Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Mujeres contra la violencia
Autor :Claudia Mara Cruz Escalona / Fotografías de: - Publicado: 24/11/2014 01:24:22 PM| 0 Opiniones

 Yo soy todas las mujeres”, dijo en su momento alguna feminista que sintió como suyo el dolor de las féminas violentadas. Y es que el feminismo no es sinónimo de machismo, sino todo lo contrario.

Es su total antítesis, corriente de pensamiento y acción que lucha por liberar a la mujer del sometimiento impuesto por el actual sistema androcéntrico y patriarcal que se gesta desde el inicio de la civilización humana.

Numerosos espacios existen en Cuba para el estudio de estos temas de género y promover acciones en favor de las mujeres. Aida Torralbas Fernández es una de las protagonistas de estas actividades en el Núcleo de Estudios de Género de la Universidad de Holguín.

“Hace alrededor de siete años atrás la profesora María Arias reunió a algunas personas que estábamos interesados en los temas de género, y a partir de ahí surge el Núcleo de Estudios de Género de la Universidad, que agrupa profesionales de distintas ramas y departamentos con el objetivo e interés común de estudiar las relaciones entre mujeres y hombres”.

¿Cuáles fueron sus motivaciones para estudiar los temas de género?

“Cuando inicié mis estudios de maestría sabía que quería investigar un tema de género y mi tutora me propone trabajar la problemática de la violencia. Confieso que al principio me sentía un poco perdida y me cuestionaba las razones para indagar sobre ese problema, pues pensaba que en Cuba no existía. Presuponía de antemano que las mujeres en este país no somos violentadas. Solo al comenzar a leer y estudiar me percato de la realidad de un mundo al respecto donde hemos estado ciegos para ver todas las manifestaciones de violencia contra la mujer presentes en la sociedad”.

Más de siete años de labor en este ámbito colman de experiencias positivas a esta psicóloga que aboga en su andar por la equidad entre los individuos.

 “A lo largo de estos años de labor en el núcleo mi interés fundamental ha estado centrado en sensibilizar a diferentes profesionales con respecto al tema de la violencia. He trabajado principalmente en la capacitación a psicólogos y psicopedagogos, además de un acercamiento muy incipiente y pequeño con médicos y con policías en formación. Tengo muchos deseos de hacer cosas, porque es una causa realmente interesante y hermosa tratar de luchar por unas relaciones sociales más justas, aunque a veces no he contado con las condiciones propicias para hacerlo”.

¿Sobre qué criterios se sustenta la violencia contra la mujer?

“La violencia, como expresión de las relaciones de poder, está presente en las relaciones familiares, sociales y es asociada a términos como alcoholismo, machismo y discriminación. De esta manera las relaciones de género inequitativas generan violencia y esta no se limita solo al maltrato físico, existen otros procesos en las relaciones interpersonales, considerados como naturales, que pueden constituir violencia. A nivel de la relación de la pareja concurren otras manifestaciones como la sobrecarga doméstica, la mayor responsabilidad de la madre en la educación y cuidado de los hijos, así como el control del dinero esencialmente en manos masculinas. Igualmente se reconoce el marcado despunte de la violencia psicológica, pero entendida solamente como hablar en mala forma o faltar el respeto al otro. Sin embargo, este conflicto va más allá, se muestra en situaciones de irrespeto a los espacios individuales y las decisiones, en el control de las prendas de vestir e incluso de las amistades que ejercen algunos hombres en detrimento de sus parejas femeninas.
En estos comportamientos se evidencia la presencia de reglas diferenciadas para lo que debe hacer un hombre o una mujer, donde evidentemente esta última queda en desventaja”.


¿Cómo evalúa la manifestación de este fenómeno en la sociedad cubana?

“En la sociedad cubana existe violencia contra la mujer como en cualquier sociedad, pero cada cultura hace que sus expresiones tengan matices diferentes. Uno de los principales problemas que exhibe este fenómeno en Cuba es que se invisibiliza por la aparente equidad que establecen las leyes en los ámbitos sociales y profesionales. Se instituye la creencia de que, al evidenciarse que sectores como educación y salud están feminizados, la mujer ha tenido más posibilidades y acceso frente a los hombres y por ello no se necesitan otros cambios a niveles macrosociales. Existe una errónea interpretación del fenómeno pues, aunque en esas esferas las mujeres predominan, los cargos de dirección, los mejores puestos, titulaciones, grados científicos y especialidades más complejas están masculinizadas”.

¿Considera que los temas de género sufren rechazo en la sociedad y en el ámbito académico?

“A pesar de ser un tema significativo y emergente en las ciencias sociales debido a las dicotomías que se establecen es un tema complejo. Incluso en el sector de la academia se presenta difícil introducirlo en los ámbitos científicos y que exista un respeto por ellos en la magnitud que lo merecen. En las ciencias establecidas muchas veces las investigaciones relacionadas con temáticas de género encuentran rechazo por parte de otros profesionales por el hecho de que los saberes que se presuponen en estas teorías, en no pocas ocasiones, van en contra de la lógica que imponen las otras ciencias”.

Motivos sobran a esta mujer en su lucha por la equidad, la realidad la impulsa a cambiar conciencias y mover sensibilidades. ¿Cómo han marcado los estudios de género y violencia su vida personal?

“Cuando una persona incursiona en los temas género cambia completamente la perspectiva que tenía de su vida. Estos estudios nos ayudan a cuestionarnos nuestras vidas y repensar cómo hemos sido construidos y educados. Nos impulsan a ser un poco más creativos y flexibles a la hora de proponernos metas y de juzgar a los demás. Estimulan a tener una concepción de la justicia social diferente, no solo con respecto a la relación hombre- mujer, sino a todas la vulnerabilidades sociales, y así una se vuelve más sensible ante el tema de la raza, la edad y la discriminación. Por esa influencia creo que es válido que repensemos la manera en que hemos sido hombres y mujeres y hasta qué punto realmente nos hace mejor persona o no”.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: ENTREVISTAS
 El dinero no lo es todo
 Me siento reina entre las abejas
 La Negra tiene contento a Juan Carlos
 Un proyecto cultural y recreativo que llegó para quedarse
 Mariana me salvó la vida
 Desde lejos Héctor produce música cubana
 Consultorio nuevo para doctora de estreno
 No he sido nunca un mentiroso
 Líder de corazón
 La vuelta al mundo… ¡en bicicleta!
 Se hizo al aire a los 18 años
 En Jagüeyes, David no desafía a Goliat
 Edgar, un halo de luz
 La alquimia siempre estuvo en sus manos
 Guardián de la memoria
 Entre las cuerdas y el azar
 El Almiquí: un fósil viviente cubano
 Ni deportista, ni electrónico, el Doctor Mayo
 El retorno de la Súper Abuela
 Cuando los “muñequitos” traen premios a casa
 Cambiar concepciones y prejuicios: la clave del éxito
 Batista Arafé lleva su dignidad como escudo
 Vilma Pérez y el aniversario 90 de la Radio Cubana
 Vianki González, bailando 20 x 20
 Causas y azares de un soñador
 Entre oídos, narices y gargantas con una china
 Las voces de Etcétera
 El ángel de las formas
 Solidaridad: palabra mayor para los cubanos
 Un mago y su magia en Holguín
 Humor en Clave de Dos
 Camino al derecho
 Rolando se prepara y triunfa ante la sequía
 Julio, un campesino feliz
 Enseñar: el aliciente mayor
 Un periodista entre demonios y antídotos
 Contar desde allá con la voz de Cuba
 Mujeres contra la violencia
 Olga Portuondo: Una mujer de historia
 Campesinos en pos de fortalecer escenario productivo
 Emerio y la ecuación del éxito
 Cuba y la juventud del futuro
 De artesana a reina en Canadá
 El escenario de Lidis Lamorú
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 22/01/2018 01:16:21 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte