Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Cuba, muy alto en asuntos de desarrollo y derechos
Autor :Jorge Quevedo Ocampo / Fotografías de: - Publicado: 30/07/2014 09:11:35 AM| 0 Opiniones

 Cuestionar los derechos humanos en Cuba se ha vuelto algo normal en este mundo dominado por las transnacionales de la información y la prensa enemiga de la Revolución.

Los Estados Unidos no escatiman recursos para desacreditar a la isla socialista y año tras año hace sus listas negras en las que incluye a Cuba (trata de personas, terrorismo y otras).  A la vez, arrecia el bloqueo y persigue extraterritorialmente a todo aquel que se le acerque.

¿Qué dirán ahora cuando las Naciones Unidas sitúan a la mayor de las Antillas con un Índice de Desarrollo Humano (IDH) Muy Alto?.  En realidad, seguramente “NO dirán” nada al respecto. Tratarán de silenciar la noticia.

El informe del Programa de las Nacionales Unidas para el Desarrollo (PNUD) lanzado el día 24 de julio en Tokio, Japón, bajo el lema “Sostener el Progreso Humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencia (capacidad de asumir situaciones límite y sobreponerse a ellas).”, adopta un enfoque diferente y más integral.  

Cuba aparece en el puesto 44, entre los primeros 49 que conforman el más elevado ranking, encabezados por Noruega. El citado organismo tiene cuatro clasificaciones para medir el desarrollo humano: Muy alto, alto, medio y bajo.
 
Al Consultar una fuente internacional, no cubana, como Wikipedia, encontramos que el IDH es un “proceso por el que una sociedad mejora las condiciones de vida de sus ciudadanos a través de un incremento de los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias, y de la creación de un entorno en el que se respeten los derechos humanos de todos ellos”.

“Es la cantidad de opciones que tiene un ser humano en su propio medio, para ser o hacer lo que él desea. A mayor cantidad de opciones mayor desarrollo humano y viceversa. El desarrollo humano podría definirse también como una forma de medir la calidad de vida del ente en el medio en que se desenvuelve, y una variable fundamental para la calificación de un país o región”.

Es calculado desde 1990 y se basa en un indicador social estadístico compuesto por tres parámetros fundamentales: vida larga y saludable, educación y nivel de vida digno.

Pues bien, otros organismos de las Naciones Unidas en diversos momentos han reconocido la labor de Cuba en los campos de la medicina y su programa materno infantil. Cuba cerró el año 2013 con con una mortalidad infantil de 4,2 por mil nacidos vivos, lo que nos sitúa entre las primeras naciones del mundo. En los últimos años ha concluido por debajo de 5 y el caso de nuestra provincia (Holguín, 3,3) de igual manera.
 
La organización Save the Children sitúa a Cuba como el país de América Latina con mejores condiciones para la maternidad. La isla aparece en el puesto 33 a nivel mundial. La ONG, con sede en Londres, toma en cuenta factores como el bienestar, la salud, la educación y la situación económica de las madres, así como las tasas de mortalidad materna e infantil.

Otros datos revelan que los cubanos tenemos una expectativa de vida de 78,45 años (hombres 76,50, mujeres 80,45).

A mediados del pasado año el organismo de la ONU para la agricultura y la alimentación, FAO, elogió nuestros avances en el tema alimentario.  Su actual director, José Graziano da Silva, envió una carta a Fidel Castro "para felicitarle muy sinceramente a usted y a todo el pueblo cubano por haber anticipadamente cumplido la meta propuesta por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación...”

En el mundo no siempre ocurre así. El informe sobre el IDH 2014 afirma que pese a los progresos en la reducción de la pobreza, más de dos mil 200 millones de personas sufren pobreza multidimensional o están cerca de ella. Esa misma cantidad vive con menos de 1,25 dólares al día.

Tal cifra significa que más del 15 por ciento de la población mundial sigue vulnerable a ese flagelo, y casi el 80 por ciento no cuenta con una protección social integral, además del 12 por ciento (842 millones) padece hambre crónica.

 Las fortunas sumadas de las 85 personas más ricas del mundo equivalen a todo lo que ganan los tres mil 500 millones de los más pobres juntos.

Cabría preguntarnos, ¿por qué y cómo  Cuba lo alcanza?. Inevitablemente, cuando el país no cuenta con amplias riquezas materiales ni financieras, y vive los mismos avatares de la crisis económica mundial más el acoso imperial, la respuesta hay que buscarla en la voluntad política desde el Gobierno.

La Constitución, reformada en 2002 para dejar expresamente consignado el carácter irrevocable del socialismo y del sistema político y social revolucionario, consigna: DECLARAMOS nuestra voluntad de que la ley de leyes de la República esté presidida por este profundo anhelo, al fin logrado, de José Martí:  “Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

En sus capítulos y articulado precisa y detalla al refrendar lo expresado en el marco legal de obligatoriedad; por ejemplo, el apartado quinto, acerca de Educación y cultura, y sobre todo el séptimo sobre Derechos, deberes y garantías fundamentales.
ARTÍCULO 50. Todos tienen derecho a que se atienda y proteja su salud. El Estado garantiza este derecho: Con la prestación de la asistencia médica y hospitalaria gratuita, mediante la red de instalaciones de servicio médico rural, de los policlínicos, hospitales, centros profilácticos y de tratamiento especializado; con la prestación de asistencia estomatológica gratuita;

ARTÍCULO 51. Todos tienen derecho a la educación. Este derecho está garantizado por el amplio y gratuito sistema de escuelas, seminternados, internados y becas, en todos los tipos y niveles de enseñanza, y por la gratuidad del material escolar, lo que proporciona a cada niño y joven, cualquiera que sea la situación económica de su familia, la oportunidad de cursar estudios de acuerdo con sus aptitudes, las exigencias sociales y las necesidades del desarrollo económico-social.
Los hombres y mujeres adultos tienen asegurado este derecho, en las mismas condiciones de gratuidad y con facilidades específicas que la ley regula, mediante la educación de adultos, la enseñanza técnica y profesional, la capacitación laboral en empresas y organismos del Estado y los cursos de educación superior para los trabajadores.

ARTÍCULO 52. Todos tienen derecho a la educación física, al deporte y a la recreación.

En la última sesión del Parlamento cubano el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, afirmó: “Trabajemos para preservar las conquistas de la Revolución, por las que tantas generaciones de cubanos han luchado, y alcanzar la construcción de un socialismo próspero y sostenible”.

Actualmente Cuba lleva a cabo un proceso de actualización que tiene como marco los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en el 2011, en el Sexto Congreso del Partido Comunista.

Entre los principios de desarrollo está “mantener la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción y forjar un modelo de desarrollo con eficiencia en todas las esferas, encaminado a asegurar bienestar, equidad y justicia social para los cubanos”.

Estos son apuntes sobre una noticia confirmadora de que otro mundo mejor es posible. Son elementos para la respuesta a: ¿Cómo es posible que Cuba…?.  

Si con escasos recursos lo logra, ¿Cómo sería si el mundo rico se decidiera a mirar al sur, si se dispusiera a gastar menos en guerras y más en indicadores sociales, económicos, culturales, medioambientales, en todo lo que beneficie a la humanidad y no la destruya?

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: COMENTANDO
 ¿Qué queremos, capitalismo o socialismo?
 El terrorismo no es una imaginación
 La natalidad sigue bajando en Holguín
 La restauración por buenos rumbos
 Proteger el ozono: salvar la vida
 Elegía del lector prudente
 Donar sangre, una cultura en los cubanos
 ¿Reconocer vocaciones o formarlas?
 Trabajar para ser mejores
 Accidentes del tránsito: Peligrosos pero prevenibles
 Un premio a la vida
 Machismo vs felicidad
 Niños por el arte de la ecología y la naturaleza
 Entre el placer y el sufrimiento
 Holguín, ¿la tierra más hermosa?
 Elecciones por Cuba
 Valores y antivalores, de eso se trata
 Para evitar el SIDA
 No a la violencia hacia la mujer
 Licencia por paternidad, un derecho laboral común
 Cuba, muy alto en asuntos de desarrollo y derechos
 Soledad ¿acompañada?
 Alta tecnología para la inversión en Cuba
 Cubanos: más que un gentilicio
 El deber de conocer sus derechos
 Holguín entre las provincias más envejecidas de Cuba
 Jefes de buroes y otros males
 Por turismo llegó a Cuba y se quedó para siempre
 La familia: el mejor lugar
 Lo que quiere Cuba no es la base naval de Guántanamo
 Cuestión de ahorro
 Cuba, Haití, Estados Unidos… y la batalla anticiclónica por la vida
 Vivir sin humo se puede
 Más prevención contra el VIH
 D´Aquí es el rostro de la música holguinera
 Un paso de avance en las relaciones Cuba - Estados Unidos
 De Clara Setkin a Vilma Espín
 Desafíos en el tiempo
 Lactar es amar
 La historia del primero de mayo
 Desafíos ante el cambio climático
 Matthew en mi memoria
 ¿Dónde están las Lucías una vez más?
 Representa un reto para Holguín aumentar la natalidad
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 23/01/2018 01:22:18 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte