Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Y me hice maestro…
Autor :Roberto Ortíz del Toro / Fotografías de: - Publicado: 22/12/2017 08:46:24 AM| 0 Opiniones

 Permítanme ser un poco pretencioso al atribuir a mi persona esa frase martiana que sirve de título a estas líneas. Corría el año de 1961 y Fidel había proclamado que Cuba sería libre de analfabetismo. Y lo prometido se cumplió.

Yo tenía entonces 12 años de edad y aunque era apenas un niño me incorporé como brigadista “Conrado Benítez”, para dar mi aporte en aquella cruzada por la educación en Cuba.

Presté mis servicios en un sitio conocido por Mameycito, en las estribaciones de la Sierra Maestra, hasta donde llegué armado de lápiz, cartilla, manual y farol, y del deseo de enseñar a leer y escribir a quienes me tocaran.

Ya los recuerdos se hacen lejanos, pues han transcurrido 56 años, aunque algunos están frescos en mi memoria, porque marcaron definitivamente mi existencia. Guardo con celo, como un preciado tesoro, mi carné de brigadista y la medalla acreditativa por el Consejo de Estado de la República de Cuba a quienes participamos en aquella honrosa misión.

Recuerdo con cariño a aquella humilde familia que me acogió como a un hijo y con la cual compartí varios meses. A ellos les enseñé a leer y escribir, mientras a mí me enseñaron a recoger café y otras tareas propias de los campos cubanos.

Tuve el privilegio de estar presente en la Plaza de la Revolución “José Martí” en La Habana, aquel 22 de diciembre de 1961, cuando Fidel proclamó a Cuba como territorio libre de analfabetismo, cumpliendo así ante el mundo lo que había prometido.

Conservo como valioso recuerdo de aquella inolvidable jornada, que vi por única vez en persona al Comandante Ernesto Che Guevara, presente en la tribuna presidencial de aquella grandiosa concentración, algo para mí de mucho valor pues soy un confeso admirador del Guerrillero Heroico.

Por estos días en que conmemoramos la jornada por el Día del Educador (22 de diciembre) siento el legítimo orgullo de haber puesto mi “granito de arena” en aquella colosal batalla contra el analfabetismo, que abrió para Cuba el camino hacia el desarrollo educacional conquistado.

Quizá sea un poco pretencioso al atribuirme la frase martiana “Y me hice maestro”; pero en esencia, resultó para mí una experiencia inolvidable, que me hace sentir el orgullo de haber sido un brigadista “Conrado Benítez”.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: HISTORIA
 La historia los perpetuó para siempre
 Camilo Cienfuegos, el Señor de la vanguardia
 Cuando Cuba desbancó a EE.UU. y yo conversé con Fidel
 Pedro Sotto Alba, ejemplar revolucionario
 La invasión de la libertad
 El General de las Cañas
 Mariana Grajales en su bicentenario
 Yanquis: remember Girón
 Celia, huracán y brisa
 Daniel, el Comandante del llano y de la Sierra
 A 100 años de un sismo en Gibara
 El General de Las Tres Guerras de Independencia
 La historia en su frente herida
 Julio Grave de Peralta, insigne patriota holguinero
 ¡Patria o Muerte!, algo más que una consigna
 Camilo, el más brillante de todos los guerrilleros
 José Martí y La Guerra Necesaria
 El combate del Uvero y la masacre del Corinthia
 Fidel, Camilo y las palomas
 Mella: Muero por la Revolución
 A 50 años de la caída del Che
 Congreso que abrió el camino a la Reforma Agraria
 Maceo y Che, unidos en la historia
 Rafael Freyre Torres, un asaltante al cuartel de Bayamo
 Che: El empleo de su humorismo
 La única comandante
 Cuba sigue recordando el crimen de Barbados
 Volver a vivir la historia
 Conservan en Holguín patrimonio escrito del siglo XV
 Murió como quiso, de cara al Sol
 Protesta de Baraguá: un acto de dignidad y cubanía
 Marcos Maceo, forjador de una familia de guerreros
 Calixto García, un patriota excepcional
 La Cueva de Sao Corona, o de El Cubano Libre
 El médico cubano de la guerrilla del Che
 Girón es victoria, gloria y recuerdos
 Atleta, guerrillero, paradigma
 Vilma, una vida dedicada a la Revolución
 Fidel amado
 Almeida, paradigma de lealtad
 El combate de Mangos de Mejías
 Liberación de Sagua de Tánamo, la ciudad mártir
 ...Un Fidel que vive en las hazanas
 Nacida en agosto, pero celebra en septiembre
 El más universal de todos los cubanos
 Raúl y Almeida, el ascenso a Comandantes y nuevas misiones
 Un alzamiento con aroma de tabaco
 Revista Cinco Palmas dedica edición a Fidel y el yate Granma
 La primera sangre derramada en Bolivia fue cubana
 Girón: La Victoria
 Octavio de la Concepción, guerrillero junto al Che
 Pascuas de sangre
 Los mártires holguineros del nueve de diciembre de 1957
 Abel Santamaría, el segundo jefe del asalto al Moncada
 El macabro plan Regalo de Navidad
 Camilo, la imagen del pueblo
 Fidel, 58 años después de su primer discurso en Holguín
 ¡Ahora si ganamos la guerra!
 Una primavera truncada que devino en victoria
 De cuartel a escuela
 Carlos Coello, un combatiente de la guerrilla del Che
 Calixto García: orgullo de la historia de Cuba
 La Historia me Absolverá, el Programa del Moncada
 Por la ruta de un nuevo Moncada
 Y me hice maestro…
 Maceo, Frank y la Operación Tributo
 Natalicio de José Martí y marcha de las antorchas
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 17/01/2018 11:44:04 AM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte