Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Los tres grandes misterios de la luz
Autor :Dr. Luis Pérez Tamayo / Fotografías de: - Publicado: 12/11/2012 11:22:41 AM| 0 Opiniones

La luz siempre nos ha maravillado y se ha constituido en algo esencial para nuestras vidas.
La fuente de luz por excelencia es el Sol, que nos inunda con ella durante el día y también, indirectamente, por las noches, incluidas las coincidentes con las hermosas vistas de luna llena.
A su vez, los metales, cuando se calientan emiten diversos tonos de luz y las descargas eléctricas nos alumbran con sus relámpagos, como los bombillos cuando la corriente fluye por sus devanados.
A muchos pensadores de épocas pasados les llamó la atención esa asociación de la luz con fenómenos tan diversos.
Acerca de su naturaleza se suscitaron polémicas seculares, más bien relacionadas con la explicación del movimiento de las señales lumínicas.
Si bien Newton, a finales del siglo XVII, la concebía como un flujo de pequeñísimos corpúsculos, otros grandes pensadores contemporáneos, como Descartes y Huyghens, afirmaban que la luz era una onda que se transmitía
por el espacio, semejando las olas de agua formadas en un estanque al arrojar una piedra sobre su tranquila superficie.
A principios del siglo XIX, Thomas Young comprobó que esta última hipótesis se cumplía en finos experimentos ópticos que hoy se reproducen en cualquier universidad. Así, la luz que nos rodea es una especie de océano lleno de olas que trasladan el flujo luminoso sucediéndose una tras otra, como ocurre en el medio marino.
Tal imagen fue el primer gran misterio de la luz develado por el hombre.
Pero entonces resulta necesario conocer cuál es el “tamaño” de tales ondas.
El lector seguramente conoce que las ondas se mueven alternando valores máximos y mínimos. Pues bien, el “tamaño” de una onda viene dado por la distancia entre dos de sus máximos o sus mínimos..
En el ejemplo de las ondas de un estanque dicha longitud podrá conocerse si se mide la distancia entre dos “crestas” sucesivas. Tal valor se conoce como longitud de onda.
De modo que, las ondas luminosas se caracterizan por tener un “tamaño” o longitud de onda característico.
El propio Young determinó por vez primera, en 1801, la longitud de onda del rojo y el violeta, resultantes en 0,7 micrómetro y 0,4 micrómetro, respectivamente.
En aquellos tiempos el concepto de luz sólo abarcaba la luz visible y el espectro óptico constaba de los siete colores perceptibles al ojo humano.
El rojo y el violeta resultaron los de mayor y menor tamaño de longitud de onda, respectivamente.
Pero en la segunda mitad del siglo XIX se descubrió el segundo gran misterio de la luz: ella resultó ser una  sorprendente “integración” de electricidad y magnetismo. En realidad constaba de dos ondas asociadas, una de campo eléctrico y otra de campo magnético que se van generando mutuamente a lo largo de su recorrido. Por eso se dice que es una onda electromagnética.
Este descubrimiento teórico hecho por Maxwell y Faraday, y comprobado experimentalmente por Hertz, ha sido quizá el de mayor significación tecnológica producido por la física en todos los tiempos.
Para ser más exactos, ellos demostraron que se podían producir en el laboratorio ondas electromagnéticas como las descritas más arriba y asumieron que la luz podía incluirse entre las radiaciones de este tipo.
El tercer misterio de la luz lo descubrió Einstein a inicios del siglo XX: ella se mueve en el vacío siempre con una misma velocidad, que es la máxima alcanzable por cualquier señal en el universo. Además, de paso diremos que Einstein demostró, en otro trabajo, que Newton en definitiva no estuvo tan errado en su idea del carácter corpuscular de la luz relatada al principio de este escrito pero no nos extenderemos en el tema.
Resulta entonces que la luz no es más que uno de los diferentes tipos de radiación electromagnética conocidos, distinguiéndose de ellos sólo por su longitud de onda. Son ondas electromagnéticas las ondas de radio (las más
largas con “tamaños” de un metro y mucho más), las de TV (del orden del metro), las microondas (del orden del milímetro), el infrarrojo y el visible (del orden del micrómetro).
Al transmitirse por radio un sonido desde La Habana superpuesto en una onda que viaja a la velocidad de la luz, éste llegará a nosotros en aproximadamente tres milisegundos.
Así viajarán también por las ondas de la TV las tres ondas correspondientes a cada uno de los colores primarios cuya combinación forma los colores emitidos por cada objeto. Sobre la pantalla del televisor se superponen las tres ondas electromagnéticas mencionadas formando así la imagen a color. La fotografía a color se basa en un principio parecido.
¡Cuánto ganó la humanidad con el descubrimiento de los tres misterios de la luz!

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: CIENCIA COTIDIANA
 Luz y temperatura
 Ciencia para el gran público: Única opción verdadera
 ¿Puede el cerebro interactuar con los objetos?
 Los rayos X : utilidad, peligro y probabilidades
 Los tres grandes misterios de la luz
 ¿Ingravidez en la tierra?
 Ondas sonoras en la vida moderna
 ¿Por qué calientan las hornillas eléctrica?
 La ciencia de punta en nuestros hospitales
 El bagazo ¿energía renovable perspectiva para Cuba?
 Celdas solares o el último misterio de la luz
 Probabilidades en la vida cotidiana, según la teoría
 El ADN o el secreto de la vida
 El Nobel de Física 2013, entre la alegría y la amargura
 La ciencia también se ocupa del desorden
 Las interesantes microondas
 Energía nuclear en bien de la salud
 ¿Por qué enfrían los refrigeradores?
 Cual laboratorios termodinámicos domésticos
 La ciencia cotidiana que nos rodea
 Energía nuclear, sus buenas y malas
 Coches, caballos y la ley física de Acción y Reacción
 Conservación de la energía en la vida común
 Plomo y radiatividad caidos del cielo
 ¿Cuánta electricidad nos toca a cada cual?
 ¿Cuánto pesa un kilogramo?
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 19/01/2018 12:24:02 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte