Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
La alquimia siempre estuvo en sus manos
Autor :Caridad Franco Vega / Fotografías de: - Publicado: 20/09/2011 09:36:53 AM| 0 Opiniones

Las cosas simples son las más extraordinarias. Hoy tengo esa certeza, porque  simple fue el primero y todos y cada uno de mis encuentros personales con el cineasta cubano Humberto Solás Borrego. Le conocí ?Un día, no de noviembre?, pero si un día estival del año 2000. Luego nos seguimos viendo una y otra vez en Holguín, en Gibara, en la Habana y siempre el  director de cine, productor y guionista cubano, tuvo una especial deferencia con esta reportera, y agradezco a mi oficio de periodista el privilegio de haber conocido y compartido con este gentil caballero.

El primer encuentro....

Asistí a una cena de trabajo junto a  colegas de los medios de difusión holguineros. Gracias a la cortesía  del entonces director del Centro Provincial del Cine  de Holguín, Víctor Rodríguez, quien con esa intuición que siempre lo caracterizó, supo que  era más eficaz que  Solás, y los actores Jorge Perugorría, Mario Limonta e Isabel Santos compartieran con nosotros, en vísperas de la grabación en Gibara de escenas de su película ?Miel para Ochún? (primera cinta cubana realizada en formato digital). Asistí al encuentro sin cámara de TV, pero quedó testimonio, pues junto a José Miguel Ávila periodista de Radio Ängulo convertimos el diálogo con Perugorría en una entrevista que publicó ese mismo verano, Ámbito (Revista Cultural del periódico Ahora).

En tanto el reportero Ricardo Gual rememoraba vivencias junto a Limota. Yo aproveché, y saboreando las maripositas chinas sazonadas con salsa agridulce en el Polinesio holguinero, conversé con Humberto, inventaba yo las mil una excusas por no tener la cámara de vídeo para grabar una entrevista. Entonces, comprensivo,  gentil  y así de simple recibí la invitación de Solás para acompañarlos el día siguiente a Gibara y presenciar la grabación de lo que él mismo más tarde consideró ?algunas de las escenas más desgarradoras de Miel para Ochún.

Cuando se cumplen 3 años de aquel fatídico 18 de Septiembre cuando amanecimos con la noticia de su muerte, transcribo, fragmentos de la entrevista que me concedió en exclusiva para el programa cultural de Giros de Tele Cristal, este raigal cubano, mientras esperaba que el sol en la ? Villa blanca de los cangrejos ? estuviera justo en el punto que él quería grabar.

Y ya en Gibara ?.

Iba y venía constantemente por el parque gibareño, fumaba sin parar, escudriñaba el cielo. Observaba el vaivén de los penachos de  los cocoteros, supongo que calculando la dirección del viento. Preguntaba por los actores, dónde esta Isabel? dónde el Pichi, que hay de Mario?.y estaba atento a su reducido equipo de técnicos.
Yo no me decidía a enfrentar aquel ?monstruo de la cinematografía cubana e universal. Aún no le habían otorgado el Premio Nacional de Cine que le fue concedido en el  2005, pero para mi junto a Titón (Tomás Gutiérrez Alea) eran los dos más grandes directores de cine cubano.
Tenía ante mi al director de Manuela (1966),Lucía (1968), Un día de noviembre (1972), Cecilia (1981), Amada (1983), Un hombre de éxito (1986) y El Siglo de las luces (1991) entre otros filmes.
Mi camarógrafo Frank Batista me dio un codazo y me dijo ?ahora o nunca olvídate de la cámara que yo te sigo, lo tuyo es preguntar ?.
Creo valioso y sobre todo vigente aquellas reflexiones para las actuales y futuras generaciones de realizadores de audiovisuales.  Solo una última acotación, era su primera película en digital y me confesó que siempre confiaba en su instinto. Justamente la posibilidad de realizar un sueño tornaba su vida interesante. Ahora se que desde entonces vislumbraba el Festival Internacional de Cine Pobre, siempre en Gibara.

El diálogo comenzó así:

¿Usted me comentó que ? Miel para Ochún? era una especie de celebración de toda la isla por qué?

Bueno es una película sobre la identidad, del encuentro con la identidad. Es la historia de un cubano americano que regresa a Cuba 35 años después de ser llevado a cuando era niño a Estados Unidos entonces ese descubrimiento que él hace de la isla de su país de sus verdaderas raíces significa, un viaje de la película, del autor y de los personajes de los protagonistas a través de esa isla que es Cuba, por lo tanto confluyen varios elementos  que todos terminan en esa búsqueda. Hacemos una especie de trama urbana de saga, a través de los diferentes paisajes. Tenemos una idea de que el paisaje de la isla es monótono es monocorde y no es así es muy variado, así como son su gente es decir hay asentamientos humanos que tienen características muy diversas y la película tiene un poco ese espíritu antropológico si tu quieres, es decir ese viaje por la isla por nuestra isla, por nuestra identidad por nuestras raíces lo hacemos con el personaje aún nosotros los que vivimos aquí, en la Cuba del 2000.
El cambio de soporte de 35 milímetros a formato digital, por supuesto que en materia de costos y producción crea nuevas facilidades, ¿sin embargo en el plano del rigor estético del que sé que usted es preciosista no hay ningún detrimento?.
No yo estoy filmando esta película como hice mis primeras películas como hice Manuela, Lucia, utilizo la cámara en mano,   a veces utilizo la cámara sobre trípode, pero es cuando el personaje evoca aspectos de su niñez. Desde el punto de vista estético hacer una película en formato digital, no trasforma en absoluto la caligrafía visual del proyecto ni el énfasis estético que uno quieraproporcionarle a la película.

En todo caso lo que hace es una contribución económica. El video digital significa una democratización de la profesión no tanto como yo quisiera, los costos se pueden reducir a la mitad y ya eso es algo y se práctica sobre todo en los países desarrollados. Para los jóvenes cineastas que comienzan su carrera y pienso  que muchos cineastas mayores van adoptar esta tecnología. Pero para los países para donde es importante el digital es para los países pobres como los nuestros porque facilita enormemente la producción yo creo que si el cine cubano se encamina a través de la vía tecnológica del digital  puede suplir esta ausencia en las pantallas y aumentar la producción de tres títulos en que estamos ahora yo creo que se puede llevar a 6 ó 7 al año. El cine cubano es un cine muy querido por el público entonces tener esa cuota de cine en pantalla creo que el digital lo puede ayudar. Me parece muy eficaz la manera en que usted logra conjugar, diría yo ese mensaje ideológico con la propuesta estética. Si, si uno analiza las películas que yo he hecho yo creo que yo hago la historia de Cuba muy precariamente  muy frágilmente porque comienzo con ?El Siglo de las luces?, después vamos al siglo 19 a la segunda mitad, y he abarcado casi todas las épocas del siglo 20 y ahora estoy en el 2000.

¿En su opinión cuál es la misión del cine: se habla de la llamada industria del entretenimiento, de recrear, de transformar la realidad, de llevar un mensaje ideológico ?.

Yo creo que todo es aceptado, lo que falta en el cine cubano es policromía, variedad de géneros. Es  cierto que se ha enfatizado a mi modo de  ver y quizás demasiado en la comedia la sátira costumbrista pero pienso que a mi modo de ver falta la crónica de lo cotidiano. El recuento histórico, el drama psicológico la tragicomedia que es lo que yo pretendo hacer en esta película y quiero cubrir ese espacio.

¿Y después de Miel para Oshún qué vendrá?

El cineasta depende de su última película si esto queda bien pues podré encarrilar uno de los cinco proyectos que tengo.

Y quedó bien, de ello damos fe no solo los cubanos, pues  ?Miel para Oshún? estrenada en el  2001 en el cine Jiba, de Gibara,  obtuvo el Premio Ariel a Mejor Película Iberoamericana en 2002. Y es que la alquimia siempre estuvo en sus manos,  escribió, dirigió, soñó con ese lenguaje de los fascinadores alquimistas desde y con el corazón nos llevó a la razón, a  la suya, a la nuestra, a la de todos. A veces  es imposible detener el río de la vida. Generalmente la muerte hace que las personas se tornen más sensibles a la vida.

Quizás por eso hoy sigo aún perpleja comprendiendo poco a poco tu sencilla grandeza. Y  me atrevo  a evocarte Humberto y  te siento aquí, donde permaneces, en Gibara, en Holguín, en Cuba en este nuestro único y globalizado planeta Te quedas.


.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: ENTREVISTAS
 El dinero no lo es todo
 Me siento reina entre las abejas
 La Negra tiene contento a Juan Carlos
 Un proyecto cultural y recreativo que llegó para quedarse
 Mariana me salvó la vida
 Desde lejos Héctor produce música cubana
 Consultorio nuevo para doctora de estreno
 No he sido nunca un mentiroso
 Líder de corazón
 La vuelta al mundo… ¡en bicicleta!
 Se hizo al aire a los 18 años
 En Jagüeyes, David no desafía a Goliat
 Edgar, un halo de luz
 La alquimia siempre estuvo en sus manos
 Guardián de la memoria
 Entre las cuerdas y el azar
 El Almiquí: un fósil viviente cubano
 Ni deportista, ni electrónico, el Doctor Mayo
 El retorno de la Súper Abuela
 Cuando los “muñequitos” traen premios a casa
 Cambiar concepciones y prejuicios: la clave del éxito
 Batista Arafé lleva su dignidad como escudo
 Vilma Pérez y el aniversario 90 de la Radio Cubana
 Vianki González, bailando 20 x 20
 Causas y azares de un soñador
 Entre oídos, narices y gargantas con una china
 Las voces de Etcétera
 El ángel de las formas
 Solidaridad: palabra mayor para los cubanos
 Un mago y su magia en Holguín
 Humor en Clave de Dos
 Camino al derecho
 Rolando se prepara y triunfa ante la sequía
 Julio, un campesino feliz
 Enseñar: el aliciente mayor
 Un periodista entre demonios y antídotos
 Contar desde allá con la voz de Cuba
 Mujeres contra la violencia
 Olga Portuondo: Una mujer de historia
 Campesinos en pos de fortalecer escenario productivo
 Emerio y la ecuación del éxito
 Cuba y la juventud del futuro
 De artesana a reina en Canadá
 El escenario de Lidis Lamorú
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 23/01/2018 01:22:18 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte