Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
¿Dónde están las Lucías una vez más?
Autor :Yailén Campaña Cisneros / Fotografías de: - Publicado: 22/11/2017 12:24:04 PM| 0 Opiniones

 Cuando Alejandra bajó de la Televisión Serrana con su documental al hombro y la ilusión de estrenarlo en su espacio más querido, no fue poca su sorpresa al descubrir que hacía tiempo a Las Tres Lucías no se les veía por allí. El logro de su sueño más preciado, con cinco años de creado se estaba desboronando en su ausencia.

Sin darnos cuenta los que habitualmente visitábamos el espacio fuimos dejando de hacerlo, un día tras otro nos fuimos alejando para solo de vez en vez pasar por allí a buscar amigos que no encontrábamos porque como nosotros tampoco lo frecuentaban ya. Aquel Café que nació para la confluencia de artistas y amantes del cine, orgullo de los holguineros desde su propia creación, sitio de obligada visita para los ávidos visitantes, se había convertido en una cafetería común.

En sus inicios era muy cómodo sentarse en aquellas oscuras y bajas mesas a disfrutar de la buena conversación, el codiciado aroma de esa bebida imprescindible en las casas cubanas, aprovechar la ocasión para disfrutar temas antológicos que la cinematografía nacional y extranjera inmortalizaron.

Desde hace un tiempo, cuando estaba abierto, era cada vez más difícil permanecer allí más tiempo del que requiere beber apresurada el café que tantas personas me han servido en los últimos años.

En la ciudad han nacido varios cafés que ofertan variados servicios, y cada uno se distingue de los otros. Por ejemplo a Les Amies lo acompaña la buena literatura; a Trovando, la buena música y el trovador Manuel Leandro Sánchez tiene allí su peña; en Pocho´s podemos ver los mejores y más recientes videoclips cubanos y extranjeros, a Mi Ciudad la distinguen las ocurrentes frases que encabezan cada una de las especialidades de la casa, como por ejemplo esta que dice: “Solo quería un café con poca azúcar… juro por mí que solo fui por un café pero te vi”; Casa Vieja siempre ha sido dueña de la bohemia nocturna y la que no lo es tanto. Y así nacen otros en distintas partes de la ciudad como el cercano al Parque Martí, que promociona la música rock y que aún no he visitado.

Entonces, ¿por qué privarnos de lo que distingue a Las Tres Lucías? Si es que a estas alturas, después de esta demorada y más reciente reparación, le queda algún halo de su encanto. Porque sí, siempre estarán allí los habituales que ahora se ven obligados a encontrarse en La Cubita, que todos conocemos las características de su personal de servicio y de sus asiduos visitantes. Y es que los lugares se parecen a la gente que los frecuenta. Por eso prefiero visitar estos otros espacios particulares que han nacido hace ya un tiempo en Holguín.

Recuerdo cómo salimos en masiva protesta cuando comenzaron a vender bebidas alcohólicas en el Café, ya eran demasiados los lugares comunes en la ciudad como para también convertir este espacio en uno más. ¿Qué está pasando ahora, que nadie sale en su defensa? O sí salen, pero por internet. Con lamentaciones no resolvemos las cosas, ni era Jandry, por su papel de madre del café, la única que tenía el deber de salvar a sus Lucías. El espíritu de un lugar lo crean quienes lo frecuentan, como ya decía antes. Entonces, me pregunto una vez más: ¿Dónde están las Lucías? Y a dónde fue a parar su espíritu cinematográfico.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: COMENTANDO
 ¿Qué queremos, capitalismo o socialismo?
 El terrorismo no es una imaginación
 La natalidad sigue bajando en Holguín
 La restauración por buenos rumbos
 Proteger el ozono: salvar la vida
 Elegía del lector prudente
 Donar sangre, una cultura en los cubanos
 ¿Reconocer vocaciones o formarlas?
 Trabajar para ser mejores
 Accidentes del tránsito: Peligrosos pero prevenibles
 Un premio a la vida
 Machismo vs felicidad
 Niños por el arte de la ecología y la naturaleza
 Entre el placer y el sufrimiento
 Holguín, ¿la tierra más hermosa?
 Elecciones por Cuba
 Valores y antivalores, de eso se trata
 Para evitar el SIDA
 No a la violencia hacia la mujer
 Licencia por paternidad, un derecho laboral común
 Cuba, muy alto en asuntos de desarrollo y derechos
 Soledad ¿acompañada?
 Alta tecnología para la inversión en Cuba
 Cubanos: más que un gentilicio
 El deber de conocer sus derechos
 Holguín entre las provincias más envejecidas de Cuba
 Jefes de buroes y otros males
 Por turismo llegó a Cuba y se quedó para siempre
 La familia: el mejor lugar
 Lo que quiere Cuba no es la base naval de Guántanamo
 Cuestión de ahorro
 Cuba, Haití, Estados Unidos… y la batalla anticiclónica por la vida
 Vivir sin humo se puede
 Más prevención contra el VIH
 D´Aquí es el rostro de la música holguinera
 Un paso de avance en las relaciones Cuba - Estados Unidos
 De Clara Setkin a Vilma Espín
 Desafíos en el tiempo
 Lactar es amar
 La historia del primero de mayo
 Desafíos ante el cambio climático
 Matthew en mi memoria
 ¿Dónde están las Lucías una vez más?
 Representa un reto para Holguín aumentar la natalidad
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 19/01/2018 12:24:02 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte