años de edad, respectivamente, aseguran que ha valido la pena todo cuanto han vivido y realizado.

Él, más conocido por Vitín, nació en Tacajó Viejo; ella, Lolita, en Alcalá, ambas, localidades de Báguano. Al unir sus vidas, en tiempos tan difíciles, vivieron en Alto Cedro, Cuevas de Río Frío y Las Cuevas de Arroyo Seco, ambas de Mayarí, hasta que en 197l se establecieron definitivamente en la comunidad rural de Yareyal, muy cercano a Holguín.

Víctor es uno de los cinco holguineros que quedan con vida, de los 43 que participaron en el Primer Congreso Campesino en Armas (21 de septiembre de 1958), en Soledad de Mayarí Arriba, presidido por el entonces Comandante Raúl Castro Ruz, Jefe del II Frente Oriental;  el legendario lider campesino José (Pepe) Ramírez y Pablo Cruz, el  primer presidente que tuvo la organización campesina.

Los restantes sobrevivientes son: Hugo Fernández, de Mayarí; Amador Cuenca Gil, Faustino Peña Matos y Amalio Matos González, todos del montañoso municipio de Sagua de Tánamo.

A pesar de su avanzada edad, Vitín recuerda lo azaroso de aquella travesía hasta el lugar de la reunión “porque había una avioneta militar dando vueltas por todas partes y la gente iba  a pie o a caballo, sobre terrenos muy difíciles, pero llegamos, sesionamos y logramos muchas respuestas al reclamo del campesinado, muchas de las cuales se pusieron en práctica de inmediato en los territorios liberados”.

El Congreso se celebró sin dificultades, porque Soledad era territorio liberado por el Ejército Rebelde;  centro de amplias zonas cafetaleras en las cuales se habían intensificado las luchas campesinas y existía entonces una infraestructura adecuada para las sesiones de trabajo que dieron lugar a importantes acuerdos,

"Entre esos estaban que la tierra pasara a quienes las trabajaban, el necesario apoyo al Ejército Rebelde que entraba en la ofensiva final de la guerra, la creación de mecanismos en defensa del precio de los productos, la formación de comisiones juveniles y femeninas e instrumentar el sistema de creación y aplicación de la Reforma Agraria que firmó Fidel Castro en plena Sierra Maestra y el otorgamiento del título de propiedad de la tierra a mil 500 campesinos, comenzando por Baracoa¨.

Previo al Congreso, el Comandante en Jefe, Fidel Castro, se reunió, el 25 de mayo del propio año, en Vegas de Jibacoa, con los cosecheros de café; se constituyeron 84 comités agrarios, hubo seis grandes concentraciones y se recabó del apoyo del campesinado a la consolidación del Ejército Rebelde que emergía victorioso en la contienda.

Una vez concluido el Congreso que, según Fidel, "constituyó un triunfo de la unidad y las posiciones más revolucionarias del campesinado cubano", los delegados salieron de inmediato a trabajar, a cumplir los acuerdos emanados de la histórica cita, pero aclaró Bitín que  "salimos de regreso con las mismas precauciones con que hicimos la travesía hacia aquella sede y de inmediato, a trabajar".

Victor fue el primer presidente de la  asociación campesina "Luz de la Patria", fundada por Pepe Ramirez en Las Cuevas de Arroyo Seco, Mayarí, que perdura hasta nuestros días como Cooperativa de Producción Agropecuaria con el mismo nombre; contribuyó a la creación de dichas entidades en diversos escenarios rurales; fue jefe de un cuartón durante la campaña de alfabetización; formó parte de las comisiones de historia, en Holguín, y participó en diversos encuentros sobre las luchas campesinas.

María Dolores lo acompañó en todas las batallas por la emancipación del campesinado, colaboró con el Ejército Rebelde, trabajó la carpintería, en corte y costura y se hizo educadora; se entregó de lleno a las tareas de las organizaciones de masas y aún sueña con un mundo en el que todos los seres humanos puedan vivir en paz y armonía, con sus principales necesidades cubiertas y mucho amor.

Fruto del gran amor de Vitín y Lolita, compartido y fortalecido con las vicisitudes que les impuso la vida en aquella época incierta de injusticias y desigualdades, fueron sus siete hijos (uno fallecido) quienes les proporcionaron la felicidad de contar con 12 nietos y 13 biznietos, entre los cuales hay médicos, militares, artistas…

A punto de cumplirse 55 años de aquel histórico primer Congreso Campesino en Armas, en tiempos de guerra contra la dictadura, Vitín y Lolita relatan los acontecimientos como si los tuviesen viviendo y aunque han transcurrido más de 70 años de su compromiso, aún les brillan los ojos cuando cruzan las miradas en su humilde hogar, de Yareyal.

Victor Feria ama la calma de la campiña y María Dolores, además, el caballo, el cedro, la naranja, la salida u puesta  del Sol. Ambos coinciden, entre tantas cosas, en que no hay como la familia unida, la patria libre y la perdurabilidad de la memoria histórica, como importante legado a las nuevas generaciones. | GMT-05:00
 
Joven historia de un amor compartido
Por: Arnaldo Vargas Castro
Publicado:  Cada mañana cuando Gisela despide con un beso a su joven esposo, Giober Rojas Quintero en la comunidad rural de Brisas de Yareyal, municipio de Holguín, le hace la misma recomendación: -Mi amor, cuídate por esos montes, no te confíes demasiado-.
 
Él ha dedicado seis de sus 27 años al cuerpo de guardabosques (CGB) como técnico en protección contra incendios, y aunque su compañera ya debía estar acostumbrada a esos trajines, comprende que le preocupe el enfrentamiento diario a los depredadores de la floresta, por sus negativos impactos al medio ambiente y la economía.
 
Cuando Giober llega a la Unidad Municipal encargada de proteger toda la colina verde de Holguín, áreas especiales, fincas forestales y las cuencas hidrográficas, se incorpora al cumplimiento de las misiones que incluyen recorridos, inspecciones, y muy importante es la información preventiva a las personas que comparten espacios boscosos o residen en sus proximidades, "para evitar que por imprudencias evitables produzcan incendios que pueden ser catastróficos para la flora y la fauna".
 
Confiesa Giober que es agotadora la jornada, porque en la mayoría de las ocasiones se mueven por terrenos abruptos y hay que sortear obstáculos naturales para avanzar, aunque "de tanto andar esos montes ya hemos hecho trillos que nos facilitan el trabajo".
 
He conocido previamente cómo esta brigada del CGB del municipio de Holguín ha enfrentado a ciudadanos que talan ilícita e indiscriminadamente árboles, en cualquier parte, sin importarle para nada si el árbol es adulto o está en fase de desarrollo. "A ellos lo que les importa es apropiarse de la madera preciosa y para ello destrozan el área donde actúan. Pero es nuestra responsabilidad evitar esos perjuicios que tantos años requieren para su recuperación".
 

Esa es la parte del bosque ¿Y después?
 
"Depués que talan el árbol y eligen lo que van a cargar, se produce el trasiego en transportes previamente contratados, para abastecer un mercado que crece debido a la ampliación del trabajo por cuenta propia, ya que creció el número de talleres de carpintería y de artistas artesanos. Por cierto, además de los maderos, hay quienes venden cortezas de determinadas especies que se utilizan en el procesamiento y pintura de pieles".
 
En varios espacios exteriores de la unidad aprecié diferentes medios de transporte decomisados, herramientas y máquinas de carpintería y para el procesamiento de la madera, troncos de diferentes dimensiones y especies. En un breve recorrido me explicó el joven combatiente  del Ministerio del Interior (Minint), que "no podemos permitir que con afán de lucro, haya ciudadanos que acaben con lo que tanto trabajo cuesta levantar para lograr el crecimiento en cobertura boscosa que se ha propuesto la provincia, con lo que mejora el entorno y se apoya a la economía del país".   
 

Pero ¿puede una brigada como esta proteger tan extensa área y actuar contra los que extraen, comercializan y usan ilícitamente los recursos del bosque?
 
"Por supuesto que no. El éxito de nuestras misiones radica en la cooperación con otras fuerzas propias del Minint, organismos, organizaciones e instituciones, porque la impunidad cría gusanos y nosotros estamos aquí para evitarlo a toda costa. Ah, no dejes de tener en cuenta el apoyo popular que recibimos en todas partes".
 
Con la puesta del Sol, Giober revisa los apuntes, hace el informe del día y junto con sus compañeros se dispone a regresar, porque a unos cinco kilómetros de las Seis Columnas, donde  establecimos el diálogo, lo espera su amorosa esposa Gisela, para premiarlo con su mejor sonrisa, el acostumbrado beso y una humeante y aromática taza de café. | GMT-05:00
 
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 23/02/2018 12:43:47 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte