Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Ciencia para el gran público: Única opción verdadera
Autor :Dr. Luis Pérez Tamayo / Fotografías de: - Publicado: 13/09/2013 09:26:56 AM| 2 Opiniones

 Stephen Hawking es un famoso físico británico que, contrario a muchos de sus congéneres, ha dedicado gran parte de su trabajo a escribir temas de ciencia, especialmente sobre cosmología y física, dirigidos al gran público.

Algunos de sus libros, como Historia del Tiempo, se han constituido en verdaderos best sellers, lo que le ha propiciado grandes reconocimientos a nivel mundial.

Sabe exponer temas de alta complejidad en un lenguaje didáctico y sencillo, salpicado de fino buen humor.

Sus lectores, aún sin comprenderlos completamente experimentan la reconfortante sensación de aprender y entretenerse a la vez.

Una rara enfermedad lo ha mantenido más de la mitad de su vida sin apenas moverse ni expresarse oralmente. No por gusto resultó una de las figuras centrales en la inauguración de los Juegos Paralímpicos Londres 2012.

Ha escrito más de una vez que con sus trabajos trata de llevar al público un “entendimiento básico de la ciencia”, de modo que pueda estar informado a la hora de expresar su opinión acerca de los grandes problemas globales que lo  amenazan.

La esencia de tal apreciación radica en la seguridad de que, tarde o temprano, dichos problemas sólo podrán resolverse DEMOCRÁTICAMENTE con la participación colectiva de las masas.

El conocido físico enumera entre esos problemas el efecto invernadero, la contaminación ambiental, las armas nucleares y la ingeniería genética (clonación animal, alimentos “diseñados” y otros), Coincidimos con sus ideas aunque quizás por causas diferentes.

Se hace necesaria una especie de cultura científica popular capaz de fundamentar una posición correcta de la ciudadanía ante los grandes dilemas de nuestro tiempo.

Aunque Hawking nos remite a la política tradicional y el papel que puedan jugar al respecto los partidos ecologistas, nosotros preferimos, en cambio, una acción de las masas manifestada en las calles, a partir de movimientos populares deslindados de los intereses politiqueros al uso en muchos países.

A pesar del recelo natural del gran público ante los avances científicos, en gran parte por mero desconocimiento, las masas valoran positivamente sus beneficios en pos de una mayor calidad de vida.

Por eso mismo no se trata de una lucha ciega o sectaria. La gran verdad es que la solución de los problemas que genera el progreso científico a la larga se resolverá fundamentalmente en las comunidades.

Hoy no son raros los casos de luchas populares contra tal o cual acción que suponga una amenaza al medio ambiente. Pero, no pocas veces, el desconocimiento de la base científico-tecnológica de los problemas, hace que dichos esfuerzos conduzcan a direcciones equivocadas.

Muchos movimientos de protesta contra la tecnología nuclear (Japón, Suiza, Alemania) han conducido a decisiones precipitadas de cierre de dichas instalaciones. Pero llenar el vacío energético dejado por los reactores sólo puede hacerse mediante el aumento del uso de termoeléctricas consumidoras de combustible fósil. Así, una supuesta “protección” contra un hipotético desastre nuclear en una región, se traduciría en un aumento de CO2 ambiental y un empeoramiento del calentamiento global extendido a todo el planeta, que no se refleja en los grandes titulares sensacionalistas.

La popularización del conocimiento científico es pues, pues, el único camino salvador.

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 2 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

Jose Enrique Bauzá Caballerobla
- chama@htlm.com
[05/06/2014 02:56:37 PM] es impresionante

Jose Enrique Bauzá Caballerocomo
- chama@htlm.com
[04/06/2014 12:28:16 PM] escribanme para saber mas

 

 

En esta misma seccion: CIENCIA COTIDIANA
 Luz y temperatura
 Ciencia para el gran público: Única opción verdadera
 ¿Puede el cerebro interactuar con los objetos?
 Los rayos X : utilidad, peligro y probabilidades
 Los tres grandes misterios de la luz
 ¿Ingravidez en la tierra?
 Ondas sonoras en la vida moderna
 ¿Por qué calientan las hornillas eléctrica?
 La ciencia de punta en nuestros hospitales
 El bagazo ¿energía renovable perspectiva para Cuba?
 Celdas solares o el último misterio de la luz
 Probabilidades en la vida cotidiana, según la teoría
 El ADN o el secreto de la vida
 El Nobel de Física 2013, entre la alegría y la amargura
 La ciencia también se ocupa del desorden
 Las interesantes microondas
 Energía nuclear en bien de la salud
 ¿Por qué enfrían los refrigeradores?
 Cual laboratorios termodinámicos domésticos
 La ciencia cotidiana que nos rodea
 Energía nuclear, sus buenas y malas
 Coches, caballos y la ley física de Acción y Reacción
 Conservación de la energía en la vida común
 Plomo y radiatividad caidos del cielo
 ¿Cuánta electricidad nos toca a cada cual?
 ¿Cuánto pesa un kilogramo?
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 17/01/2018 11:44:04 AM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte