Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Energía nuclear, sus buenas y malas
Autor :Dr. Luis Pérez Tamayo / Fotografías de: - Publicado: 17/05/2013 11:02:19 AM| 0 Opiniones

 Son muchas las personas que creen firmemente que la energética nuclear constituye una verdadera amenaza para el futuro de nuestro planeta.

Los desastres nucleares de Chernobil y Fukushima y la inevitable sospecha de que dicha tecnología pueda ser empleada en la fabricación de poderosos artefactos bélicos, han concitado su rechazo por las grandes masas populares, que en muchos países se manifiestan por su reducción drástica o eliminación total .

En este debate, los defensores de los reactores nucleoenergéticos no han gozado de tantas prerrogativas para emitir sus criterios como sus adversarios en la descomunal vorágine mediática que ha inundado al mundo de afirmaciones inexactas y mayormente exageradas.

En no pocos casos, las masas han salido a la calle y el estado adverso de la opinión púublica ha obligado a gobiernos, como los de Japón y Alemania, a prometer drásticas medidas de limitación, sino de eliminación total de dicha tecnología.

Ello demuestra que se hace cada vez más necesaria una cultura energética para el gran público, pues a ciencia cierta nadie sabe  si  decisiones de tal tipo serán a la larga acertadas, o si, por el contrario conducirán a errores irreparables.

A nuestro humilde entender, la lucha por preservar el medio ambiente  en estos momentos debe pasar, ante todo, por detener el cambio climático y eliminar sus ya visibles secuelas.

O sea, la gran lucha es por minimizar la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), especialmente el CO2, cuya fuente principal radica en la obtención de energía mediante combustibles fósiles.

En este sentido, los reactores nucleares, además de generar cerca del 20 por ciento de la energía mundial y constituir la única fuente probada de producción alternativa a la de origen fósil, posee la gran virtud de una emisión de CO2 prácticamente despreciable.

En el estado actual de la tecnología, el cierre de cada reactor nuclear produce un vacío energético que sólo puede ser llenado por la producción de energía procedente de combustibles fósiles, de modo tal que la cantidad de CO2 que anteriormente se dejaba de producir ahora subirá necesariamente a la atmósfera acelerando el calentamiento global.

No hace mucho, leí en un boletín del Organismo Internacional de Energía Atómica que si bien los combustibles fósiles (gas, petróleo, carbón,
lignito) emiten entre 600 y mil 100 gramos de ese gas por cada kilowatt-hora producido, mientras que la energética nuclear no llega a 10, o sea cien veces menos.

En el mismo artículo, se estudian las posibilidades de disminución de tal emisión mediante el empleo combinado de la energía nuclear y la
hidráulica, fuente renovable reconocidamente limpia.

Así, en Noruega, la emisión de CO2 de origen energético, no sobrepasa el uno por ciento de la que se generaría de no usarse casi el ciento por ciento generación hidráulica, como es el caso.

En Suiza y Suecia, una combinación a partes iguales de energías nuclear e hidráulica reduce entre un 95 por ciento de la emisión de dicho gas por la sustitución de fuentes fósiles alternativas.

En Francia se ha logrado disminuir hasta en un 80 por ciento las emisiones indeseables sólo a base de la energética nuclear, mientras que Brasil hace otro tanto, pero esta vez apoyándose en la energía hidráulica. En Canadá un uso combinado de ambas evita hasta un 70 por ciento  de contaminación atmosférica.

En los ya mencionados Alemania y Japón la energética nuclear, combinada con la hidráulica evitan la entrada a la atmósfera de hasta un 40 por ciento del gas indeseado. ¿Qué harán para cerrar sus centrales nucleoeléctricas y mantener los niveles emisión al nivel anterior? Seguramente no se lo han explicado a sus pueblos.

No estamos defendiendo a la energética nuclear, cuyas grandes deficiencias son inocultables, sino invitando a una reflexión acerca de cómo cualquier decisión al respecto debe ser meditada y sopesada científicamente sin caer en concesiones populistas u oportunistas conducentes a medidas de las que nos arrepintamos cuando ya sea tarde.

Quizá no sería ocioso elevar un poco nuestra cultura sobre estos temas.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: CIENCIA COTIDIANA
 Luz y temperatura
 Ciencia para el gran público: Única opción verdadera
 ¿Puede el cerebro interactuar con los objetos?
 Los rayos X : utilidad, peligro y probabilidades
 Los tres grandes misterios de la luz
 ¿Ingravidez en la tierra?
 Ondas sonoras en la vida moderna
 ¿Por qué calientan las hornillas eléctrica?
 La ciencia de punta en nuestros hospitales
 El bagazo ¿energía renovable perspectiva para Cuba?
 Celdas solares o el último misterio de la luz
 Probabilidades en la vida cotidiana, según la teoría
 El ADN o el secreto de la vida
 El Nobel de Física 2013, entre la alegría y la amargura
 La ciencia también se ocupa del desorden
 Las interesantes microondas
 Energía nuclear en bien de la salud
 ¿Por qué enfrían los refrigeradores?
 Cual laboratorios termodinámicos domésticos
 La ciencia cotidiana que nos rodea
 Energía nuclear, sus buenas y malas
 Coches, caballos y la ley física de Acción y Reacción
 Conservación de la energía en la vida común
 Plomo y radiatividad caidos del cielo
 ¿Cuánta electricidad nos toca a cada cual?
 ¿Cuánto pesa un kilogramo?
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 19/01/2018 12:24:02 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte