Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Por turismo llegó a Cuba y se quedó para siempre
Autor :Beatríz Galbán Álvarez / Fotografías de: - Publicado: 04/05/2017 01:23:26 PM| 0 Opiniones

 En el Caribe una isla nombrada Cuba trae ritmos, amor y palmas. Cuando en las postrimerías del siglo XIX mi bisabuela dejó atrás el Mediterráneo muchos tuvieron la osadía de hacer lo mismo y otros como ella se mezclaron para siempre con esta cultura. Aunque conservó su acento gallego a la vuelta de los años comprendí que no le resultó ningún impedimento para afianzarse al país que le daría las  mayores alegrías en la vida.

En un paraje al que llamaban Orozco, cercano a Marcané, en Cueto, actual provincia de Holguín, aquella niña que llegó a la Isla en viaje de placer con apenas nueve años, se hizo una señora de fuerte carácter y hablar pausado, amante del paisaje que le rodeaba. Era conocida por Doña Vicenta y en cada testimonio soslayaba la riqueza de las caballerías de tierra cultivadas por ella y su esposo con gran celo. Desde pequeña la escuché orgullosa de Cuba, de su acierto al prescindir del boleto para el regreso a la madre patria y prodigaba cualquier cantidad de adjetivos a nuestra naturaleza pero sobre todo a los rasgos del ser humano.

Y había que oirla para saber desentrañar los misterios en una finca abonada con el sudor de labriegos destinados a dejar en el surco la unión de dos culturas. Mi bisabuela y su historia formarían parte de la épica del turismo escrita por la mayor isla del Caribe. Como ella, cientos de migrantes sentarían las primeras bases de una futura industria del ocio. A la vuelta de más de un siglo, otra vez  turismo y hombre se encuentran como en los tiempos en que abuela forjaba el devenir hotelero y paisajístico cubano. Y siempre con el pensamiento puesto en la tradición histórica y cultural, en explotar rincones poco conocidos y en hacer valer la raíz de lo auténtico y cubano, de lo moderno y contemporáneo a la vez.
 
Cuba muestra un turismo recomendado a todos los continentes. El que nos visite pulsará la cubanía en todo su esplendor, pues de esa manera ganamos adeptos en el mundo y de esa manera nos damos a un mundo diseñado para grandes estrategias recreativas. Sol, playa y ritmos cautivarán a un turista ávido de saber de Cuba y de sus virtudes, lo que nos distingue en este lado del mundo. Ante la realidad, el desafío es grande. De eso nadie duda. La forma de hacer turismo desde Cuba y para el mundo sostiene fórmulas equivalentes a la prosperidad del ser humano y a su condición de ser social involucrado en proyectos de vida más inteligentes.

Cuando las últimas palabras pueden dar fin a este comentario traigo de vuelta a mi bisabuela, ella tenía la corazonada que lejos del Mediterráneo en la tierra donde sus padres la enviaran a pasar unas vacaciones, el disfrutar de playas, ciudades y paisajes causaría sensación. Los años pasaron y Cuba creció en talento y oportunidades. El tiempo depositó en esta tierra un arsenal de ideas puestas con sabiduría en el turismo.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: COMENTANDO
 Tambaleándose por la vida
 ¿Qué queremos, capitalismo o socialismo?
 El terrorismo no es una imaginación
 Callados por voluntad propia
 La natalidad sigue bajando en Holguín
 La restauración por buenos rumbos
 Proteger el ozono: salvar la vida
 Elegía del lector prudente
 Donar sangre, una cultura en los cubanos
 ¿Reconocer vocaciones o formarlas?
 Trabajar para ser mejores
 Accidentes del tránsito: Peligrosos pero prevenibles
 Un premio a la vida
 Machismo vs felicidad
 Niños por el arte de la ecología y la naturaleza
 Entre el placer y el sufrimiento
 Holguín, ¿la tierra más hermosa?
 Diversión consciente
 Valores y antivalores, de eso se trata
 Para evitar el SIDA
 No a la violencia hacia la mujer
 Licencia por paternidad, un derecho laboral común
 Cuba, muy alto en asuntos de desarrollo y derechos
 Soledad ¿acompañada?
 Alta tecnología para la inversión en Cuba
 Cubanos: más que un gentilicio
 El deber de conocer sus derechos
 Holguín entre las provincias más envejecidas de Cuba
 Jefes de buroes y otros males
 Por turismo llegó a Cuba y se quedó para siempre
 La familia: el mejor lugar
 Lo que quiere Cuba no es la base naval de Guántanamo
 Cuestión de ahorro
 Cuba, Haití, Estados Unidos… y la batalla anticiclónica por la vida
 Vivir sin humo se puede
 Trabajadores por las sendas del triunfo
 Un paso de avance en las relaciones Cuba - Estados Unidos
 De Clara Setkin a Vilma Espín
 Desafíos en el tiempo
 La historia del primero de mayo
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 24/06/2017 02:21:45 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte