Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Fidel: Lo que no podrá olvidarse nunca
Autor :Agencia Cubana de Noticias, ACN / Fotografías de: - Publicado: 14/10/2014 08:41:02 AM| 0 Opiniones

 Ayer, domingo 12 de octubre, por la mañana, la edición dominical en Internet del The New York Times —órgano de prensa que en determinadas circunstancias traza pautas sobre la línea política más conveniente a los intereses de su país—, publicó un artículo que tituló “Tiempo de Acabar el Embargo a Cuba”; con opiniones de lo que a su juicio, debe seguir el país.

Hay momentos en que tales artículos son suscritos por algún prestigioso periodista, como alguien a quien tuve el privilegio de conocer personalmente en los primeros días de nuestra lucha en la Sierra Maestra con los restos de una fuerza que había sido casi totalmente eliminada por la aviación y el ejército de Batista. Éramos entonces bastante inexpertos; ni siquiera concebíamos que dar esa impresión de fortaleza a la prensa constituía algo que pudiera merecer una crítica.

No era así como pensaba aquel valiente corresponsal de guerra con una historia que le dio nombre en los tiempos difíciles de la lucha contra el fascismo: Herbert Matthews.

Nuestra supuesta capacidad de lucha en febrero de 1957 era un poco menor, pero más que suficiente para desgastar y derrotar al régimen.

Carlos Rafael Rodríguez, dirigente del Partido Socialista Popular, fue testigo de lo que, después de la Batalla del Jigüe ?en que una unidad completa de tropas selectas fue obligada a capitular tras 10 días de combate, expresé sobre mi temor de que las fuerzas del régimen fueran a rendirse en julio de 1958, cuando sus tropas élites se retiraban precipitadamente de la Sierra Maestra, a pesar de estar entrenadas y asesoradas por los vecinos del norte. Habíamos encontrado la forma adecuada para derrotarlas.

Era ineludible extenderme un poco en este punto si deseaba explicar el ánimo con que leí el mencionado ar­tículo del periódico norteamericano el pasado domingo. Citaré sus partes esenciales que irán entre comillas:

“…el Presidente Obama debe sentir angustia al contemplar el lamentable estado de las relaciones bilaterales que su administración ha intentado reparar. Sería sensato que el líder estadounidense reflexione seriamente sobre Cuba, donde un giro de política podría representar un gran triunfo para su gobierno.

“Por primera vez en más de medio siglo, cambios en la opinión pública estadounidense y una serie de reformas en Cuba, han hecho que sea políticamente viable reanudar relaciones diplomáticas y acabar con un embargo insensato. El régimen de los Castro ha usado dicho embargo para excusar sus fallas y ha mantenido a su pueblo bastante aislado del resto del mundo. Obama debe aprovechar la oportunidad para darle fin a una larga era de enemistad, y ayudar a un pueblo que ha sufrido enormemente desde que Washington cortó relaciones diplomáticas en 1961, dos años después de que Fidel Castro llegó al poder.”

“…el deplorable estado de su economía ha obligado a Cuba a implementar reformas. El proceso se ha vuelto más urgente a raíz de la crisis financiera en Venezuela, dado que Caracas le proporciona petróleo subsidiado. Con el temor de que Venezuela tenga que recortar su ayuda, líderes en la isla han tomado pasos importantes para liberalizar y diversificar una economía que históricamente ha tenido controles rígidos.”

“…el gobierno cubano ha comenzado a permitir que sus ciudadanos se empleen en el sector privado y que vendan propiedades como automóviles y casas. En marzo, la Asamblea Nacional de Cuba pasó una ley con el fin de atraer inversión extranjera. (…) En abril, diplomáticos cubanos comenzaron a negociar los términos de un tratado de cooperación que esperan firmar con la Unión Europea. Han asistido a las primeras reuniones preparados, ansiosos y conscientes de que los europeos van a pedir mayores reformas y libertades ciudadanas.

“El gobierno autoritario sigue acosando disidentes, quienes frecuentemente son detenidos por períodos cortos. La Habana no ha explicado la sospechosa muerte del activista político Oswaldo Payá.”

Como puede apreciarse una acusación calumniosa y gratuita.

“El año pasado se flexibilizaron las restricciones de viaje para los cubanos, lo cual permitió que disidentes prominentes viajaran al exterior. En la actualidad, existe un ambiente de mayor tolerancia para aquellos que critican a sus líderes en la isla, pero muchos aún temen las repercusiones de hablar francamente y exigir mayores derechos.

“El proceso de las reformas ha sido lento y ha habido reveses. Pero en conjunto, estos cambios demuestran que Cuba se está preparando para una era post-embargo. El gobierno afirma que reanudaría con gusto las relaciones diplomáticas con Estados Unidos sin condiciones previas.

“Como primer paso, la Casa Blanca debe retirar a Cuba de la lista que mantiene el Departamento de Estado para penalizar países que respaldan grupos terroristas. Actualmente, las únicas otras naciones en la lista son Sudán, Irán y Siria. Cuba fue incluida en 1982 por su apoyo a movimientos rebeldes en América Latina, aunque ese tipo de vínculos ya no existen. Actualmente, el gobierno estadounidense reconoce que La Habana está jugando un papel constructivo en el proceso de paz de Colombia, sirviendo de anfitrión para los diálogos entre el gobierno colombiano y líderes de la guerrilla.

“Las sanciones por parte de Estados Unidos a la isla comenzaron en 1961 con el objetivo de expulsar a Fidel Castro del poder. A través de los años, varios líderes estadounidenses han concluido que el embargo ha sido un fracaso. A pesar de eso, cualquier iniciativa para eliminarlo ha traído consigo el riesgo de enfurecer a miembros del exilio cubano, un grupo electoral que ha sido decisivo en los comicios nacionales. (…) la generación de cubanos que defienden el embargo está desapareciendo. Miembros de las nuevas generaciones tienen distintos puntos de vista, y muchos sienten que el embargo ha sido contraproducente para fomentar un cambio político. Según una reciente encuesta, el 52 por ciento de norteamericanos de origen cubano en Miami piensan que se debe terminar el embargo. Una amplia mayoría quiere que los países vuelvan a tener relaciones diplomáticas, una posición que comparte el electorado norteamericano en general.

“Cuba y Estados Unidos tienen sedes diplomáticas en sus capitales, conocidas como secciones de interés, que desempeñan las funciones de una embajada. Sin embargo, los diplomáticos estadounidenses tienen pocas oportunidades de salir de la capital para interactuar con el pueblo cubano y su acceso a los dirigentes de la isla es muy limitado.

“En 2009, la administración Obama tomó una serie de pasos importantes para flexibilizar el embargo, facilitando el envío de remesas a la isla y autorizando a un mayor número de cubanos radicados en Estados Unidos a viajar a la isla. También creó planes que permitirían ampliar el acceso a telefonía celular e internet en la isla. Aún así, sería posible hacer más.

Por ejemplo, se podría eliminar los límites a las remesas, autorizar mecanismos de inversión en las nuevas microempresas cubanas y expandir las oportunidades para norteamericanos que deseen viajar a la isla.

“Washington podría hacer más para respaldar a las empresas norteamericanas que tienen interés en desarrollar el sector de telecomunicaciones en Cuba. Pocas se han atrevido por temor a las posibles repercusiones legales y políticas.

“De no hacerlo, Estados Unidos estaría cediendo el mer­cado cubano a sus rivales. Los presidentes de China y Ru­sia viajaron a Cuba en julio con miras a ampliar vínculos.

“El nivel y envergadura de la relación podría crecer significativamente, dándole a Washington más herramientas pa­ra respaldar reformas democráticas. Es factible que ayu­de a frenar una nueva ola migratoria de cubanos desesperanzados que están viajando a Estados Unidos en balsas.

“Una relación más saludable podría ayudar a resolver el caso de Alan Gross, un experto en desarrollo que lleva casi cinco años detenido en la isla. Más aún, crearía nuevas oportunidades para fortalecer la sociedad civil, con lo cual gradualmente se disminuiría el control que ejerce el estado sobre la vida de los cubanos. Si bien la Casa Blanca puede tomar ciertos pasos unilateralmente, desmantelar el embargo requeriría una acción legislativa en Washington”.

“… varios líderes del hemisferio se reunirán en Ciudad de Panamá con motivo de la séptima Cumbre de las Américas. Varios gobiernos de América Latina insistieron en invitar a Cuba, rompiendo así con la tradición de excluir a la isla por exigencia de Washington.

“Dada la cantidad de crisis a nivel mundial, es posible que la Casa Blanca considere que darle un giro sustancial a su política respecto a Cuba no es una prioridad. Sin embargo, un acercamiento con la isla más poblada del Caribe que incentive el desbloqueo del potencial de los ciudadanos de una de las sociedades más educadas del hemisferio, podría representar un importante legado para la administración.

También ayudaría a mejorar las relaciones de Estados Unidos con varios países de América Latina y a impulsar iniciativas regionales que han sufrido como consecuencia del antagonismo entre Washington y La Habana.”

“…a raíz de la invitación a Cuba a la cumbre, la Casa Blanca no ha confirmado si Obama asistirá.

“Tiene que hacerlo. Sería importante que hiciera presencia y lo considerara como una oportunidad para de­sencadenar un logro histórico.”

¡¡¡¡Una de las sociedades más educadas del hemisferio!!!! Eso sí que es un reconocimiento. Pero, por qué no lo dice de una vez, que en nada se parece a la que nos legó Harry S. Truman cuando su aliado y gran saqueador del tesoro público Fulgencio Batista asaltó el poder el 10 de marzo de 1952, a solo 50 días de las elecciones generales. Aquello no podrá olvidarse nunca.  

El artículo está escrito, como puede apreciarse, con gran habilidad, buscando el mayor beneficio para la política norteamericana en la compleja situación, cuando los problemas políticos, económicos, financieros y comerciales se acrecientan. A ello se suman los derivados del cambio climático acelerado; la competencia comercial; la velocidad, precisión y poder destructivo de armas que amenazan la supervivencia de la humanidad. Lo que hoy se escribe tiene una connotación muy diferente de lo que divulgaban hace solo 40 años cuando nuestro planeta se veía ya obligado a albergar y abastecer de agua y alimentos al equivalente de la mitad de la población mundial actual. Esto sin mencionar la lucha contra el Ébola que amenaza la salud de millones de personas.

Añádase que dentro de unos días la comunidad mundial expondrá ante Naciones Unidas si está de acuerdo o no con el bloqueo a Cuba.


Fidel Castro Ruz
Octubre 13 de 2014

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: Fidel: Reflexiones
 Fidel: Siete puñales en el corazón de América
 Fidel “Un triunfo del Tercer Mundo”
 Las contradicciones entre la política de Obama y la ética
 Fidel: Los hechos me dieron la razón
 Transparencia Total
 Descifrando el pensamiento del nuevo presidente de Estados Unidos
 Se pregunta Fidel: ¿Bush, mambí?
 Fidel: Todo estaba dicho
 El parto de los montes
 Fidel: El discurso de Obama en Arizona
 La iglesia ortodoxa rusa
 La estrategia de Maquiavelo
 La crítica justa y constructiva
 La ley de la selva
 El fantasma de la Casa Blanca
 Fidel: "A los pueblos de América Latina"
 Fidel: Lula
 El objetivo irrenunciable
 Fidel: Bush, la antítesis de la ética
 Bien sentenció Fidel: Bush hizo de las suyas en Bucarest
 Con un golpe nuclear compara Fidel daños de Gustav
 El encuentro con Hu Jintao
 La verdad en batalla y el libro de Martín Blandino (III parte)
 La verdad en batalla y el libro de Martín Blandino I parte
 Fidel: La suerte de Mubarak está echada
 La merecida felicitación a Maduro
 Fidel: El discurso de Evo
 El Imperio y la Mentira
 Las elecciones del 4 de noviembre
 Fidel: Lo que no dijo Notimex
 Fidel: El derecho de la humanidad a existir
 El Analfabetismo Económico
 Fidel: El último encuentro con Lula
 Fidel: Obama no estaba obligado a acto cínico
 Fidel: La opinión de un experto
 El papel de bueno ¿a costa de quién?
 Fidel: El gigante de las siete leguas (primera parte)
 Fidel: El mejor homenaje a la madre de un Héroe
 Lo insólito
 Fidel: Pittsburgh y la Cumbre de Margarita
 Lo que no se dijo sobre Cuba
 Una reunión que valió la pena
 Fidel: Haití pone a prueba el espíritu de cooperación
 Fidel: “Allí se engendra una revolución”
 Fidel Castro: La felicidad imposible
 El mensaje de Chávez
 Fidel: La hora de la verdad
 La peor variante
 Los derechos humanos, el deporte y la paz
 El gigante de las siete leguas (parte 2)
 Fidel: Las campanas están doblando por el dólar
 Fidel: La historia no puede ser ignorada
 El Ike financiero
 Para el honor, Medalla de Oro
 El huracán
 Fidel, Las Elecciones
 Fidel: Las mentiras y las incógnitas en la muerte de Bin Laden
 Fidel: Danza macabra de cinismo
 Fidel: Un argumento más para la ONU
 El equipo asediado
 Fidel: La anexión de Colombia a Estados Unidos
 Mi encuentro con Leonel Fernández, Presidente de la República Dominicana
 Fidel: Chávez, Evo y Obama (segunda parte)
 El tercer huracán
 Fidel: La lección de Haití
 La sinceridad y el valor de ser humildes
 La victoria china (parte II)
 Encuentro con la presidenta de Chile Michelle Bachelet
 Fidel: Regalo de Reyes, en alusión a Bush
 Fidel: La victoria china (parte I)
 Fidel: El viaje ¡triunfal! de Cheney a Iraq
 Fidel: Saber la verdad a tiempo
 Fidel: Che era un hombre de ideas.
 Fidel: El silencio cómplice
 Fidel: La voluntad de acero (Primera parte)
 Fidel: Las mentiras de Clinton
 Fidel: Obama y el bloqueo
 Las dos Coreas (parte I)
 Fidel: Como cristianos sin biblias
 Fidel: De nuevo a la carga después de voluntario reposo
 La verdad en batalla y el libro de Martín Blandino (II Parte)
 Fidel: Recuerdos imborrables
 Fidel: El único expresidente norteamericano que conocí
 Fidel:
 Kangamba
 Fidel: acerca de factura petrolera y el desarrollo
 Fidel: El debate de la Cumbre
 Fidel: Los peligros que nos amenazan
 Fidel Castro: Lo que informó la revista Science
 Fidel: Con los pies sobre la tierra
 Las contradicciones en la política exterior de Estados Unidos
 Fidel: El fin no justifica los medios
 El candidato republicano (IV parte)
 Fidel: El preludio
 Declaración pública del presidente cubano Fidel Castro
 El recorrido de McCain y el destino manifiesto de la IV Flota
 Los vivos y los muertos
 Acaba de renacer la IV Flota de intervención
 Carne de cañón para el mercado
 Fidel: Un gesto que no se olvidará
 Fidel: W y la APEC
 Fidel Castro: El imperio y la isla independiente
 Fidel: Lula (II parte)
 Fidel: Bush, el hambre y la muerte
 Fidel: El Che
 Lo considera Fidel un Waterloo ideológico
 Lo verdadero y lo falso
 Fidel: Un pueblo bajo el fuego
 Fidel: Lula (IV y última parte)
 Fidel: La alianza igualitaria
 La gran crisis de los años 30
 La respuesta de Milosevic
 Alerta Fidel Castro sobre posible autodestrucción del mundo
 Fidel: Las guerras ilegales del imperio
 El candidato republicano (V parte)
 Nuevas Reflexiones del presidente Fidel Castro
 Paz y prosperidad
 Mentiras deliberadas, muertes extrañas y agresión a economía mundial
 Fidel: Antonio Maceo
 Fidel: Los superrevolucionarios
 Fidel: La sumisión a la política imperial
 Fidel: Chibás al cumplirse 100 años de su natalicio
 Fidel: Derrota moral sin precedentes del imperio
 Fidel: La constancia escrita
 Fidel: La política y el deporte
 Fidel: Duras y evidentes realidades
 Fidel: El candidato republicano
 Fidel: Mensajes 2 y 3 a Milosevic y su respuesta
 Fidel: Honor a Sergio del Valle
 Fidel: El diálogo con Chávez
 Fidel: La llama eterna
 Fidel: A pesar de todo
 Fidel: ¿Brasil sustituto de Estados Unidos?
 Fidel: El robo de cerebros
 Fidel: Papel de los factores subjetivos
 Fidel: El candidato republicano (III parte)
 Reclama Fidel Castro confianza para beisbolistas cubanos
 Fidel: Un ejemplo de conducta comunista
 ¿Quién quiere entrar en el basurero? se pregunta Fidel
 Fidel: Siempre cuesta arriba
 Somos y debemos ser socialistas
 Fidel: El candidato republicano (ll parte)
 Fidel: Rafael Correa
 Fidel: Bush en el cielo (I parte)
 Knock-out al imperialismo en República Dominicana
 Fidel: Lo que escribí el martes 19
 Fidel: El Tribunal Penal Internacional
 Fidel: Bush en el cielo (II)
 Fidel Castro: Estela Calloni
 Fidel: La visita de Chávez
 Prólogo para los amigos bolivianos
 Las dos Coreas (parte II)
 El encuentro con Lula
 Fidel: Atrapado por la historia
 Salvador Allende, un ejemplo que perdura
 Fidel: El imperio no se resigna a ser el único perdedor
 La Reunión de Washington
 No hacer concesiones a la ideología enemiga
 Sed de sangre (II parte)
 Fidel: Cuba, ¿país terrotista?
 Fidel: El destacamento regresa invicto
 ¡La hormiga pudo más que el elefante!
 Nuestro espíritu de sacrificio y el chantaje del imperio
 El descanso
 EL G-20, EL G-21 Y EL G-192
 Bush, los millonarios, el consumismo y el subconsumo
 Fidel: No es tarea fácil la de Obama
 Fidel: ¿Tiene la OEA derecho a existir?
 Fidel: Días que no pueden ser olvidados
 Fidel: La trascendencia histórica de la muerte de Martí
 Fidel: La reforma sanitaria de Estados Unidos
 Fidel: La sublevación en la ONU (primera parte)
 Fidel: La conciencia tranquila
 Dos lobos hambrientos y una caperucita roja
 Bolivia: Una prueba de fuego
 Los vicios y las virtudes
 La impotencia de las potencias
 La educación en Cuba
 La política cínica del imperio
 La historia real y el desafío de los periodistas cubanos
 Un tema para meditar
 La autocrítica de Bush
 Noticias de Chávez y de Evo
 Las ideas inmortales de Martí
 Dimitri A. Medvedev
 Respuesta rídicula a una derrota
 Las angustias del capitalismo desarrollado
 Fidel: La doble traición de la Philips
 La Revolución Bolivariana y la Paz
 Navegar contra la marea
 Fidel: Enviamos médicos y no soldados
 Fidel: Lo que pasó por mi mente
 Fidel: Darlo todo
 El colmo del ridículo
 Fidel: Nada se puede improvisar en Haití
 El encuentro con Cristina Fernández
 Rahm Emanuel
 Un inmenso e inmerecido honor
 Fidel: Teófilo Stevenson
 Fidel: La canción de Obama
 El canto de Cisne de los ricos
 Fidel: Los 7 congresistas que nos visitan
 El undécimo presidente de Estados Unidos
 La injustificable destrucción del medio ambiente
 La respuesta inmediata
 ¡Gloria a los buenos!
 Cambios sanos en el Consejo de Ministros
 Fidel: China en los cables internacionales
 Fidel: Los culpables somos nosotros
 El artículo de Chávez
 Fidel: Las señales inequívocas
 Fidel: No hay descanso para el mundo
 Fidel: La importancia moral del Clásico
 Mi encuentro con Zelaya
  Fidel: La mentira al servicio del imperio
 Lo que conté sobre Pichirilo
 Fidel: China, la futura gran potencia
 Fidel: Sueños delirantes
 Fidel: Más noticias sobre las angustias del capitalismo
 Fidel: El inicio de la Cumbre
 Fidel: Noticias de Bolivia
 Fidel: ¿Por qué se excluye a Cuba?
 Fidel: Encuentro con Barbara Lee y otros miembros del Caucus Negro
 Fidel: El porvenir incierto
 La victoria inevitable de Evo
 Del bloqueo no se dijo una palabra
 Fidel: Militares con criterios acertados
 Mensaje de Fidel a sus compañeros de la FEU
 Fidel: Poncio Pilato se limpió las manos
 Fidel: La Cumbre y la mentira
 Gestos que impresionan
 Fidel: La Revolución Bolivariana y las Antillas
 Fidel: 10 años enseñando y aprendiendo
 Fidel: El día de los pobres del mundo
 Fidel: Un error suicida
 Fidel: Un Premio Nobel para Mrs. Clinton
 Fidel: Otra vez la podrida OEA
 Fidel: Hay que darlo todo
 Fidel: Una historia de ciencia ficción
 Fidel: Otra noticia que estremeció al mundo
 Fidel: Una pregunta que no tiene repuesta
 Fidel: La tortura no puede ser jamás justificada
 ¿Existe margen para la hipocresía y la mentira?
 Fidel: La lucha apenas comienza
 Fidel: La justicia en Estados Unidos
 Fidel: Noticias relevantes
 Fidel: Educador infatigable
 Fidel: Cinismo genocida (segunda parte y final)
 Fidel: Lo que Obama conoce
 Fidel: El imperio y los robots
 Fidel: La genialidad de Chávez
 Fidel: Los aplausos y los silencios
 Fidel: El caballo de Troya
 Fidel: Almeida vive hoy más que nunca
 Fidel: En los umbrales de la tragedia
 Fidel: Mi ausencia en el C.C.
 Lo que debe demandarse a EE.UU.
 Fidel: La hermandad entre la República Bolivariana y Cuba
 Fidel: La fruta que no cayó
 Fidel: El discurso de Obama en El Cairo
 Fidel: Siete días sin muertos por cólera
 Fidel: La OTAN, gendarme mundial
 Fidel: La envidia de Goebbels
 Fidel: El mundo medio siglo después
 Fidel: Una especie en peligro de extinción
 Fidel Castro: ¿Acaso exagero?
 Fidel: Las bases yankis y la soberanía latinoamericana
 Muere el golpe o mueren las constituciones
 Fidel: Estoy listo para seguir discutiendo
 Fidel: La marcha hacia el abismo
 Una causa justa que defender y la esperanza de seguir adelante
 El 30 Aniversario sandinista y la propuesta de San José
 Fidel: El ALBA y Copenhague
 Fidel: La verdad de lo ocurrido en la Cumbre
 Fidel: ¡Ojalá me equivoque!
 Fidel: El Obama serio
 Fidel: Un premio Nobel para Evo
 Fidel: El Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba
 Fidel: El imperio y la Mentira
 Fidel: Las verdaderas intenciones de la
 Fidel: Emplazamiento al Presidente de Estados Unidos
 Fidel: El imperio y la droga
 Fidel: La Guerra inevitable de la OTAN ( II parte)
 Fidel: El zarpazo al acecho
 Fidel: La paz mundial pende de un hilo
 Fidel: El Norte revuelto y brutal
  Fidel: El desfile del 50 aniversario
 Fidel: El desastre de Japón y la visita de un amigo
 Fidel Castro: El origen de las guerras
 Fidel: La tiranía odiosa impuesta al mundo
 Fidel: El imperio y la guerra
 Las armas nucleares y la supervivencia del Homo Sapiens (II parte)
 Fidel: La MINUSTAH y la epidemia
 Fidel: Cómo me gustaría estar equivocado
 Fidel: La contienda inevitable
 Fidel: El imperio por dentro ( V parte)
 Fidel: Entre la emigración y el crimen
 Fidel: El gobierno mundial (I parte)
 Fidel: La victoria estratégica
 Fidel Castro: Israel no atacará primero
 Fidel: La ONU, la impunidad y la guerra
 Fidel: El mejor Presidente para Estados Unidos
 Fidel: El Invierno Nuclear
 Fidel: Soy optimista sobre bases racionales
 Fidel: El gobierno mundial (II parte)
 Fidel:
 Fidel: El principal estímulo a nuestros esfuerzos
 Fidel: El capítulo principal del último libro
 Fidel: El deber y la epidemia en Haití
 Fidel: La batalla contra el cólera
 Fidel: Los Debates del Congreso
 Fidel: 238 razones para estar preocupado (I y II partes)
 Fidel: La Batalla de Girón (primera parte)
 Fidel: Es hora ya de hacer algo
 Fidel: El discurso de Hugo Chávez
 Fidel: Un esclarecimiento honesto
 Fidel: Los tiempos difíciles de la humanidad
 Fidel: El imperio por dentro (II parte)
 Fidel: Lo que jamás podrá olvidarse (I, II y III partes)
 Las armas nucleares y la supervivencia del Homo Sapiens (I parte)
 Fidel: La sublevación en la ONU (segunda parte)
 Fidel: La infinita hipocresía de Occidente
 Fidel: Certificado de buena conducta
 Fidel: El invierno nuclear y la paz
 Fidel: Lo que quieren es el petróleo de Venezuela
 Fidel: El imperio por dentro ( III parte)
 Fidel: Piedad Córdoba y su lucha por la paz
 Fidel: El papel genocida de la OTAN (cuarta parte)
 Fidel: El crimen contra la Congresista demócrata
 El imperio por dentro ( I parte)
 Fidel: Lo que jamás podrá olvidarse (I parte)
 Fidel: Noticias inverosímiles
 Fidel: Si yo fuera venezolano
 Fidel: El imperio en el banquillo de los acusados
 Fidel: Lo mejor y más inteligente
 El imperio y el derecho a la vida de los seres humanos
 Fidel: El plan de la OTAN es ocupar Libia
 Fidel: El imperio por dentro ( IV Parte)
 Fidel: La Rebelión Revolucionaria en Egipto
 Haití: El subdesarrollo y el genocidio
 Fidel: La voluntad de acero (Segunda Parte)
 Fidel: Noticias del cólera en Haití
 Fidel: Cinismo genocida (primera parte)
 Fidel: El G-20, la APEC y la extremaunción de la credibilidad
 Fidel: Colosal olla de grillos
 Fidel: Un acto atroz
 Fidel: El Estado de la Unión
 Fidel: La grave crisis alimentaria
 Fidel: Sin violencia y sin drogas
 Fidel: La Guerra Fascista de la OTAN
 Fidel: Otra estrella del Tea Party
 Fidel: Los dos terremotos
 Fidel: La OTAN, la guerra, la mentira y los negocios
 Fidel: La insostenible posición del imperio
 Fidel: Los desastres que amenazan al mundo
 La Guerra inevitable de la OTAN ( I parte)
 Fidel: ¿Qué diría Einstein?
 Fidel: Un fuego que puede quemar a todos
 Fidel: El asesinato de Osama Bin Laden
 Fidel: Chávez, Evo y Obama
 Fidel: La hazaña de Guadalajara
 Fidel: La aplastante victoria de Daniel y el FSLN
 Fidel: Los caminos que conducen al desastre
 Fidel: El papel genocida de la OTAN (segunda parte)
 Fidel: La vergüenza supervisada de Obama
 Fidel: Las dos Venezuela
 Nuestro derecho a ser Marxistas-Leninistas
 Fidel: La Reunión del G-20
 Fidel: La Cumbre de las guayaberas
 Fidel: El papel genocida de la OTAN
 Fidel: El papel genocida de la OTAN (tercera parte)
 Fidel: El papel genocida de la OTAN (quinta parte)
 Fidel: Realidades edulcoradas...
 Fidel: Los horrores que el imperio nos ofrece
 Fidel: Las ilusiones de Stephen Harper
 Fidel: El Premio Nobel de la Paz
 Fidel: El mundo maravilloso del capitalismo
 Fidel: La necesidad de enriquecer nuestros conocimientos
 Fidel: Dormir con los ojos abiertos
 Fidel: El 67 aniversario de la victoria sobre el nazi fascismo
 Fidel: Días insólitos
 Fidel: Lo que no podrá olvidarse nunca
 Fidel: Triunfarán las ideas justas o triunfará el desastre
 He vivido para luchar, afirma Fidel
 Mandela ha muerto
 Fidel: La realidad y los sueños
 Holocausto palestino en Gaza
 Fidel: ¿Eres o no eres?
 Fidel: La hora del deber
 Fidel: La verdadera amistad
 Fidel: El hermano Obama
 El cumpleaños
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 17/01/2018 11:44:04 AM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte