Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
¡Patria o Muerte!, algo más que una consigna
Autor :Roberto Ortiz del Toro / Fotografías de: - Publicado: 05/03/2014 08:42:04 AM| 0 Opiniones

 Este cinco de marzo se cumplen 54 años de que Fidel pronunciara por vez primera la consigna que desde entonces enarbola el pueblo cubano como grito de guerra, de combate y de victoria. ¡Patria o Muerte!

El cuatro de marzo de 1960 estalló en el puerto de La Habana el buque francés La Coubre, que había arribado a Cuba con un cargamento de armas y parque de guerra adquirido en Bélgica para defender a la Revolución de los humildes, por los humildes y para los humildes, que había triunfado en Cuba el primero de enero de 1959.

Las dos explosiones arrojaron el saldo de 101 fallecidos, entre ellos seis marinos franceses, y centenares de heridos, muchos de ellos mutilados, en lo que fue, un acto de barbarie terrorista contra nuestro pueblo.

En la tarde del sábado cinco de marzo, durante el entierro de las víctimas de aquel criminal sabotaje, el líder de la revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, al despedir el duelo desde la tribuna levantada en la céntrica esquina de 23 y 12 en El Vedado, subrayó:

(.) Nosotros sabemos que entre los más interesados en que no recibiéramos esas armas estaban funcionarios del gobierno norteamericano (.) No solo sabremos resistir cualquier agresión, sino que sabremos vencer cualquier agresión, y que nuevamente no tendremos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria, la de la liberad o la muerte. Solo que ahora libertad quiere decir algo más todavía: libertad quiere decir patria, y la disyuntiva nuestra sería: ¡PATRIA O MUERTE!

Ese grito de guerra y de combate ha acompañado a los cubanos en todo momento de peligro, de amenazas o cualquier tipo de intento enemigo por derrotar a la Revolución, que al año siguiente, por voluntad popular, adoptó el Socialismo como sistema social.

Sería meses después, el siete de junio del propio año, que Fidel, en un discurso expresó: nosotros somos hoy la primera trinchera de América... ¡y esa trinchera la sabremos defender! ...¡Patria o Muerte!, porque esa es la consigna de cada cubano.  Para cada uno de nosotros, individualmente, la consigna es:  ¡Patria o Muerte!, pero para el pueblo, que a la larga saldrá victorioso, la consigna es:  ¡Venceremos!

Así quedó completada la consigna ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos! que sigue siendo hoy bandera de lucha de los cubanos y pilar de la defensa de la Revolución. Por todas esas razones y por la historia vivida y por vivir, ¡Patria o Muerte! es y será por siempre para los cubanos mucho más que una consigna.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: HISTORIA
 La historia los perpetuó para siempre
 Camilo Cienfuegos, el Señor de la vanguardia
 Cuando Cuba desbancó a EE.UU. y yo conversé con Fidel
 Pedro Sotto Alba, ejemplar revolucionario
 La invasión de la libertad
 El General de las Cañas
 Mariana Grajales en su bicentenario
 Yanquis: remember Girón
 Celia, huracán y brisa
 Daniel, el Comandante del llano y de la Sierra
 A 100 años de un sismo en Gibara
 El General de Las Tres Guerras de Independencia
 La historia en su frente herida
 Julio Grave de Peralta, insigne patriota holguinero
 ¡Patria o Muerte!, algo más que una consigna
 Camilo, el más brillante de todos los guerrilleros
 José Martí y La Guerra Necesaria
 El combate del Uvero y la masacre del Corinthia
 Fidel, Camilo y las palomas
 Mella: Muero por la Revolución
 A 50 años de la caída del Che
 Congreso que abrió el camino a la Reforma Agraria
 Maceo y Che, unidos en la historia
 Rafael Freyre Torres, un asaltante al cuartel de Bayamo
 Che: El empleo de su humorismo
 La única comandante
 Cuba sigue recordando el crimen de Barbados
 Volver a vivir la historia
 Conservan en Holguín patrimonio escrito del siglo XV
 Murió como quiso, de cara al Sol
 Protesta de Baraguá: un acto de dignidad y cubanía
 Marcos Maceo, forjador de una familia de guerreros
 Calixto García, un patriota excepcional
 La Cueva de Sao Corona, o de El Cubano Libre
 El médico cubano de la guerrilla del Che
 Girón es victoria, gloria y recuerdos
 Atleta, guerrillero, paradigma
 Vilma, una vida dedicada a la Revolución
 Fidel amado
 Almeida, paradigma de lealtad
 El combate de Mangos de Mejías
 Liberación de Sagua de Tánamo, la ciudad mártir
 ...Un Fidel que vive en las hazanas
 Nacida en agosto, pero celebra en septiembre
 El más universal de todos los cubanos
 Raúl y Almeida, el ascenso a Comandantes y nuevas misiones
 Un alzamiento con aroma de tabaco
 Revista Cinco Palmas dedica edición a Fidel y el yate Granma
 La primera sangre derramada en Bolivia fue cubana
 Girón: La Victoria
 Octavio de la Concepción, guerrillero junto al Che
 Pascuas de sangre
 Los mártires holguineros del nueve de diciembre de 1957
 Abel Santamaría, el segundo jefe del asalto al Moncada
 El macabro plan Regalo de Navidad
 Camilo, la imagen del pueblo
 Fidel, 58 años después de su primer discurso en Holguín
 ¡Ahora si ganamos la guerra!
 Una primavera truncada que devino en victoria
 De cuartel a escuela
 Carlos Coello, un combatiente de la guerrilla del Che
 Calixto García: orgullo de la historia de Cuba
 La Historia me Absolverá, el Programa del Moncada
 Por la ruta de un nuevo Moncada
 Y me hice maestro…
 Maceo, Frank y la Operación Tributo
 Natalicio de José Martí y marcha de las antorchas
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 19/01/2018 12:24:02 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte