Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
El dinero no lo es todo
Autor :Jorge Quevedo Ocampo / Fotografías de: Autor - Publicado: 17/10/2015 10:23:18 AM| 1 Opiniones

 La primera referencia que tuve de Charchaval, fue la de un productor que donaría una tonelada de carne de ovejo al hospital pediátrico provincial Octavio de la Concepción de la Pedraja, en Holguín.

Luego, lo conocí en la Plaza de la Revolución Mayor General Calixto García, en la condecoración a un grupo de campesinos.  Allí le hice algunas fotos y quedó el interés de ir hasta su finca.

Su nombre es Ismael Correa Charchaval.  Para llegar a su casa hay que “dar bastante rueda”. Vive allá en “La Nigua”, en el municipio de Frank País, bien distante de la ciudad de Holguín.

Primero viajamos hasta Cayo Mambì, por una carretera que por muchos tramos no lo es. Seguimos por un terraplén; de ahí por caminos vecinales y lo que parecen trillos por entre pastizales que hoy están secos, pero que tienen huellas de haber estado cubiertos de agua alguna vez. Así, entre baches y sacudidas llegamos a su humilde hogar situado en la cima de una colina.

- Pasen, pasen... no están apurados, ¿verdad?. Vamos a tomar un poco de café primero. Los estaba esperando y no he soltado los animales, aunque ya es hora. Aquí tengo un grupo, el resto los tengo repartidos en varios lugares, atendidos por mi familia. Yo he llegado a tener 900 ovejos y 500 chivos.  Ahora sólo tengo 300 y 200 de cada uno.

Ismael es entusiasta y de hablar constante. Durante siete años dotó, ¡cedió gratuitamente! una tonelada de carne para los niños hospitalizados en el pediátrico.

- La salud tiene lo primero en todo. Ese es mi honor. Para mí, es el orgullo más grande cumplir con la tarea de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, seguir lo que nos ha enseñado, ayudar y encaminar al necesitado. En este caso son los niños pacientes. No sabemos, a lo mejor son los que nos van a dirigir mañana.

Con su palabra natural, de campesino que no ha salido de la sierra en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS ) Mario Surì, explica más razones que lo guían.

- Es necesario mirar para la salud, nos lo está dando todo. Cuando usted va con un dolor de barriga, te atiende un médico, ¡sin cobrarte un quilo!.

Este campesino “de monte”, como nos dice. Tiene cinco caballerías (más de 65 hectáreas) de tierra. Además de criar desarrolla los cultivos varios, aunque en menor cuantía.

- La donación fue del 2006 hasta el 2013. En el 2014 se me enfermó la masa y tuve que renovarla toda, continúo en ese empeño. También paso muchas dificultades con los medicamentos para curar los rebaños. Si este año no pudiera retomar la entrega al pediátrico, al menos donaré al hogar materno de Cayo Mambí. Hoy estoy mejorando la masa, inmunizándola, a ver si en un futuro reiniciamos nuestro combate.  A lo mejor ya no pueden ser las 900 cabezas, pues la sequía es un período especial fuerte.

Caminamos y corrimos por los potreros (literalmente hablando) detrás de los ovejos y chivos con Charchaval y su nieto Rolando, también la nuera. Seguimos la faena vacunando a los carneros, revisando algunos cabritos, alimentando a unos recién nacidos y a la madre. Fue una jornada que disfrutamos.

- Trabajan conmigo mis hijos, los nietos, mi nuera, mi señora, que ese el eje central porque nos da toda la atención que necesitamos para seguir avanzando. Mi familia está integrada conmigo, todos nos damos la mano aquí.  Yo puedo salir y ellos se encargan de todo. Yo ya estoy aquí por el gusto como quien dice, porque todo esto es de ellos. Ellos son los encargados de encaminar el futuro.

Militante del Partido Comunista de Cuba. Se alistó en el “llamado del 60” para Jóvenes Rebeldes en momentos en que la Revolución organizaba sus fuerzas en la sociedad cubana. Hizo 10 zafras azucareras como machetero sin cobrar un centavo.

Una tonelada de carnero vendida en el mercado libre, le reportarían entre 40 mil y hasta más de 50 mil pesos

- Esta mercancía es del Estado, porque la tierra es del Estado. Aquí no hay desvío de ningún tipo. Me hallo realmente muy contento, muy bien, cuando el campesino lucha y se ve el resultado.  Seguimos en este combate hasta donde podamos llegar.  La Revolución ha hecho mucho por mi familia.  Yo no miro dinero.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 1 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

Ricardo Eliseo Lamas LozanoGracias Osmael
- rlamas@ucm.hlg.sld.cu
[04/12/2015 01:57:22 PM] Hombres como usted junto con su familia es lo que necesitan la revolución para seguir triunfando

 

 

En esta misma seccion: ENTREVISTAS
 El dinero no lo es todo
 Me siento reina entre las abejas
 La Negra tiene contento a Juan Carlos
 Un proyecto cultural y recreativo que llegó para quedarse
 Mariana me salvó la vida
 Desde lejos Héctor produce música cubana
 Consultorio nuevo para doctora de estreno
 No he sido nunca un mentiroso
 Líder de corazón
 La vuelta al mundo… ¡en bicicleta!
 Se hizo al aire a los 18 años
 En Jagüeyes, David no desafía a Goliat
 Edgar, un halo de luz
 La alquimia siempre estuvo en sus manos
 Guardián de la memoria
 Entre las cuerdas y el azar
 El Almiquí: un fósil viviente cubano
 Ni deportista, ni electrónico, el Doctor Mayo
 El retorno de la Súper Abuela
 Cuando los “muñequitos” traen premios a casa
 Cambiar concepciones y prejuicios: la clave del éxito
 Batista Arafé lleva su dignidad como escudo
 Vilma Pérez y el aniversario 90 de la Radio Cubana
 Vianki González, bailando 20 x 20
 Causas y azares de un soñador
 Entre oídos, narices y gargantas con una china
 Las voces de Etcétera
 El ángel de las formas
 Solidaridad: palabra mayor para los cubanos
 Un mago y su magia en Holguín
 Humor en Clave de Dos
 Camino al derecho
 Rolando se prepara y triunfa ante la sequía
 Julio, un campesino feliz
 Enseñar: el aliciente mayor
 Un periodista entre demonios y antídotos
 Contar desde allá con la voz de Cuba
 Mujeres contra la violencia
 Olga Portuondo: Una mujer de historia
 Campesinos en pos de fortalecer escenario productivo
 Emerio y la ecuación del éxito
 Cuba y la juventud del futuro
 De artesana a reina en Canadá
 El escenario de Lidis Lamorú
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 23/01/2018 01:22:18 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte