Inicio
Canal Multimedia
Libro de Visitas
Archivo
Usuarios
Mapa del sitio
 
versión español version ingles
Boca de Samá no olvida
Autor :Alfredo Carralero / Fotografías de: Fotos: Juan Pablo Carreras - Publicado: 12/10/2009 11:16:36 AM| 0 Opiniones

Carlos Escalante aún se mantiene en vigilia como aquella noche del 12 de octubre de 1971 cuando cayó gravemente herido durante el criminal ataque mercenario al poblado pesquero de Boca de Samá, muy cerca de Guardalavaca en la oriental provincia de Holguín.

A 38 años de la acción terrorista perpetrada por la CIA, el entonces jefe del Punto de Guardafrontera del lugar evoca con profunda indignación el artero suceso, en el cual perdieron la vida dos combatientes del Ministerio del Interior al enfrentarse al enemigo en desigual y sorpresivo combate.

Jubilado ya de esa responsabilidad, pero fiel a la vida del mar y de todo el entorno costero de Boca de Samá, Escalante rememora las horas de horror vividas durante la acción, cuando resultaron muertos Lidio Rivaflecha Galano y Ramón Siam Portelles.

El criminal ataque ocasionó también heridas graves a los vecinos del caserío Jesús Igarza y las hermanas Aracelis y Nancy Pavón, de 13 y 15 años de edad, respectivamente, provocando en esta última desgarradores impactos al mutilarle para siempre uno de sus pies e impedirle el estreno de los zapatos por sus 15 primaveras.

Eran casi las 10 de la noche, recuerda Escalante, cuando el poblado fue sorprendido por la balacera mientras comprobaba la efectividad de la guardia en el interior de la pequeña ensenada, en territorio de Banes.

De regreso al centro de la comunidad enfrenta junto a otros combatientes el sorpresivo y artero desembarco armado. Como en las películas de terror, vio morir por los impactos de las balas a dos de sus más queridos compañeros.

En el sitio de la balacera, frente a la tienda de la comunidad, también cayó él, pero sobrevivió y la suerte quiso que fuera así para que hoy contara la horrenda noche de Boca de Samá, víctima entre otros de los tantos hechos de crímenes y actos de terrorismo emprendidos por la administración yanqui contra la Isla.

Los sucesos se originaron, apuntó, cuando una lancha desembarcó silenciosamente por un punto de la costa en medio de la oscuridad de la noche, dejando caer la mortífera metralla sobre el caserío, mientras los pobladores dormían tranquilamente para iniciar al día siguiente sus habituales quehaceres.

El sorpresivo tiroteo penetró hasta la vivienda de las hermana Ángela y Nancy Pavón, las cuales junto a todos los vecinos vieron como sus horas de sueño se interrumpieron por las manos asesinas, provocando la muerte a mansalva de dos valerosos jóvenes cubanos.

Casi cuatro décadas después del alevoso ataque, Boca de Samá es huella viva de las acciones terroristas de la CIA, donde Carlos Escalante se mantiene muy apegado a la costa, al mar y a toda su gente, con las heridas de los ocho balazos que penetraron en sus piernas aquel 12 de octubre de 1971.

Como él, está también Nancy Pavón, aquella jovencita de apenas 15 años de edad quien sufre aún las secuelas de la pólvora que cercenó uno de sus pies para siempre.

Ella reside ahora en la Comunidad de edificios multifamiliares de Aguada La Piedra, a unos 15 kilómetros de su Samá agredido, del sitio donde Alpha 66 y sus pandilleros intentaron sembrar el terror 38 años atrás.

A su memoria vienen instantes de aquella trágica noche, de cuando los impactos de las balas asesinas intentaron cegarle su adolescencia, del ajetreo y los ingresos en los centros hospitalarios, así como de las esmeradas atenciones recibidas por médicos y enfermeras para devolverle su sonrisa.

Tanto él, como ella, y los pobladores de ese punto de la geografía cubana, miran fijamente hacia lo infinito del mar en busca de los agresores, de los terroristas, de los criminales y de quienes una noche de octubre intentaron apagar las luces y la esperanza de hombres, mujeres y niños que disfrutan y labran el presente y aseguran con dignidad plena el futuro.

Boca de Samá es todo un tribunal y en las voces de sus habitantes, especialmente de Carlos Escalante y Nancy Pavón, estará siempre el clamor condenatorio contra el terrorismo y a quienes lo patrocinan como prácticas de estos tiempos.  

.
 

Déjenos su opinion sobre lo que acaba de leer. Le invitamos al debate con nuestra comunidad de lectores
Su nombre:
Email (opcional):
Titulo de su comentario :
 
Su Opinion:
Codigo de Verificación
 

 

Existen 0 Opiniones de otros lectores sobre el mismo tema

 

 

En esta misma seccion: antiterroristas
 Casi tres mil víctimas cubanas por hostilidad estadounidense
 Rechaza Cuba inclusión en la lista negra de EE.UU.
 Ciberataque contra testigo clave en juicio a Posada
 Boca de Samá no olvida
 Califica Di Celmo de absurda acusación a Cuba de terrorista
 Revelan acciones contra Cuba durante gobierno de Nixon
 Boca de Samá, víctima del terrorismo
 Condena Parlamento cubano maniobra anticubana de EE.UU.
 Boca de Samá no olvida aquel ataque terrorista
 Rechazo a decisión estadounidense marca semana en Cuba
 Cumbre NOAL pide extradición de Posada Carriles
 Al descubierto planes subversivos de EE.UU.
 The Washington Post niega que Cuba sea terrorista
 Reitera Venezuela demanda de excarcelar a Los Cinco
 Emplaza Cuba a EEUU para que actúe contra terrorista Posada
 El mamut y la guerra
 La herida abierta de Boca de Samá
 Boca de Samá alza su voz contra el terrorismo.
 Abogado de Posada Carriles vetó a candidatos al jurado
 El seguro riesgo de vivir en Miami
 Las bombas no entienden de esperanzas
 Desde Boca de Samá contra el terrorismo
 Cubanos en Miami condenan acto terrorista en Coral Gables
 Mensaje de Los Cinco Héroes
 Boca de Samá no olvida el ataque terrorista
 Inicio | HOLGUIN | CUBA | PRIMER PLANO | EDUCACION | DEPORTES | CIENCIA COTIDIANA | SALUD | CULTURA | CIENCIA-TECNICA | COMENTANDO | FOTORREPORTAJE | HISTORIA | TRADICIONES | ENTREVISTAS |  Canal RSSContactos

editor@telecristal.icrt.cu - telf: 423610. /  Tirso Mastrapa Ardite, editor jefe - tirso@telecristal.icrt.cu


Última Actualización: 23/01/2018 01:22:18 PM GMT-05:00
Diseño y Programación: VirtuArte